De Veracruz al mundo
ES CUANTO...
Héctor RaúlRodríguez
2022-12-03 / 11:30:13
México, entre la democracia y la regresión autoritaria




Por Héctor Raúl Rodríguez Díaz



Los acontecimientos históricos han forjado la forma de nuestro mundo. Cada uno de los hechos, acciones y decisiones del pasado de los pueblos han influido en su presente y han determinado sus condiciones actuales, que a su vez influirán en su futuro.

La historia, entendida como un proceso, permite conocer no solo el desarrollo de los pueblos, sino las decisiones que han tomado frente a circunstancias y problemas concretos para buscarles solución, y comprender cuáles han sido las consecuencias y resultados de esas decisiones.

Así asumida, coincido con Hegel y Marx en el sentido de que la historia es un proceso dialéctico, un ciclo que se produce en el tiempo, donde la tesis se plantea como una situación concreta en un momento determinado, de la cual emerge una antítesis, formada con las contradicciones e insuficiencias de la primera, para luego derivar en una síntesis que resuelve el conflicto, llegando a un nuevo estado de cosas que se convierte a su vez en una tesis, y así sucesivamente.

En ese sentido, conocer los acontecimientos históricos permite estar mejor preparados para enfrentar los retos y problemas del presente, a fin de no repetir errores o decisiones que no dieron los resultados esperados en el pasado, lo que implicaría un retroceso o una regresión histórica en términos de planes de gobierno y políticas públicas, con las evidentes consecuencias de atraso para los pueblos.

Los desafíos del mundo contemporáneo son enormes, en términos sociales, económicos, tecnológicos, ambientales, de salud, educativos, de bienestar y calidad de vida, pero también es cierto que en un mundo globalizado, interdependiente, el nivel evolutivo y el grado de desarrollo de la humanidad ofrecen nuevas y mejores herramientas y recursos para hacerles frente.

La pandemia de Covid 19 registrada a nivel mundial a finales de 2019 y hasta 2021 en su fase más crítica, con saldo de millones de pérdidas de vidas humanas y una crisis económica que tuvo impacto en todos los países del orbe, confirmó la importancia de que los Estados contemporáneos se aboquen a resolver temas básicos que no pueden postergar, como una adecuada y sólida infraestructura de salud, innovar en sus sistemas educativos y crear estrategias para respaldar a los sectores productivos, a fin de proteger el empleo y la calidad de vida de los ciudadanos y sus familias.

A finales de 2022 la economía de la mayoría de los países del mundo apenas ha comenzado a recuperarse para regresar al nivel que tenía en 2019, antes de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

En este proceso otro factor que ha incidido negativamente ha sido la guerra de Rusia contra Ucrania, que impactó en las cadenas de producción y distribución de bienes a nivel mundial, provocando a su vez un efecto en los precios, derivando en una ola inflacionaria.

Los dos factores externos citados han influido en mayor o menor medida en los países del mundo, pero su impacto ha sido mayor donde los gobiernos estaban menos preparados, tomaron malas decisiones o las tomaron de manera tardía, como fue el caso de México.

En términos de salud, la pandemia sorprendió a México en medio de un proceso de transición política donde el actual gobierno había tomado la decisión de desaparecer un modelo de atención como el Seguro Popular, por otro que en los hechos nunca funcionó, como el Insabi, que a su vez está siendo sustituido por el IMSS-Bienestar.

Otra mala decisión fue cancelar el esquema de adquisición de medicamentos, pero sin antes contar con otro que evitara el desabasto de medicinas e insumos en clínicas y hospitales públicos. Y a esto habría que sumar la subordinación del equipo a cargo de conducir la estrategia y acciones contra la pandemia a criterios políticos, más que científicos, lo que retrasó medidas básicas entre la población como el uso generalizado del cubrebocas.

El saldo fueron más de medio millón de mexicanos muertos – cuando el escenario oficial más catastrófico no superaba los 60 mil -, hospitales saturados durante meses y sin medicamentos ni insumos básicos para atender la crisis sanitaria.

En el aspecto económico, las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia derivaron en el cierre de actividades productivas y en la pérdida de empleos, pero el actual gobierno de México y sus apéndices en los estados se negaron a respaldar a la planta productiva o lo hicieron solo de manera parcial y claramente insuficiente, dejando a su suerte a millones de trabajadores y sus familias.

El saldo fueron cientos de miles de micro y pequeñas empresas quebradas y millones de empleos formales e informales perdidos con la consecuente falta de ingresos y de poder adquisitivo de millones de familias mexicanas, muchas de las cuales pudieron subsistir sólo gracias a los subsidios oficiales vía pensiones, pero en los hechos, la pandemia sumada a las malas decisiones del gobierno aumentaron el número de pobres en el país.

A esta situación, ya de por sí adversa, para la salud y la economía de los mexicanos, hay que sumar el costo social y económico de la inflación generada por la guerra de Rusia-Ucrania, lo que da una idea de la situación real que hoy enfrentan las familias en el país.

Tal es la situación actual de México, derivada solo de dos factores externos, de carácter mundial, a las que habría que agregar las presiones generadas de manera interna por el actual modelo de gobierno, que ha buscado centralizar la toma de decisiones para concentrar el poder, lo que ha tenido un impacto directo en la gobernabilidad.

La marcha de cientos de miles de mexicanos en defensa del INE y la Democracia, en alrededor de cien ciudades del país, registrada el pasado 13 de noviembre, para rechazar la reforma electoral que pretende el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue la más clara expresión de la inconformidad social que se ha gestado durante la actual administración federal y de la polarización que existe en torno a dos visiones de país:

De un lado la vuelta al control gubernamental de los procesos electorales y de la vida pública de México, que representan Morena y la Cuarta Transformación, como en los tiempos del viejo PRI, lo que significa una regresión histórica que echaría por tierra tres décadas de ciudadanización de los órganos electorales, y del otro, la defensa de la democracia y de las libertades ciudadanas y políticas para que los mexicanos sigamos teniendo instituciones electorales autónomas y el derecho a decidir, de manera libre, a través del voto, quién o quiénes deben gobernar.

Desde mi perspectiva, esta es la actual situación histórica que se plantea en el país como un nuevo conflicto dialéctico; tesis y antítesis de las que habrá de surgir una nueva síntesis en las elecciones presidenciales de 2024.

La lucha es de forma y fondo, y en el centro del debate están la democracia y sus resultados, es decir, su buen funcionamiento para mejorar la vida pública del país y la calidad de vida de los mexicanos. El nuevo proyecto de país debe tener una visión puesta hacia el futuro, no hacia al pasado que pretende consolidar una regresión autoritaria.





Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• Ahued: un alcalde para servir a Xalapa 2021-06-02
• Ahued: un alcalde para servir a Xalapa 2021-06-02
• 6 de junio: entre la vuelta a los privilegios o la profundización de las transformaciones con rendición de cuentas 2021-06-01
• Campañas 2021: Ahued gana la narrativa electoral 2021-05-24
• Mipymes, golpeadas por la pandemia; ofrece Ahued trabajar de la mano con microempresas 2021-05-13
• Ricardo Ahued y el realineamiento electoral a favor de Morena en Xalapa 2021-05-08
• Duartismo, yunismo y cuitlahuismo son lo mismo; han usado el manual neoliberal en materia laboral 2021-04-08
• La elección que viene: diferencias entre el 2018 y 2021 2021-04-05
• El Gobernador y sus circunstancias 2021-03-22
• Veracruz y la judicialización de la política 2021-03-15
• Ricardo Ahued hará historia en Xalapa 2021-02-08
• Pandemia y elecciones: ¿Votar por los sinvergüenzas de ayer o por los de ahora? Esa es la cuestión 2021-01-27
• La rueda de la historia se mueve 2021-01-14
• La tabla de salvación y el Caballo de Troya 2020-12-27
• Guía Ética, un paso para la transformación de México 2020-12-04
• El monólogo como discurso del poder ni es liberal ni es democrático 2020-11-30
• La Suprema Corte y las elecciones en Veracruz 2020-11-24
• II Informe de Gobierno ¿fiesta cívica o acto simbólico para exorcizar fantasmas? 2020-11-15
• Crónica de una caída anunciada 2020-11-09
• Entre la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad 2020-10-28
• Veracruz, ¿un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo? 2020-10-15
• El futuro de Morena en manos del INE 2020-10-07
• El infierno epistolar de Dante 2020-09-24
• Rumbo al 2021: ¿mal humor o irritación social? 2020-09-22
• Agenda del Estado, por encima de la agenda electoral de 2021 2020-09-03
• Biden y la geopolítica: cuatro crisis históricas y una tormenta perfecta 2020-08-25
• Veracruz enfrenta cinco crisis: Covid, económica, de inseguridad, de justicia e institucional, pero Gobernador prefiere chapear 2020-08-17
• Estrategia de polarización política en la 4T: ¿golpe de timón? 2020-07-27
• Intelectuales contra la 4T: la lucha por la hegemonía en el Congreso 2020-07-16
• AMLO, Trump y el discurso de Gettysburg 2020-07-09
• Veracruz, la carreta y las calabazas 2020-06-23
• ¿Edén o distopía? Esa es la cuestión 2020-05-25
• El código gobierno-oposición 2020-05-18
• Nace el “bloque opositor por Veracruz” 2020-05-11
• En 26 aniversario del magnicidio de Colosio, México sigue con hambre y sed de justicia 2020-03-23
• Veracruz, proceso inacabado de transición política 2020-03-18
• Urge pacto social por la seguridad y combate a la pobreza en Veracruz 2020-02-24
• Comienza la Cuarta Transformación 2018-11-30
• El espejo de Cuitláhuac 2018-11-12
• Ni presidencialismo autoritario ni vuelta al feudalismo 2018-09-19
• El republicanismo cívico 2018-08-22
• Veracruz: cambio de paradigmas 2018-07-31
• Alternancia en Veracruz: la izquierda y la ética republicana 2018-07-17
• 1 de julio, los ciudadanos escribieron la historia 2018-07-04
• El péndulo histórico 2018-06-24
• Rumbo al 1 de julio, ¿continuidad o alternancia? 2018-06-16
• Anaya y Yunes Márquez, lo accesorio sigue la suerte de lo principal 2018-06-12
• Veracruz en dos preguntas; el peso de la historia 2018-06-07
• En la recta final, la marea silenciosa 2018-06-02
• La cortina de humo 2018-05-31
• Duele Veracruz, 'hoy está peor que hace dos años': Pepe 2018-05-24
• Primero de julio cambio de maquinista ¿y de tren? 2018-05-22
• Primer cuarto de campaña; viene la verdad 2018-05-15
• "Si mi abuelita tuviera ruedas, sería bicicleta” ¿verdad licenciado Alemán? 2018-05-10
• A tambor batiente 2018-05-04
• Pepe Yunes, la forma es fondo 2018-05-02
• Futuro de Veracruz en 60 días de campaña 2018-04-25
• Pepe Yunes: pasar de la genética del abuso a la de los derechos 2018-04-12
• Veracruz, clave en el posicionamiento de Meade 2018-04-09
• El mal humor social 2018-03-12
• La misoginia de Rodrigo Marín 2018-03-06
• Anaya, a dos frentes: la PGR y Margarita 2018-02-22
• El ruido político 2018-01-25
• Eva, ¿libre de pecado? 2018-01-19
• AMLO y Cuitláhuac, ser y parecer 2018-01-16
• Veracruz, entre los 4 estados de riesgo para el 2018 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010