De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2021-05-30 / 15:04:18
¡Ya dejen de culpar a Mefistófeles!
“En el interior del ser humano está la raíz del bien y del mal …”
Hace poco el Papa Francisco, en alusión a los “senderos torcidos” y a las tentaciones impropias, manifestó en un lenguaje figurado que “… la lucha entre el bien y el mal se lleva a cabo dentro de nosotros… Cada uno de nosotros está en lucha diariamente, porque la esencia del mal es destruir… Tenemos que estar siempre en guardia, en lucha permanente contra el engaño, contra la seducción… Detrás de cada rumor hay celos y envidia; los rumores y las mentiras son las armas del ente maligno…” A mi modo de entender el aludido mensaje, el Pontífice de manera sutil emite su discurso subliminal, entendiendo que ante los avances científicos y el desarrollo tecnológico, la alegoría medieval de Luzbel, del ángel rebelde, está rebasada por las circunstancias.



Resulta inconcebible que en estos tiempos del siglo XXI haya personas que todavía crean a pie juntillas en la existencia de un ser maligno que asedia permanentemente a la humanidad. Es frecuente escuchar la reseña de objetos o ritos para preservarse de la influencia de Satanás. También se propala en algunos medios de comunicación lo inherente a los ritos satánicos y a los ceremoniales sombríos donde se perpetran verdaderas salvajadas humanas. Pareciera que los avances tecnológicos y científicos de los siglos XIX y XX no han podido obnubilar esas etapas cavernícolas de los siglos XIII, XIV, XV y XVI, cuando las autoridades medievales emprendieron una verdadera persecución contra supuestos adoradores del rey de las tinieblas. Fueron períodos oscuros y horrendos de martirio y de muerte cruel contra los llamados brujos y brujas, con la anuencia y contubernio del Estado y de la Iglesia.



Los enterados aportan que durante los siglos XIX y XX hubo un proceso de “desdiabolización”, o sea que la figura demoníaca pasó a ser por un tiempo una mera referencia ante los progresos del orden cultural y científico, así como también merced a la aparición de concepciones religiosas de avanzada, más acordes a los momentos contemporáneos. Sólo que ante el vertiginoso crecimiento de otras ideologías, credos y sectas, el Papa Paulo VI en 1972 expresó, para beneplácito de los ultraconservadores apostólicos, lo siguiente: “Tengo la sensación de que el humo de Satanás penetró en el templo de Dios por alguna hendidura en la iglesia…”. Ese fue el impulso para que nuevamente “el ángel rebelde” regresara a la escena y siguiera siendo el pretexto de muchos individuos para hacerlo responsable de sus fechorías y desviaciones. Fue lamentable que los anhelos humanísticos e incluyentes de Juan XXIII, el Papa Bueno, se



hayan ido al archivo de las buenas intenciones y que se instaurara de nueva cuenta la conducta ortodoxa de la Santa Sede y el irracional temor a Belcebú y a los humeantes infiernos.



Ante toda esa orquestación de patrañas, de mitos y de cuestiones risibles habrá que instrumentar, como comunidad pensante y crítica, acciones apoyadas en la ciencia, en el entendido de que ésta parte de la inteligencia del ser humano y que la misma es el efecto de un proceso mental cuyo objetivo medular es encontrar explicación a los fenómenos naturales. Los conocimientos emanados de una investigación, a través de la observación, de la experimentación y de la formulación de hipótesis, se oponen plenamente a esas fantasías mefistotélicas de la gente temerosa, ignorante y controlada por los altos mandos religiosos. Un especialista en la materia, precisa: “El Vaticano se está quedando sin aliento frente al Islam, las nuevas sectas y las múltiples creencias que van del ocultismo a la curación milagrosa, pasando por el espiritismo, la numerología o la astrología… Aparentemente la expresión religiosa dominante está decidida a utilizar de nuevo al diablo para luchar contra tantos competidores y reconquistar así mentes y corazones”. Por lo pronto, a contracorriente como lo expresé al principio, el sorprendente pontífice Francisco I está procediendo acorde a los tiempos actuales. Con su sensibilidad humanística, sentido crítico y con su afán de servicio es casi seguro continuará con su singular política y con directrices innovadoras que en el pasado plasmó en sus Encíclicas su antecesor insigne, el Papa Juan XXIII.



No pretendo ser adivino, pero a mi modo de ver la ciencia, poco a poco, va ganando terreno en el accionar de la humanidad y la iglesia tradicional está perdiendo poder, pues si bien la ciencia no posee todas las respuestas, sí tiene las herramientas básicas para desmentir unos cuantos de los hechos que los “textos sagrados” se ven obligados a defender, para salvaguardar la golpeteada credibilidad eclesiástica. Hay que tener presente que la ciencia busca la superación del hombre por el hombre mismo, no con el auxilio discutible de una entidad divina. “No es necesario partir de un ser omnipresente para que la humanidad siga su curso significativo. Los valores universales son un baluarte a considerar. No se vale vivir con miedo y a base de supuestos discutibles hablar de un juicio sumario final, de un cielo y de un infierno eternos…”



______________________________



Atentamente



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga.

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• ¿Se sostendrá Morena o triunfará el bloque opositor? 2021-02-15
• ¿Regresaremos al “mundo jurásico”? 2021-02-07
• Huatusco, en mi mente y corazón 2021-01-30
• Votaciones intermedias: ¡la moneda está en el aire! 2021-01-25
• El triunfo de un pundonoroso púgil irlandés. 2021-01-16
• Unas píldoras de reflexión y compromiso 2021-01-12
• Compromisos y retos para el año 2021. 2021-01-04
• La Navidad: dos mensajes y un posicionamiento político 2020-12-29
• Reflexiones en derredor de este período navideño 2020-12-21
• ¡Que la ciencia irradie a las nuevas generaciones! 2020-12-15
• La Benemérita, a 134 años de existencia. 2020-12-07
• Joven talentosa, competitiva y audaz 2020-11-30
• La Benemérita, a 134 años de existencia 2020-11-24
• “Hay que ser sabios…”, congruentes y prudentes 2020-11-16
• “Zopilote” antimaderista caído en Chavaxtla. 2020-11-09
• Las series mundiales y los Dodgers. 2020-11-03
• Felipe, ser leal y hombre sencillo 2020-10-27
• ¿Están en la misma frecuencia el Papa y los sacerdotes de México? 2020-10-19
• El juicio a expresidentes y una “encuesta doméstica” 2020-10-12
• ¡Hasta el Papa cosecha “fuego amigo”! 2020-10-06
• Para transformar a México, ¿avanzamos o frenamos? 2020-09-27
• ¡A 55 años de un acontecimiento guerrillero! 2020-09-22
• Felipe de Jesús, el “manitas sucias y sangrientas”. 2020-09-19
• Una serie coreana reveladora 2020-09-12
• Una húmeda remembranza infantil. 2020-09-05
• ¿Repetirá Trump o triunfará Biden? 2020-09-01
• Es sencillo: ¡déjenlos ser! 2020-08-26
• Lozoya y su moderna caja de Pandora. 2020-08-20
• El IPE, entre zozobras y esperanzas 2020-08-15
• Un huatusqueño distinguido y gentil. 2020-08-08
• ¿Por qué soy, pienso y procedo así? 2020-08-02
• BENV: 28 años de logros, retos y compromisos 2020-07-26
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-19
• Rébsamen, ariete de la reforma educativa (siglo XIX). 2020-07-12
• Raúl Vera, “el que camina con quien padece” 2020-07-06
• ¡A preservar la casa que todos habitamos! 2020-06-29
• A medio siglo del mundial “México 70” 2020-06-20
• ¡Fuera tinieblas, que irrumpa la luz! 2020-06-15
• ¡Ánimo, nos veremos en los próximos comicios (2021 y 2022)! 2020-06-08
• El Coronavirus “descobijó” a Donald Trump 2020-05-31
• Entre penas y recuerdos 2020-05-24
• El Covid-19 y mis nietos. 2020-05-20
• El Covid-19 y mis nietos 2020-05-18
• Un pugilista portentoso 2020-05-12
• ¡La naturaleza no olvida, siempre sanciona! 2020-05-05
• “Temporada de zopilotes”, en el siglo XXI 2020-04-27
• La pandemia, “como anillo al dedo” 2020-04-20
• Ante la emergencia, la necesaria unidad nacional 2020-04-12
• El coronavirus y la cuarentena 2020-04-06
• La pugna EEUU-CHINA y en coronavirus 2020-03-28
• En el vuelo del águila 2020-03-23
• Esos machos: ¿Quién tira la primera piedra? 2020-03-18
• El Rey Midas “del chayote” 2020-03-09
• La aventura de un singular anciano 2020-03-01
• En contra del sadismo escolar. 2020-02-26
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• La ciencia y la educación 2018-03-07
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010