De Veracruz al mundo
EROS ORTEGA RAMOS
Eros Ortega Ramos
2019-10-02 / 16:12:59
Lo que dejó la marcha a favor del aborto en la CDMX
“¡Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo!”






Por Eros Ortega Ramos*



La tarde del día sábado 28 de septiembre del año en curso, en el marco del Día de Acción Global por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, se convocó a una marcha a favor de la interrupción legal del embarazo en la Ciudad de México. El colectivo de aproximadamente dos mil mujeres, mismas que como parte de su atuendo portaban pañuelos verdes en sus cuellos y alguna prenda de color morado, partió desde las 17:00 horas del Monumento a la Madre con dirección hacia el Zócalo Capitalino, pasando por Avenida de los Insurgentes hasta llegar a Paseo de la Reforma, lugar en donde se incorporó un grupo de aproximadamente setenta mujeres encapuchadas que, como era de esperarse, provocó daños a los distintos inmuebles que se encontraban a su paso.



Tal y como pasó en la marcha feminista convocada a mediados del mes de agosto del año en curso, decenas de mujeres con los rostros ocultos realizaron destrozos en varios monumentos que se interponían en su camino, como ejemplo más significativo de esto tenemos la Cámara de Comercio, ubicada sobre Reforma, a la cual le prendieron fuego, así como también de nueva cuenta a algunas estaciones del Metrobús. A esto hay que aumentarle que nuevamente agredieron a todos aquellos desafortunados hombres (incluyendo a periodistas) que tuvieron la desdicha de caminar por estos rumbos de anarquía y rabia social en un momento en el que estas personas estaban haciendo valer su derecho a la libertad de expresión: “Durante la manifestación, diversos medios de comunicación fueron agredidos por mujeres con el rostro cubierto con máscaras que portaban pistolas que usaron como rociadores de pintura y gasolina que en diversas ocasiones fueron lanzadas contra camarógrafos y fotógrafos. Las encapuchadas también traían máquinas de choques eléctricos para amenazar e incluso aplicar contra representantes de los medios que realizaban su trabajo” (Excélsior, 29/XIX/19). La imagen del inmueble afectado se muestra a continuación:



Fuente: https://www.excelsior.com.mx/comunidad/otra-vez-causan-destrozos-el-vandalismo-opaca-protesta-feminista-en-la-cdmx/1338965#view-1



La movilización estuvo custodiada permanentemente por elementos (en su mayoría mujeres) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana quienes permanecieron resguardando la integridad de las manifestantes, mismas que en todo momento impidieron el libre tránsito y la participación de ajenos en la marcha. Cabe destacar que en ninguna ocasión se hizo uso de la fuerza para neutralizar las agresiones de las cuales fueron víctimas los propios elementos de seguridad, así como el vandalismo que afectó a comercios y establecimientos.



Sobre Avenida Juárez, el antimonumento feminista fue la penúltima parada de aproximadamente 16 colectivos que recordaron a las mujeres que han sido víctimas de la violencia feminicida, al igual que aquellas que han perdido la vida debido a la práctica de abortos clandestinos. Casi para finalizar: “Al arribar a la plancha del Zócalo las lideresas de los 16 contingentes leyeron sus peticiones, entre las cuales está la despenalización del aborto en las 30 entidades de la República restantes para que en todo el país sea legal la interrupción legal del embarazo, también pidieron la liberación de mujeres que se encuentran presas por abortar” (Excélsior, 29/XIX/19).



Considero que llegado a este punto, es importante dejar de reducir el debate sobre el aborto a un marco binario de análisis estilo “blanco-negro”, el cual reproduzca la idea de que si no se está a favor del mismo, se está totalmente en contra de manera radical. El hecho de argumentar, por ejemplo, que se ésta a favor de respetar la vida en gestación, llámesele conjunto de células, embrión, feto o bebé, no quiere decir que no existan otras variables como la violación, las enfermedades congénitas o el embarazo de alto riesgo, que exceptúen la inducción de un aborto en casos específicos. He ahí la importancia de la tolerancia ante la pluralidad de causantes, perspectivas y puntos de vista que debe de haber ante un tema tan polémico como lo es el aborto.



Pero parece ser que vamos en retroceso, y no me refiero a si se despenaliza el aborto o no en todo el país (el cual es un tema que no nos atañe analizar en esta ocasión), tal y como sucedió en el estado de Oaxaca, muy independientemente de mi postura en contra del mismo cuando se usa como método anticonceptivo, sino al linchamiento mediático al cual se expone toda aquella persona que ose de cuestionarlo en estos tiempos de “liberalismo”, censura y corrección política.



El feminismo radical, tal y como lo he venido exponiendo a lo largo de diferentes artículos de opinión pasados, es uno de los principales culpables de la llamada "guerra entre los sexos" entre hombres y mujeres, misma que es analizada por la antropóloga feminista Marta Lamas en su más reciente libro**, como una de las máximas representaciones de esta corriente feminista que tiene su génesis en los Estados Unidos por allá de los años 70'S. Con lo dicho anteriormente es probable que usted se pregunte: ¿Por qué hago mención de esto? Y es por la sencilla razón de que aún hay activistas (si es que se les puede llamar así) que están empeñadas en excluir y condenar al hombre, únicamente por su condición de ¡SER HOMBRE!



En una lucha de estas dimensiones sociopolíticas. ¿Acaso no sería mejor unir fuerzas al interior de un movimiento social como éste en vez de dividirlas? Yo estoy seguro que sí. El feminismo radical es un feminismo en específico que divide y engendra odio entre mujeres y hombres, como se ejemplifica con la siguiente declaración: "La presencia de hombres, si bien no a todas, pero a muchas les ocasiona mucho conflicto. En este tipo de marchas, de movimientos, a menudo hay mujeres que han sido víctimas de violencia machista, de violencia por parte de hombres y en muchas ocasiones la pura presencia de un hombre puede resultar bastante agresiva" (dicha declaración anteriormente citada la puede encontrar en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=wr1snwYfSw0) ¿O sea que únicamente basta con la presencia de un hombre para sentirse agredidas? ¿Es válido generalizar argumentando que todos los hombres son agresores en potencia sólo porque algunas mujeres fueron víctimas de algún tipo de violencia anteriormente? ¿Esto justifica la posterior agresión hacia cualquier hombre en “defensa propia”? Pero no sólo pone sobre la mesa interrogantes de esta naturaleza, ya que también, tal y como de manera magistral sostiene Lamas; reproduce un discurso mujerista/victimista que intenta eliminar la presunción de inocencia que por derecho tiene el hombre ante difamaciones, persecuciones mediáticas e intereses personales. Por eso insisto e insistiré: respetemos la libertad de expresión y evitemos juzgar y condenar a quien no piensa como nosotros.



Gracias por su lectura.



Twitter: @erosuamero



Facebook: Eros Ortega Ramos



Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com



*El autor es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana y actual estudiante de la Maestría en Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México



**Lamas, Marta. (2018). Acoso. ¿Denuncia legítima o victimización? México: Fondo de Cultura Económica, 182 pp.

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• La polémica por el comportamiento indebido de Vicente Fernández 2021-01-28
• Trump y Biden: de censuras y ascensos 2021-01-22
• La crisis del STC 2021-01-14
• De López Gatell y Donald Trump; las pifias evitables 2021-01-07
• El aborto legal en la Argentina 2021-01-04
• La designación de Delfina Gómez como nueva titular de la SEP 2020-12-23
• Covid-19 y la negación de lo evidente 2020-12-18
• El lenguaje incluyente ahora en animales 2020-12-11
• Maradona y su legado ambivalente 2020-12-04
• El radicalismo del discurso de la no violencia 2020-11-26
• “Becas para todes”; el lenguaje inclusivo y su imposibilidad para el cambio 2020-11-20
• La represalia contra la protesta feminista en Cancún 2020-11-12
• La delgada y sexista línea que separa el coqueteo del acoso sexual 2020-11-05
• La indignación feminista por una ofrenda destruida 2020-10-28
• El capitalismo y su apropiación del discurso de la diversidad 2020-10-23
• La polémica por la eliminación de los fideicomisos públicos 2020-10-15
• La violencia contra los hombres; una grave problemática social invisibilizada 2020-10-09
• El feminicidio de Jessica González Villaseñor 2020-10-05
• FRENAAA y la oposición claudicante 2020-09-25
• Los premios Óscar y la inclusión forzada 2020-09-18
• La polémica por la toma de la CNDH 2020-09-10
• Luisito Comunica y su “apología de la violación” 2020-09-02
• Lozoya y el engranaje de corrupción prianista 2020-08-31
• El curioso caso de Felipe Calderón Hinojosa 2020-08-14
• Oaxaca y su combate a la obesidad infantil 2020-08-10
• Emilio Lozoya y el legado priista de corrupción 2020-08-03
• ¿Cómo se declara una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres? 2020-07-24
• El calvario de Lydia Cacho en su lucha contra la pederastia en México 2020-07-17
• La visita de AMLO a la Casa Blanca 2020-07-10
• A dos años del triunfo del presidente incómodo 2020-07-03
• Gilberto Lozano y su caravana motorizada contra AMLO 2020-06-26
• Chumel Torres y el descalabro del CONAPRED 2020-06-19
• Las fake news y la oposición resentida 2020-06-12
• La muerte de George Floyd y la indignación estadounidense 2020-06-04
• El “violento” de Hugo López-Gatell y el discurso victimista del PAN 2020-05-29
• La solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México 2020-05-22
• La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México y su relegitimación de la justicia penal 2020-05-15
• La inacción de AMLO 2020-05-07
• El aumento de la violencia por el Covid-19 2020-05-01
• Ricardo Salinas Pliego y su indiferencia ante la contingencia sanitaria 2020-04-24
• La educación en los tiempos del Covid-19 2020-04-17
• La educación en los tiempos del Covid-19 2020-04-16
• La ansiedad en los tiempos del Covid-19 2020-04-09
• Del Covid-19, la ignominia de Salinas Pliego y el saludo de AMLO 2020-04-02
• Covid-19; una pandemia para reflexionar 2020-03-24
• El Covid-19 y la indestructible idiosincrasia del mexicano 2020-03-19
• Reflexiones en torno a las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer 2020-03-11
• El oportunismo de “México Libre” en la apropiación de movimientos sociales 2020-03-07
• El asesinato de Fátima y la propuesta de “Un día sin mujeres” 2020-02-25
• Violencia de género en la UNAM; acoso y hostigamiento sexual 2020-02-20
• El feminicidio de Ingrid “N” 2020-02-12
• México y su vulnerabilidad ante el nuevo coronavirus 2020-02-07
• AMLO y su avión presidencial 2020-01-30
• El drama de la Caravana Migrante 2020-01-23
• Las lecciones que nos dejó el tiroteo en Torreón 2020-01-13
• El capricho de Trump 2020-01-09
• La impunidad de Felipe Calderón 2020-01-02
• El calvario de Mario Villanueva Madrid 2019-12-30
• Los nexos con el narcotráfico de Genaro García Luna 2019-12-19
• La polémica por el general Zapata feminizado 2019-12-12
• La estafa del Knotfest México 2019 2019-12-05
• La polarización que desató la marcha feminista 2019-11-27
• La polémica que desató Mon Laferte 2019-11-21
• La renuncia de Evo Morales 2019-11-13
• La lamentable censura de la UNESCO 2019-11-11
• Los cabos sueltos del caso Culiacán 2019-11-04
• El descalabro de AMLO 2019-10-26
• Joker y la maleabilidad de la opinión pública “Cuando al espectador se le dice qué ver, cómo verlo, y cuándo verlo” 2019-10-18
• Greta Thunberg y la farsa del activismo social 2019-10-08
• El error de la piloto de Interjet en la era del linchamiento mediático 2019-09-23
• La polémica que desata la Identidad de Género (Parte 1) 2019-09-17
• La opinión pública ante el Primer Informe de Gobierno de AMLO 2019-09-09
• La justicia para algunos es la desgracia para otros 2019-08-06
• El drama de los aspirantes rechazados 2019-07-28
• Un ojo por un cajón de estacionamiento 2019-07-14
• El caso de Raymundo y la explotación laboral 2019-07-07
• Los estudiantes de cristal 2019-06-21
• La intentona del “uniforme neutro” 2019-06-13
• El “Pueblo Mágico” de Ecatepec de Morelos 2019-06-02
• El daño que dejó la huelga en la UAM 2019-05-13
• El negocio del Coaching 2019-04-23
• El negocio del Coaching 2019-04-18
• El Performance como forma de protesta en la actualidad 2019-04-14
• La petición de AMLO 2019-04-02
• El feminismo radical que llegó para ¿Quedarse? 2019-03-24
• El rezago educativo mexicano 2019-03-12
• A 100 días del gobierno de AMLO 2019-03-07
• El fenómeno Yalitza Aparicio 2019-02-18
• Explosión en Tlahuelilpan; una desgracia para reflexionar 2019-02-03
• La enseñanza que deja el combate al huachicoleo 2019-01-21
• La ignominia del EZLN 2019-01-08
• El error de AMLO 2018-12-29
• La austeridad que no llega a la SCJN 2018-12-19
• Los primeros días de AMLO como Presidente Constitucional de México 2018-12-10
• Las consultas ciudadanas de AMLO 2018-11-26
• La sospechosa muerte de Héctor Beltrán Leyva 2018-11-19
• La ignominia de la “Marcha fifí” 2018-11-05
• La inviabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de México 2018-10-29
• La migración en México; un análisis sociológico 2018-10-22
• Los feminicidios del “Monstruo de Ecatepec” 2018-10-12
• 50° aniversario de la matanza estudiantil en Tlatelolco 2018-10-09
• Linchamientos en México; una grave problemática social en ascenso 2018-09-23
• El último grito de independencia de Enrique Peña Nieto 2018-09-19
• Agresión de porros en Ciudad Universitaria 2018-09-09
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010