De Veracruz al mundo
EROS ORTEGA RAMOS
Eros Ortega Ramos
2019-06-21 / 16:30:56
Los estudiantes de cristal
Ellos se saben intocables, resultado de la inmunidad que el propio sistema les ha otorgado
Ya son casi tres los aos de mi vida los dedicados a la docencia en tres niveles educativos diferentes: secundaria, preparatoria y universidad. Las experiencias vividas a lo largo de todo este tiempo han sido diversas; desde la retroalimentacin personal con los alumnos, hasta algunos desacuerdos con directivos y padres de familia por reglamentaciones, a mi parecer exageradas, que influyen en el desempeo escolar y en el comportamiento del educando en el aula de clases.

Este es un tema muy interesante y relativamente reciente en cuanto hablamos del sistema educativo actual, ms especficamente, de sus lineamientos de convivencia que rigen la interaccin entre el docente y el alumno. Y digo relativamente reciente porque durante los ltimos quince aos o ms la atencin se ha enfocado en otro tipo de problemticas que afectan a la educacin hoy en da, tales como el rezago y la falta de una infraestructura adecuada, slo por mencionar algunos.

Pero eso no significa que sta problemtica no sea igual de importante, o incluso mucho ms por sus futuras consecuencias si se analiza desde una perspectiva pedaggica y psicosocial. Hablo de la permisividad e inmunidad, en casos extremos, que el sistema le ha otorgado al alumnado con su poltica de NO CORRECCIN-NO SANCIN, misma que prohbe cualquier tipo de regao o acto que implique reprender al educando cuando cometa alguna falta. Si bien es cierto que los antiguos mtodos de enseanza que permitan los golpes y la agresin verbal causaban dao psicolgico en los estudiantes por su alto grado de violencia, tambin es una realidad que esta excesiva tolerancia respecto a cualquier acto o comportamiento que infrinja la normatividad escolar, est forjando a futuros ciudadanos disfuncionales, ignorantes de la importancia de cumplir con las reglas para una sana convivencia en sociedad.

Nos guste o no, como seres civilizados tenemos que estar conscientes de que la regulacin de nuestro comportamiento ante la sociedad es un requisito fundamental para poder relacionarnos de manera correcta con nuestros semejantes: Pero qu pasa cuando no se tiene conciencia de la importancia de dicha regulacin? Y peor an: Qu pasa cuando no se implementa algn tipo de castigo debido al incumplimiento de determinado cdigo de conducta? Lgicamente, el desarrollo de una sociedad carente de reglas y sanciones, o como diran los socilogos; anmica. Pues eso es lo que est pasando con nuestros estudiantes de la actualidad.

Por lo mismo, no resulta descabellado suponer que en un futuro sean ellos los que pretendan dictaminar el comportamiento y forma de trabajo de sus docentes, de acuerdo a su conveniencia e intereses no ya acadmicos, sino meramente personales. Se est forjando una generacin de lo que yo llamo los estudiantes de cristal, integrada por aquellos a los que se les priva del sacrificio, del compromiso, de la frustracin y de la CORRECCIN por el bien de su salud mental y su formacin acadmica. Es as que el objetivo de educar sin el acto de reprender, ni siquiera en forma mnima, ha trado consigo el efecto contrario respecto al principal objetivo anhelado; la formacin de educandos dciles, chantajistas y soberbios, muy conscientes de su inmunidad que este sistema les ha otorgado. Por eso cuando se enfrentan al mercado laboral o a cualquier adversidad a lo largo de su vida sienten que el mundo se les derrumba, buscando culpables de su infortunio cuando su realidad los obliga a encontrar soluciones sin el cobijo de ese sistema alcahuete y condescendiente que en vez de prepararlos para el futuro, los hizo dependientes de las complacencias y los incentivos mal ganados.

Es as que como adultos resulta de vital importancia hacer nfasis con nuestros estudiantes en el necesario cumplimiento de las reglas desde una edad temprana, ms en una sociedad tan carente de stas como lo es la mexicana. Dicha tarea debe de llevarse a cabo desde un plan educativo incluyente, que no nicamente se limite a endurecer las sanciones punitivas, sino tambin a promover e incentivar la prctica de sanciones restitutivas que sirvan de referencia para todo aquel que pretenda violar las normas establecidas. Asimismo, se necesita de un plan que en todo momento tome en cuenta el sentir y la interpretacin del estudiante respecto a la regla o el estatuto que le sea impuesto. Ya es hora de dejar atrs aquel mtodo antipedaggico en el que la imposicin del profesor es incuestionable, as resulte injusta y poco tica.

Obviamente, sta es una tarea difcil de llevarse a cabo, ya que desde hace varias dcadas se le ha enseado al docente a mandar y al estudiante a no cuestionar, por eso cuando se le da toda la libertad de hacerlo sin limitaciones de por medio suele caer en el exceso y en la tergiversacin de lo que significa la libertad. Inclusive en algunos desafortunados casos la convivencia ya resulta imposible entre estos dos actores sociales, lo que nos remonta a la gnesis del problema que necesita atenderse de inmediato; la permisividad hacia los estudiantes y la falta de estrategias pedaggicas adecuadas para el docente. Por eso debemos de preguntarnos qu es lo que puede pasar si no se hace algo al respecto, aunado a seguir reproduciendo un sistema complaciente con las faltas y los abusos cometidos

Qu les depara el futuro a nuestros nios y jvenes carentes de normas y sanciones? El principal mensaje que quiero darle, estimado lector, es el de la prevencin que debe de haber ante la excesiva permisividad que impera de manera alarmante en nuestro sistema educativo actualmente. Es importante aclarar que no estamos hablando nicamente de los principios del comportamiento humano mnimamente aceptable y necesario para la convivencia social pacfica de la que muchos desean alejarse por la creciente indiferencia proveniente de las autoridades educativas, sino tambin de esa absurda idea anarquista de hacer lo que se quiera hacer, sin algn tipo de control y mucho menos sancin de la autoridad, sea cual sea sta.

Despus no nos quejemos de la rebelda sin fundamento que inhiba todo rasgo de civilidad en el comportamiento de nuestros estudiantes, si ahora que todava podemos, no actuamos en contra de sea daina permisividad que obsequia aquella engaosa inmunidad a los educandos de cristal.



Gracias por su lectura.



Twitter: @erosuamero

Facebook: Eros Ortega Ramos

Correo electrnico: sociologia_uameros@hotmail.com

*El autor es licenciado en Sociologa por parte de la Universidad Autnoma Metropolitana y actual estudiante de la Maestra en Estudios Polticos y Sociales de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico



Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• El curioso caso del hombre embarazado 2021-04-25
• El fallecimiento de Mara del Valle Gonzlez Lpez por un aborto legal 2021-04-16
• La farsa del discurso ecologista 2021-04-12
• El asesinato de Victoria Esperanza Salazar 2021-03-31
• El trastorno de identidad de la integridad corporal 2021-03-27
• De la censura a la cultura de la cancelacin 2021-03-26
• De la censura a la cultura de la cancelacin 2021-03-21
• 8M y la radicalizacin de la protesta 2021-03-11
• Los baos de pueblo de Ricardo Anaya 2021-03-06
• Disney y su lucha contra el racismo desapercibido 2021-02-25
• La transexualidad en el deporte 2021-02-16
• La ley de plsticos en la CDMX y su intromisin en la intimidad femenina 2021-02-11
• La captura del Gober Precioso 2021-02-06
• La polmica por el comportamiento indebido de Vicente Fernndez 2021-01-28
• Trump y Biden: de censuras y ascensos 2021-01-22
• La crisis del STC 2021-01-14
• De Lpez Gatell y Donald Trump; las pifias evitables 2021-01-07
• El aborto legal en la Argentina 2021-01-04
• La designacin de Delfina Gmez como nueva titular de la SEP 2020-12-23
• Covid-19 y la negacin de lo evidente 2020-12-18
• El lenguaje incluyente ahora en animales 2020-12-11
• Maradona y su legado ambivalente 2020-12-04
• El radicalismo del discurso de la no violencia 2020-11-26
• Becas para todes; el lenguaje inclusivo y su imposibilidad para el cambio 2020-11-20
• La represalia contra la protesta feminista en Cancn 2020-11-12
• La delgada y sexista lnea que separa el coqueteo del acoso sexual 2020-11-05
• La indignacin feminista por una ofrenda destruida 2020-10-28
• El capitalismo y su apropiacin del discurso de la diversidad 2020-10-23
• La polmica por la eliminacin de los fideicomisos pblicos 2020-10-15
• La violencia contra los hombres; una grave problemtica social invisibilizada 2020-10-09
• El feminicidio de Jessica Gonzlez Villaseor 2020-10-05
• FRENAAA y la oposicin claudicante 2020-09-25
• Los premios scar y la inclusin forzada 2020-09-18
• La polmica por la toma de la CNDH 2020-09-10
• Luisito Comunica y su apologa de la violacin 2020-09-02
• Lozoya y el engranaje de corrupcin prianista 2020-08-31
• El curioso caso de Felipe Caldern Hinojosa 2020-08-14
• Oaxaca y su combate a la obesidad infantil 2020-08-10
• Emilio Lozoya y el legado priista de corrupcin 2020-08-03
• Cmo se declara una Alerta de Violencia de Gnero contra las Mujeres? 2020-07-24
• El calvario de Lydia Cacho en su lucha contra la pederastia en Mxico 2020-07-17
• La visita de AMLO a la Casa Blanca 2020-07-10
• A dos aos del triunfo del presidente incmodo 2020-07-03
• Gilberto Lozano y su caravana motorizada contra AMLO 2020-06-26
• Chumel Torres y el descalabro del CONAPRED 2020-06-19
• Las fake news y la oposicin resentida 2020-06-12
• La muerte de George Floyd y la indignacin estadounidense 2020-06-04
• El violento de Hugo Lpez-Gatell y el discurso victimista del PAN 2020-05-29
• La solicitud de Alerta de Violencia de Gnero contra las Mujeres en el Estado de Mxico 2020-05-22
• La Alerta de Violencia de Gnero contra las Mujeres en el Estado de Mxico y su relegitimacin de la justicia penal 2020-05-15
• La inaccin de AMLO 2020-05-07
• El aumento de la violencia por el Covid-19 2020-05-01
• Ricardo Salinas Pliego y su indiferencia ante la contingencia sanitaria 2020-04-24
• La educacin en los tiempos del Covid-19 2020-04-17
• La educacin en los tiempos del Covid-19 2020-04-16
• La ansiedad en los tiempos del Covid-19 2020-04-09
• Del Covid-19, la ignominia de Salinas Pliego y el saludo de AMLO 2020-04-02
• Covid-19; una pandemia para reflexionar 2020-03-24
• El Covid-19 y la indestructible idiosincrasia del mexicano 2020-03-19
• Reflexiones en torno a las manifestaciones del Da Internacional de la Mujer 2020-03-11
• El oportunismo de Mxico Libre en la apropiacin de movimientos sociales 2020-03-07
• El asesinato de Ftima y la propuesta de Un da sin mujeres 2020-02-25
• Violencia de gnero en la UNAM; acoso y hostigamiento sexual 2020-02-20
• El feminicidio de Ingrid N 2020-02-12
• Mxico y su vulnerabilidad ante el nuevo coronavirus 2020-02-07
• AMLO y su avin presidencial 2020-01-30
• El drama de la Caravana Migrante 2020-01-23
• Las lecciones que nos dej el tiroteo en Torren 2020-01-13
• El capricho de Trump 2020-01-09
• La impunidad de Felipe Caldern 2020-01-02
• El calvario de Mario Villanueva Madrid 2019-12-30
• Los nexos con el narcotrfico de Genaro Garca Luna 2019-12-19
• La polmica por el general Zapata feminizado 2019-12-12
• La estafa del Knotfest Mxico 2019 2019-12-05
• La polarizacin que desat la marcha feminista 2019-11-27
• La polmica que desat Mon Laferte 2019-11-21
• La renuncia de Evo Morales 2019-11-13
• La lamentable censura de la UNESCO 2019-11-11
• Los cabos sueltos del caso Culiacn 2019-11-04
• El descalabro de AMLO 2019-10-26
• Joker y la maleabilidad de la opinin pblica Cuando al espectador se le dice qu ver, cmo verlo, y cundo verlo 2019-10-18
• Greta Thunberg y la farsa del activismo social 2019-10-08
• Lo que dej la marcha a favor del aborto en la CDMX 2019-10-02
• El error de la piloto de Interjet en la era del linchamiento meditico 2019-09-23
• La polmica que desata la Identidad de Gnero (Parte 1) 2019-09-17
• La opinin pblica ante el Primer Informe de Gobierno de AMLO 2019-09-09
• La justicia para algunos es la desgracia para otros 2019-08-06
• El drama de los aspirantes rechazados 2019-07-28
• Un ojo por un cajn de estacionamiento 2019-07-14
• El caso de Raymundo y la explotacin laboral 2019-07-07
• La intentona del uniforme neutro 2019-06-13
• El Pueblo Mgico de Ecatepec de Morelos 2019-06-02
• El dao que dej la huelga en la UAM 2019-05-13
• El negocio del Coaching 2019-04-23
• El negocio del Coaching 2019-04-18
• El Performance como forma de protesta en la actualidad 2019-04-14
• La peticin de AMLO 2019-04-02
• El feminismo radical que lleg para Quedarse? 2019-03-24
• El rezago educativo mexicano 2019-03-12
• A 100 das del gobierno de AMLO 2019-03-07
• El fenmeno Yalitza Aparicio 2019-02-18
• Explosin en Tlahuelilpan; una desgracia para reflexionar 2019-02-03
• La enseanza que deja el combate al huachicoleo 2019-01-21
• La ignominia del EZLN 2019-01-08
• El error de AMLO 2018-12-29
• La austeridad que no llega a la SCJN 2018-12-19
• Los primeros das de AMLO como Presidente Constitucional de Mxico 2018-12-10
• Las consultas ciudadanas de AMLO 2018-11-26
• La sospechosa muerte de Hctor Beltrn Leyva 2018-11-19
• La ignominia de la Marcha fif 2018-11-05
• La inviabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de Mxico 2018-10-29
• La migracin en Mxico; un anlisis sociolgico 2018-10-22
• Los feminicidios del Monstruo de Ecatepec 2018-10-12
• 50 aniversario de la matanza estudiantil en Tlatelolco 2018-10-09
• Linchamientos en Mxico; una grave problemtica social en ascenso 2018-09-23
• El ltimo grito de independencia de Enrique Pea Nieto 2018-09-19
• Agresin de porros en Ciudad Universitaria 2018-09-09
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010