De Veracruz al mundo
EROS ORTEGA RAMOS
Eros Ortega Ramos
2021-05-13 / 12:02:01
Stormy; el niño transgénero de dos años
“¿No es prematuro que una hembra biológica adopte una identidad de género masculina a tan temprana edad?






Por Eros Ortega Ramos*



Antes de iniciar con el análisis personal del presente artículo de opinión, considero importante enfatizar en el significado de los términos que se tratarán a lo largo del mismo para evitar caer en equiparaciones y afirmaciones erróneas, tal y como diferentes medios de comunicación han hecho irresponsablemente al abordar un tema tan complejo y delicado como este.



En primer lugar, tenemos los conceptos de persona transexual y persona transgénero, que, de acuerdo con el “Glosario de la diversidad sexual, de género y características sexuales” escrito por el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), se definen de la siguiente manera:



Las personas transexuales se sienten y se conciben a sí mismas como pertenecientes al género y al sexo opuestos a los que social y culturalmente se les asigna en función de su sexo de nacimiento, y que pueden optar por una intervención médica —hormonal, quirúrgica o ambas— para adecuar su apariencia física y corporalidad a su realidad psíquica, espiritual y social (CONAPRED, 2016: 33).



Asimismo:



Las personas transgénero se sienten y se conciben a sí mismas como pertenecientes al género opuesto al que social y culturalmente se asigna a su sexo de nacimiento, y quienes, por lo general, sólo optan por una reasignación hormonal —sin llegar a la intervención quirúrgica de los órganos pélvicos sexuales internos y externos— para adecuar su apariencia física y corporalidad a su realidad psíquica, espiritual y social (CONAPRED, 2016: 33).



En segundo lugar, es necesario especificar que Stormy, pese a tener solamente dos años, está haciendo uso de su “identidad de género”, definida como aquella:



Vivencia interna e individual del género, tal como cada persona la siente, misma que puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer. Incluye la vivencia personal del cuerpo, que podría o no involucrar la modificación de la apariencia o funcionalidad corporal a través de tratamientos farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida. También incluye otras expresiones de género como la vestimenta, el modo de hablar y los modales. Se desarrolla, por lo general, entre los 18 meses y los tres años de edad (CONAPRED, 2016: 23).



La imagen de Stormy actualmente, antes Esmeralda, se puede ver a continuación:



Fuente: https://bajio.telediario.mx/internacional/reino-unido-stormy-un-pequeno-de-2-anos-que-decidio-ser-transexual



Una vez especificado lo anterior, prosigo a aclarar que, contrariamente a lo que ha sido compartido miles de veces en las principales redes digitales, nos encontramos ante un caso de una persona transgénero, no transexual. Stormy nació siendo una hembra biológica, o sea, una persona perteneciente al sexo femenino, y a sus dos años de edad, al menos hasta este momento, no se ha sometido a ninguna intervención médica de carácter quirúrgico para asemejarse en la medida de lo posible a su sexo contrario, o sea, masculino. Por lo tanto, el hecho de que este infante se autoperciba como un niño habiendo nacido niña no quiere decir que biológica, anatómica, genética, hormonal y fisiológicamente se haya transformado en niño, más bien, lo que está haciendo es identificarse como un ser humano perteneciente al sexo opuesto con el cual nació y con el cual también, inevitablemente, fallecerá, de ahí que se hable de “identidad de género”, no de “sexo biológico”, el cual es definido por la CONAPRED como:



Referencia a los cuerpos sexuados de las personas; esto es, a las características biológicas (genéticas, hormonales, anatómicas y fisiológicas) a partir de las cuales las personas son clasificadas como machos o hembras de la especie humana al nacer, a quienes se nombra como hombres o mujeres, respectivamente (CONAPRED, 2016: 23).



Es hasta este punto en donde, después de especificar la diferenciación entre todos estos conceptos, surge una muy importante interrogante respecto a la decisión de los progenitores en torno a la identidad y expresión de género que su hijo ha decidido adoptar a sus dos años: ¿El infante ya tiene la madurez cerebral y psicológica para tomar una decisión de semejante índole? Porque, aunque la CONAPRED sostenga que la identidad de género “se desarrolla, por lo general, entre los 18 meses y los tres años de edad” (2016: 23), con su aseveración “por lo general” abre la posibilidad de que se presenten excepciones en tal desarrollo, eliminando así, paradójicamente, la generalización en términos absolutos. Tal es el



caso de la antes actriz internacional Ellen Page, hoy conocida como Elliot Page, quien a sus más de 30 años decidió establecer y dar a conocer su identidad de género con la cual se identifica, iniciando un proceso de transición quirúrgico, hormonal y estético para asemejarse a un varón.



Así pues, la problematización se suscita debido al incondicional consentimiento por parte de los progenitores respecto a la decisión de su hija (ahora “hijo”) de hacer uso de una identidad de género discordante con su sexo biológico a sus dos años, sí, ¡Dos años! ¿Qué implicaciones trae consigo el hecho de consentir toda decisión de un menor? ¿Realmente el infante tiene una idea de las posteriores consecuencias que trae para su persona una decisión como esta en todos los aspectos de su vida? ¿Realmente quiere “ser” un niño por decisión propia o refleja la imposición de un deseo consciente o inconsciente de sus padres? Y si, en caso de que el menor manifieste poco tiempo después un deseo de transitar de una identidad transgénero a una identidad transexual: ¿Los padres le otorgarán el permiso para que se someta a intervenciones hormonales y quirúrgicas para satisfacer dicho deseo? ¿Todo esto antes de los cinco años? Ante esto no puedo evitar cuestionarme qué es lo que pasaría si el niño quisiera conducir un automóvil, fumar, viajar solo por su país o por el mundo, no ir a la escuela, ver pornografía, probar algunos tipos de drogas o beber alcohol: ¿También tendría el consentimiento de sus padres? ¿Hasta qué punto la autoridad materna y paterna se hará presente y hasta qué punto se verá sometida por la voluntad del menor?



Gracias por su lectura.



Twitter: @erosuamero



Facebook: Eros Ortega Ramos



Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com



*El autor es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana y actual estudiante de la Maestría en Estudios Políticos y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• El fallecimiento de María del Valle González López por un aborto legal 2021-04-16
• La farsa del discurso ecologista 2021-04-12
• El asesinato de Victoria Esperanza Salazar 2021-03-31
• El trastorno de identidad de la integridad corporal 2021-03-27
• De la censura a la cultura de la cancelación 2021-03-26
• De la censura a la cultura de la cancelación 2021-03-21
• 8M y la radicalización de la protesta 2021-03-11
• Los baños de pueblo de Ricardo Anaya 2021-03-06
• Disney y su lucha contra el racismo desapercibido 2021-02-25
• La transexualidad en el deporte 2021-02-16
• La ley de plásticos en la CDMX y su intromisión en la intimidad femenina 2021-02-11
• La captura del Gober Precioso 2021-02-06
• La polémica por el comportamiento indebido de Vicente Fernández 2021-01-28
• Trump y Biden: de censuras y ascensos 2021-01-22
• La crisis del STC 2021-01-14
• De López Gatell y Donald Trump; las pifias evitables 2021-01-07
• El aborto legal en la Argentina 2021-01-04
• La designación de Delfina Gómez como nueva titular de la SEP 2020-12-23
• Covid-19 y la negación de lo evidente 2020-12-18
• El lenguaje incluyente ahora en animales 2020-12-11
• Maradona y su legado ambivalente 2020-12-04
• El radicalismo del discurso de la no violencia 2020-11-26
• “Becas para todes”; el lenguaje inclusivo y su imposibilidad para el cambio 2020-11-20
• La represalia contra la protesta feminista en Cancún 2020-11-12
• La delgada y sexista línea que separa el coqueteo del acoso sexual 2020-11-05
• La indignación feminista por una ofrenda destruida 2020-10-28
• El capitalismo y su apropiación del discurso de la diversidad 2020-10-23
• La polémica por la eliminación de los fideicomisos públicos 2020-10-15
• La violencia contra los hombres; una grave problemática social invisibilizada 2020-10-09
• El feminicidio de Jessica González Villaseñor 2020-10-05
• FRENAAA y la oposición claudicante 2020-09-25
• Los premios Óscar y la inclusión forzada 2020-09-18
• La polémica por la toma de la CNDH 2020-09-10
• Luisito Comunica y su “apología de la violación” 2020-09-02
• Lozoya y el engranaje de corrupción prianista 2020-08-31
• El curioso caso de Felipe Calderón Hinojosa 2020-08-14
• Oaxaca y su combate a la obesidad infantil 2020-08-10
• Emilio Lozoya y el legado priista de corrupción 2020-08-03
• ¿Cómo se declara una Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres? 2020-07-24
• El calvario de Lydia Cacho en su lucha contra la pederastia en México 2020-07-17
• La visita de AMLO a la Casa Blanca 2020-07-10
• A dos años del triunfo del presidente incómodo 2020-07-03
• Gilberto Lozano y su caravana motorizada contra AMLO 2020-06-26
• Chumel Torres y el descalabro del CONAPRED 2020-06-19
• Las fake news y la oposición resentida 2020-06-12
• La muerte de George Floyd y la indignación estadounidense 2020-06-04
• El “violento” de Hugo López-Gatell y el discurso victimista del PAN 2020-05-29
• La solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México 2020-05-22
• La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México y su relegitimación de la justicia penal 2020-05-15
• La inacción de AMLO 2020-05-07
• El aumento de la violencia por el Covid-19 2020-05-01
• Ricardo Salinas Pliego y su indiferencia ante la contingencia sanitaria 2020-04-24
• La educación en los tiempos del Covid-19 2020-04-17
• La educación en los tiempos del Covid-19 2020-04-16
• La ansiedad en los tiempos del Covid-19 2020-04-09
• Del Covid-19, la ignominia de Salinas Pliego y el saludo de AMLO 2020-04-02
• Covid-19; una pandemia para reflexionar 2020-03-24
• El Covid-19 y la indestructible idiosincrasia del mexicano 2020-03-19
• Reflexiones en torno a las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer 2020-03-11
• El oportunismo de “México Libre” en la apropiación de movimientos sociales 2020-03-07
• El asesinato de Fátima y la propuesta de “Un día sin mujeres” 2020-02-25
• Violencia de género en la UNAM; acoso y hostigamiento sexual 2020-02-20
• El feminicidio de Ingrid “N” 2020-02-12
• México y su vulnerabilidad ante el nuevo coronavirus 2020-02-07
• AMLO y su avión presidencial 2020-01-30
• El drama de la Caravana Migrante 2020-01-23
• Las lecciones que nos dejó el tiroteo en Torreón 2020-01-13
• El capricho de Trump 2020-01-09
• La impunidad de Felipe Calderón 2020-01-02
• El calvario de Mario Villanueva Madrid 2019-12-30
• Los nexos con el narcotráfico de Genaro García Luna 2019-12-19
• La polémica por el general Zapata feminizado 2019-12-12
• La estafa del Knotfest México 2019 2019-12-05
• La polarización que desató la marcha feminista 2019-11-27
• La polémica que desató Mon Laferte 2019-11-21
• La renuncia de Evo Morales 2019-11-13
• La lamentable censura de la UNESCO 2019-11-11
• Los cabos sueltos del caso Culiacán 2019-11-04
• El descalabro de AMLO 2019-10-26
• Joker y la maleabilidad de la opinión pública “Cuando al espectador se le dice qué ver, cómo verlo, y cuándo verlo” 2019-10-18
• Greta Thunberg y la farsa del activismo social 2019-10-08
• Lo que dejó la marcha a favor del aborto en la CDMX 2019-10-02
• El error de la piloto de Interjet en la era del linchamiento mediático 2019-09-23
• La polémica que desata la Identidad de Género (Parte 1) 2019-09-17
• La opinión pública ante el Primer Informe de Gobierno de AMLO 2019-09-09
• La justicia para algunos es la desgracia para otros 2019-08-06
• El drama de los aspirantes rechazados 2019-07-28
• Un ojo por un cajón de estacionamiento 2019-07-14
• El caso de Raymundo y la explotación laboral 2019-07-07
• Los estudiantes de cristal 2019-06-21
• La intentona del “uniforme neutro” 2019-06-13
• El “Pueblo Mágico” de Ecatepec de Morelos 2019-06-02
• El daño que dejó la huelga en la UAM 2019-05-13
• El negocio del Coaching 2019-04-23
• El negocio del Coaching 2019-04-18
• El Performance como forma de protesta en la actualidad 2019-04-14
• La petición de AMLO 2019-04-02
• El feminismo radical que llegó para ¿Quedarse? 2019-03-24
• El rezago educativo mexicano 2019-03-12
• A 100 días del gobierno de AMLO 2019-03-07
• El fenómeno Yalitza Aparicio 2019-02-18
• Explosión en Tlahuelilpan; una desgracia para reflexionar 2019-02-03
• La enseñanza que deja el combate al huachicoleo 2019-01-21
• La ignominia del EZLN 2019-01-08
• El error de AMLO 2018-12-29
• La austeridad que no llega a la SCJN 2018-12-19
• Los primeros días de AMLO como Presidente Constitucional de México 2018-12-10
• Las consultas ciudadanas de AMLO 2018-11-26
• La sospechosa muerte de Héctor Beltrán Leyva 2018-11-19
• La ignominia de la “Marcha fifí” 2018-11-05
• La inviabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de México 2018-10-29
• La migración en México; un análisis sociológico 2018-10-22
• Los feminicidios del “Monstruo de Ecatepec” 2018-10-12
• 50° aniversario de la matanza estudiantil en Tlatelolco 2018-10-09
• Linchamientos en México; una grave problemática social en ascenso 2018-09-23
• El último grito de independencia de Enrique Peña Nieto 2018-09-19
• Agresión de porros en Ciudad Universitaria 2018-09-09
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010