De Veracruz al mundo
EROS ORTEGA RAMOS
Eros Ortega Ramos
2021-08-27 / 19:55:19
COMPAÑERE y la identidad de género no binaria
“La indignación de Andra Escamilla ante un varón que deliberadamente la llamó -compañera-”
Hace algunos días se viralizó un polémico video en las redes sociales en el que una persona que se autodenomina como “no binaria” exigía con un llanto desgarrador en plena clase virtual de “Redes logísticas inteligentes” que se le dijera “compañere” en vez de “compañera”, ya que no se define ni como mujer, ni como varón, sino como un ser humano “no binario” o probablemente de “género fluido”. El nombre de esta persona es Andra Escamilla y a partir de haberse dado a conocer dicho video ha sido objeto de burlas y calificativos despectivos por haber estallado contra uno de sus compañeros de clase, quien ignoró por completo su identidad de género adoptada, a pesar de que en el recuadro de su imagen en la plataforma Zoom se especificaban los pronombres con los que quería ser aludida: “elle” y “él”.



Al grito de “¡No soy tu compañera, soy tu compañere!”, el consternado estudiante ofreció disculpas llamándole de la forma en como esta persona le había solicitado entre sollozos. Inmediatamente después de haberse disculpado, el compañero prosiguió con el mensaje hacia los demás compañeros (y compañeras o compañeres, según sea el caso) respecto al huracán que había azotado algunas regiones del país. Para sorpresa tanto del compañero que cometió el error de llamarle compañera a su compañere, como de los testigos que en ese momento presenciaron la tremenda discusión, el video no tardó en viralizarse para inundar las redes sociales de todo tipo de comentarios, tanto a favor como en contra de la actitud de Escamilla.



Ante esto, elle respondió a los embates de la vox populi en su cuenta oficial de TikTok con entereza y sin titubear, expresando que había recibido un sinfín de comentarios de acoso y burlas hacia su persona, pero que no le interesaba en lo más mínimo lo que pensaran de -él- (pronombre con el cual también quiere ser llamade) ya que no descansaría en su lucha por defender el bienestar y la integridad de la comunidad LGBTTTIQA+: “Recibí muchos comentarios de acoso y cosas bastante feas. A mí no me importa lo que digan de mí o lo que piensen, pero hay personitas a las que sí, compañeres de la comunidad Lgbtq+ a los que sí les afectó […] El acoso y el ciberbullying son cosas serias que pueden quitar vidas” (LaNación, 26/VIII/21). La imagen de elle/él se muestra a continuación:



Fuente: https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/no-soy-tu-companera-soy-tu-companere-el-llanto-de-una-persona-no-binaria-en-plena-clase-virtual-nid26082021/



Pero la narración de los hechos no terminó ahí, ya que elle/él también comentó que esta lamentable situación ya llevaba tiempo suscitándose:



“Durante mis trece meses en la universidad y antes en la prepa siempre me han tratado de ‘ella’, pero mi pronombre es ‘elle’. Si les molesta, también está ‘él’. Y está bastante fácil: está en mi nombre de Zoom y en mi fondo […] “También me habían llamado ‘ella’ otras tantas veces” (LaNación, 26/VIII/21).



Hasta este punto del presente artículo de opinión considero necesario enfatizar en la definición de identidad de género, ya que como anteriormente expliqué, nos encontramos ante una persona que adoptó una identidad no binaria:



“Vivencia interna e individual del género, tal como cada persona la siente, misma que puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer. Incluye la vivencia personal del cuerpo, que podría o no involucrar la modificación de la apariencia o funcionalidad corporal a través de tratamientos farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida. También incluye otras expresiones de género como la vestimenta, el modo de hablar y los modales. Se desarrolla, por lo general, entre los 18 meses y los tres años de edad” (CONAPRED, 2016: 23).



Por otra parte, la identidad de género no binaria hace referencia a aquella identidad que no se reconoce dentro del espectro masculino o femenino y, por consiguiente, aquella persona que la adopta no se identifica ni autopercibe a sí misma con un género absoluto, binario o dicotómico propio de un hombre o de una mujer. Fernando Guzmán Aguilar, en un órgano informativo de la propia UNAM, fue muy certero al respecto:



“Así como la diversidad sexual humana incluye a heterosexuales, lesbianas, gays, bisexuales, pansexuales o asexuales, también hay distintos géneros, no sólo masculino y femenino. También, por ejemplo, hay personas no binarias. En la calle, la pasarela, la oficina o a la universidad se visten y se arreglan indistintamente con prendas, maquillajes y objetos considerados socialmente femeninos o masculinos, como aretes, rímel y faldas mezclados fluidamente con sacos largos y botines. Son personas no binarias. Visten así para ser reconocidas y para denunciar al régimen heteronormativo que los margina y excluye. Alzan la voz a través del atavío y del lenguaje de la denuncia y del reclamo de sus derechos humanos” (GacetaUNAM, 24/VI/21).



Lo cierto es que después de todo el escándalo que explotó en las redes sociales a partir de que a algún irresponsable se le ocurrió la lamentable idea de exhibir a la compañere, el género no binario se implantó en la conversación actual como pocas veces en los últimos años, despertando varias dudas en torno a un pronombre en particular con el cual la afectade exige ser llamade ya que, si observa con atención el video en donde aparece gritando, se podrá dar cuenta de que aparece “ÉL”, que con base en la Real Academia Española (RAE), se refiere a la “Forma masculina del pronombre personal tónico de tercera persona del singular. Pese a ser un



monosílabo, debe llevar tilde para distinguirse del artículo el (→ tilde2, 3.1): «Él tenía el poder» (Mastretta Vida [Méx. 1990])” (RAE, 2005). ¿Pero acaso no se suponía que la compañere se identifica con una identidad de género no binaria en la que no existe un espectro masculino como tal? ¿Por qué entonces no tolera en ninguna circunstancia que le digan “compañera” pero no tiene problema alguno si se refieren a elle con el pronombre masculino “él”? El lenguaje inclusivo (¿O inclusive?) sigue dando mucho de qué hablar.



Gracias por su lectura.



Twitter: @erosuamero



Facebook: Eros Ortega Ramos



Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com



*El autor es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana y maestrante en Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• El anciano feminicida 2021-05-24
• Stormy; el niño transgénero de dos años 2021-05-13
• La crisis mundial 2021-05-10
• El filicidio; cuando los padres se convierten en la más grande amenaza 2021-04-29
• El curioso caso del “hombre embarazado” 2021-04-25
• El fallecimiento de María del Valle González López por un aborto legal 2021-04-16
• La farsa del discurso ecologista 2021-04-12
• El asesinato de Victoria Esperanza Salazar 2021-03-31
• El trastorno de identidad de la integridad corporal 2021-03-27
• De la censura a la cultura de la cancelación 2021-03-26
• De la censura a la cultura de la cancelación 2021-03-21
• 8M y la radicalización de la protesta 2021-03-11
• Los baños de pueblo de Ricardo Anaya 2021-03-06
• Disney y su lucha contra el racismo desapercibido 2021-02-25
• La transexualidad en el deporte 2021-02-16
• La ley de plásticos en la CDMX y su intromisión en la intimidad femenina 2021-02-11
• La captura del Gober Precioso 2021-02-06
• La polémica por el comportamiento indebido de Vicente Fernández 2021-01-28
• Trump y Biden: de censuras y ascensos 2021-01-22
• La crisis del STC 2021-01-14
• De López Gatell y Donald Trump; las pifias evitables 2021-01-07
• El aborto legal en la Argentina 2021-01-04
• La designación de Delfina Gómez como nueva titular de la SEP 2020-12-23
• Covid-19 y la negación de lo evidente 2020-12-18
• El lenguaje incluyente ahora en animales 2020-12-11
• Maradona y su legado ambivalente 2020-12-04
• El radicalismo del discurso de la no violencia 2020-11-26
• “Becas para todes”; el lenguaje inclusivo y su imposibilidad para el cambio 2020-11-20
• La represalia contra la protesta feminista en Cancún 2020-11-12
• La delgada y sexista línea que separa el coqueteo del acoso sexual 2020-11-05
• La indignación feminista por una ofrenda destruida 2020-10-28
• El capitalismo y su apropiación del discurso de la diversidad 2020-10-23
• La polémica por la eliminación de los fideicomisos públicos 2020-10-15
• La violencia contra los hombres; una grave problemática social invisibilizada 2020-10-09
• El feminicidio de Jessica González Villaseñor 2020-10-05
• FRENAAA y la oposición claudicante 2020-09-25
• Los premios Óscar y la inclusión forzada 2020-09-18
• La polémica por la toma de la CNDH 2020-09-10
• Luisito Comunica y su “apología de la violación” 2020-09-02
• Lozoya y el engranaje de corrupción prianista 2020-08-31
• El curioso caso de Felipe Calderón Hinojosa 2020-08-14
• Oaxaca y su combate a la obesidad infantil 2020-08-10
• Emilio Lozoya y el legado priista de corrupción 2020-08-03
• ¿Cómo se declara una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres? 2020-07-24
• El calvario de Lydia Cacho en su lucha contra la pederastia en México 2020-07-17
• La visita de AMLO a la Casa Blanca 2020-07-10
• A dos años del triunfo del presidente incómodo 2020-07-03
• Gilberto Lozano y su caravana motorizada contra AMLO 2020-06-26
• Chumel Torres y el descalabro del CONAPRED 2020-06-19
• Las fake news y la oposición resentida 2020-06-12
• La muerte de George Floyd y la indignación estadounidense 2020-06-04
• El “violento” de Hugo López-Gatell y el discurso victimista del PAN 2020-05-29
• La solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México 2020-05-22
• La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México y su relegitimación de la justicia penal 2020-05-15
• La inacción de AMLO 2020-05-07
• El aumento de la violencia por el Covid-19 2020-05-01
• Ricardo Salinas Pliego y su indiferencia ante la contingencia sanitaria 2020-04-24
• La educación en los tiempos del Covid-19 2020-04-17
• La educación en los tiempos del Covid-19 2020-04-16
• La ansiedad en los tiempos del Covid-19 2020-04-09
• Del Covid-19, la ignominia de Salinas Pliego y el saludo de AMLO 2020-04-02
• Covid-19; una pandemia para reflexionar 2020-03-24
• El Covid-19 y la indestructible idiosincrasia del mexicano 2020-03-19
• Reflexiones en torno a las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer 2020-03-11
• El oportunismo de “México Libre” en la apropiación de movimientos sociales 2020-03-07
• El asesinato de Fátima y la propuesta de “Un día sin mujeres” 2020-02-25
• Violencia de género en la UNAM; acoso y hostigamiento sexual 2020-02-20
• El feminicidio de Ingrid “N” 2020-02-12
• México y su vulnerabilidad ante el nuevo coronavirus 2020-02-07
• AMLO y su avión presidencial 2020-01-30
• El drama de la Caravana Migrante 2020-01-23
• Las lecciones que nos dejó el tiroteo en Torreón 2020-01-13
• El capricho de Trump 2020-01-09
• La impunidad de Felipe Calderón 2020-01-02
• El calvario de Mario Villanueva Madrid 2019-12-30
• Los nexos con el narcotráfico de Genaro García Luna 2019-12-19
• La polémica por el general Zapata feminizado 2019-12-12
• La estafa del Knotfest México 2019 2019-12-05
• La polarización que desató la marcha feminista 2019-11-27
• La polémica que desató Mon Laferte 2019-11-21
• La renuncia de Evo Morales 2019-11-13
• La lamentable censura de la UNESCO 2019-11-11
• Los cabos sueltos del caso Culiacán 2019-11-04
• El descalabro de AMLO 2019-10-26
• Joker y la maleabilidad de la opinión pública “Cuando al espectador se le dice qué ver, cómo verlo, y cuándo verlo” 2019-10-18
• Greta Thunberg y la farsa del activismo social 2019-10-08
• Lo que dejó la marcha a favor del aborto en la CDMX 2019-10-02
• El error de la piloto de Interjet en la era del linchamiento mediático 2019-09-23
• La polémica que desata la Identidad de Género (Parte 1) 2019-09-17
• La opinión pública ante el Primer Informe de Gobierno de AMLO 2019-09-09
• La justicia para algunos es la desgracia para otros 2019-08-06
• El drama de los aspirantes rechazados 2019-07-28
• Un ojo por un cajón de estacionamiento 2019-07-14
• El caso de Raymundo y la explotación laboral 2019-07-07
• Los estudiantes de cristal 2019-06-21
• La intentona del “uniforme neutro” 2019-06-13
• El “Pueblo Mágico” de Ecatepec de Morelos 2019-06-02
• El daño que dejó la huelga en la UAM 2019-05-13
• El negocio del Coaching 2019-04-23
• El negocio del Coaching 2019-04-18
• El Performance como forma de protesta en la actualidad 2019-04-14
• La petición de AMLO 2019-04-02
• El feminismo radical que llegó para ¿Quedarse? 2019-03-24
• El rezago educativo mexicano 2019-03-12
• A 100 días del gobierno de AMLO 2019-03-07
• El fenómeno Yalitza Aparicio 2019-02-18
• Explosión en Tlahuelilpan; una desgracia para reflexionar 2019-02-03
• La enseñanza que deja el combate al huachicoleo 2019-01-21
• La ignominia del EZLN 2019-01-08
• El error de AMLO 2018-12-29
• La austeridad que no llega a la SCJN 2018-12-19
• Los primeros días de AMLO como Presidente Constitucional de México 2018-12-10
• Las consultas ciudadanas de AMLO 2018-11-26
• La sospechosa muerte de Héctor Beltrán Leyva 2018-11-19
• La ignominia de la “Marcha fifí” 2018-11-05
• La inviabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de México 2018-10-29
• La migración en México; un análisis sociológico 2018-10-22
• Los feminicidios del “Monstruo de Ecatepec” 2018-10-12
• 50° aniversario de la matanza estudiantil en Tlatelolco 2018-10-09
• Linchamientos en México; una grave problemática social en ascenso 2018-09-23
• El último grito de independencia de Enrique Peña Nieto 2018-09-19
• Agresión de porros en Ciudad Universitaria 2018-09-09
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010