De Veracruz al mundo
DE INTERÉS PÚBLICO
Emilio Cárdenas Escobosa
2023-05-16 / 19:06:51
La reforma judicial o la politización de la justicia
Los pueblos a quienes no se hace justicia

se la toman por sí mismos más tarde o más pronto”.

Voltaire
La propuesta del presidente de la México de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sean electos por voto popular ha levantado ámpula.







Como se recordará, luego que el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó la primera parte de su llamado Plan “B” electoral por violaciones en el proceso legislativo, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que el Poder Judicial “está podrido” y anunció que, en septiembre de 2024, una vez electo un nuevo Congreso, propondrá una reforma para que los ministros sean electos por voto popular directo.







En consonancia, el coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, anunció que para este propósito se realizará una consulta popular para que sea el pueblo de México quien decida si los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación deben ser electos por el voto directo. El legislador morenista explicó que la ruta sería para que la consulta popular se lleve a cabo en agosto de 2024, pasado el proceso electoral. Incluso, propuso realizar un parlamento abierto con la participación de expertos en la materia, juristas, ex ministros de la Corte y académicos que han expresado su rechazo a someter a consulta popular la elección de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación mediante voto.







Más allá del enojo presidencial y de la guerra y el hostigamiento en que se ha enfrascado en contra de la ministra Norma Piña, la nueva presidenta de la SCJN, y desde luego sin detenernos en la polarización del debate público sobre el sometimiento del Poder Legislativo, el avasallamiento de organismos autónomos y el freno que la actuación de la Corte ha significado a los afanes autoritarios presidenciales, lo cierto es que nadie puede negar que el Poder Judicial requiere una profunda reforma.







Es ofensivo, ni duda cabe, en un país de desempleados, de trabajadores informales o de asalariados que apenas ganan el mínimo o un poco más, el monto de los sueldos de los ministros de la Corte, de aproximadamente 300 mil pesos al mes, sin contar con el aguinaldo por 586 mil pesos, primas vacacionales de 95 mil pesos, viáticos por más de 723 mil pesos y otros beneficios como pensiones vitalicias al retiro.







De acuerdo al diagnóstico que hacen legisladores del partido en el poder, y con el que coincide mucha gente, es que existen muchos privilegios en el Poder Judicial, no solo en términos salariales, sino en el nepotismo, el amiguismo, el compadrazgo, la imposición de intereses económicos en los juzgados especializados, y más en los que tiene que ver con competencia económica o con cuestiones de carácter administrativo, que son la constante en la justicia a la mexicana.







Ello sin olvidar la colusión de jueces con intereses mafiosos o la abierta protección y liberación de presuntos delincuentes o culpables de delitos varios que han estado presentes desde siempre en el proceso de impartición de justicia.







Son las lacras de un sistema judicial que garantiza que las cárceles estén llenas de pobres, que se politice la justicia para perseguir opositores, inventar delitos o utilizar la prisión preventiva oficiosa alegremente para mantener cautivos a muchos inocentes, como es notorio en los años recientes.







La cosa es que, véase por donde se le vea, efectivamente es necesaria una limpia en el Poder Judicial.







Lo que se ha planteado hasta ahora en cuanto a la necesaria reforma de este poder va en tres sentidos: a) avanzar hacia la separación de las funciones administrativas y jurisdiccionales del Poder Judicial, y dejar en el pasado el hecho de que el presidente en turno de la Corte es en automático quien encabeza el Consejo de la Judicatura, además de dar mayores facultades de investigación y sanción a este Consejo para poder actuar incluso en contra de los ministros; b) eliminar el hecho de que la SCJN y sus ministros son el único poder público de la República que no rinde cuentas a nadie y que no puede ser investigado por nadie más que por ellos mismos, sin olvidar, desde luego, eliminar los privilegios salariales y de prestaciones exorbitantes que tienen actualmente los ministros; y c) llevar a las urnas la elección de los ministros.







De estas líneas que se rescatan de lo planteado por el oficialismo la que más polémica reviste es la elección de los ministros de la Corte por voto popular, pues se argumenta y no sin razón que este proceso electivo contaminaría y vincularía a los ministros a los intereses político partidistas que se ponen en juego en cada elección, puesto que es evidente que para lograr un asiento en la SCJN habría que hacer campaña, mover mucho dinero para convencer al electorado, ser un elocuente orador, tener dotes de político, más allá de las capacidades profesionales y técnicas en materia jurídica para aspirar a este cargo. Y lo más grave: exponer a los aspirantes a ministros a los riesgos de la infiltración del narcotráfico en sus tareas proselitistas, como lamentablemente acontece en las campañas políticas en cada elección en México. Se contaminaría, pues, de principio a fin el proceso electivo.







De ello advierten muchos expertos que subrayan la politización de la justicia que ello supone y señalan, como lo ha hecho Diego Valadés Ríos, ex procurador general de Justicia e investigador emérito del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, que esto lejos de ser democrático, es demagógico.







Creo que la mayoría está de acuerdo en que los ministros dejen de ser intocables –como la ministra plagiaria por todos conocida-, que dejen de vivir en la opulencia, a años luz de las preocupaciones de la gente de a pie, y que se remueva y castigue a jueces venales o a los que sirven a intereses oscuros, facciosos o a consignas político-partidistas. Pero de ahí a que los ministros de la Corte se elijan por el voto popular hay un gran trecho. Con mucho cuidado debe analizarse esta idea, una de las nuevas cruzadas del gobierno de la Cuarta Transformación.







jecesco@hotmail.com



www.deinterespublico.com





Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• La prisión preventiva oficiosa debe terminar en México 2023-04-12
• Todos somos migrantes 2023-03-30
• Enemigo al acecho: el periodismo incómodo 2023-03-15
• 8 de marzo, día de lucha y concientización 2023-03-07
• ¿Ciudadanía informada? 2023-02-24
• La corrupción, nuestro eterno retorno 2023-02-09
• El alarmante diagnóstico del INE sobre el Plan B 2023-01-27
• Los reacomodos del morenismo veracruzano 2023-01-12
• Sí se tocó al INE 2022-12-07
• Se acabó el sueño mundialista 2022-12-01
• Se acabó el sueño mundialista 2022-12-01
• La reforma electoral va, pese a marchas y marchantes 2022-11-15
• El fin del TEJAV, el acoso al ORFIS y la simulación del combate a la corrupción 2022-10-25
• Tras el lopezobradorismo, ¿Podrán los civiles domar a las fuerzas armadas? 2022-10-05
• Ayotzinapa: crimen y encubrimiento 2022-09-26
• Adiós a la prisión preventiva oficiosa 2022-08-30
• El negro panorama económico 2022-08-12
• La Morena se echó a perder 2022-08-03
• Las prácticas políticas de Morena 2022-07-28
• Políticos ricos y pueblo pobre: los ofensivos salarios 2022-07-20
• ¿En verdad irán tras Peña Nieto? 2022-07-07
• Justicia a la carta 2022-06-21
• La nueva disputa por la Nación 2022-05-24
• La crisis de la procuración de justicia en Veracruz 2022-05-18
• Adiós al Acuario de Veracruz 2022-05-18
• La necesaria reforma electoral (II) 2022-05-10
• Negociar, la clave para la reforma electoral (I) 2022-05-06
• México, territorio feminicida 2022-04-25
• ¿Se pudo haber evitado el rechazo a la reforma eléctrica? 2022-04-18
• El informe de la ONU sobre desaparecidos en México 2022-04-13
• La consulta para la revocación de mandato se pervirtió 2022-04-06
• ¿Se puede alcanzar la transformación del país al margen de la ley? 2022-03-31
• El costo de la guerra 2022-03-23
• El mal fario del Sistema Anticorrupción 2022-03-15
• La lucha de las mujeres 2022-03-07
• El principio de autoridad ¿por encima del estado de derecho? 2022-02-28
• La reforma electoral que viene 2022-02-22
• La Casa Gris y su daño al discurso presidencial 2022-02-16
• El movimiento por la justicia alimentado por la cerrazón gubernamental 2022-02-08
• ¿Y las víctimas del delito de ultrajes a la autoridad? 2022-01-31
• El periodismo: la profesión más peligrosa 2022-01-26
• 2022, un año que nos pondrá a prueba 2022-01-11
• Al Tribunal Electoral de Veracruz nadie lo vigila 2021-12-14
• El enojo presidencial y el papel de los medios 2021-11-29
• La Cuarta Transformación después de AMLO 2021-11-21
• Gutiérrez Luna y el enojo de Cuitláhuac 2021-10-26
• ¡Viva la impunidad! 2021-10-12
• Sin redes sociales no hay vida 2021-10-07
• El gobierno de la 4T contra la ciencia 2021-09-23
• Lo que el viento nos dejó 2021-08-26
• La consulta amañada 2021-08-02
• El país se pinta de guinda 2021-06-09
• Garantizar la legalidad o dar gusto al presidente, el reto de los tribunales electorales 2021-05-28
• La transformación de la esperanza por la que millones votaron 2021-05-06
• La polémica de los libros de texto gratuito 2021-04-26
• Morena pone al presidente de la SCJN en el ojo del huracán 2021-04-18
• Campañas ¿Entre la indiferencia o el rechazo ciudadanos? 2021-04-04
• Para que funcione el Acuerdo por la Democracia se necesitan demócratas 2021-03-23
• Protesta social y libertades bajo amenaza 2021-03-17
• Feminismo en tiempos de la 4T 2021-03-04
• La fiscalización fallida y la opacidad en el uso de los recursos públicos 2021-02-25
• Elegir a ciegas 2021-02-03
• La violencia criminal no cesa en Veracruz 2021-01-20
• Las lecciones del escándalo americano 2021-01-07
• El reto electoral no será fácil 2020-12-16
• Combate selectivo a la corrupción 2020-12-09
• La terca memoria: el crimen de Regina Martínez 2020-12-07
• La pandemia interminable 2020-11-30
• ¿Habrá consecuencias en Veracruz tras el fallo de la Corte que invalida la reforma electoral? 2020-11-23
• A dos años del gobierno de la 4T en Veracruz 2020-11-15
• ¿En verdad de acabó la corrupción en Veracruz? 2019-11-19
• La interminable curva de aprendizaje 2019-10-21
• Información ciudadana y debate público 2019-08-06
• La sujeción de los órganos autónomos 2019-07-09
• La corrupción, el origen de nuestros males 2019-06-16
• ¿Debemos acostumbrarnos a convivir con la violencia criminal? 2019-03-18
• El nepotismo y la captura de los puestos públicos en Veracruz 2019-03-05
• Llegó la hora de la verdad para Cuitláhuac García 2018-11-30
• El final se acerca ya 2018-09-17
• El cambio de gobierno y el combate a la corrupción 2018-07-29
• El fin del régimen y la madurez democrática 2018-07-06
• Esa loca pasión por el fútbol 2018-06-19
• Este arroz ya está a punto 2018-06-12
• La libertad de expresión es de quien la trabaja 2018-06-07
• ¿Tendrá impacto electoral el caso Karime? 2018-05-28
• Las campañas de odio 2018-05-16
• Jóvenes víctimas y victimarios: la tragedia que no se quiere ver 2018-04-27
• El clavo ardiente de los debates 2018-04-20
• No más tolerancia social a los corruptos 2018-04-17
• Sergio Pitol domó a la divina garza 2018-04-13
• El derroche electoral 2018-04-09
• El ensayo para la elección de gobernador en Veracruz 2018-03-20
• La subordinación de los órganos autónomos 2018-03-12
• El empoderamiento de las mujeres 2018-03-08
• Anaya y la estrategia fallida del PRI 2018-03-01
• El fin de las ideologías y la crisis de los partidos políticos 2018-02-25
• La guerra electoral 2018-02-11
• El poder muestra al hombre 2018-01-29
• La contraproducente guerra sucia 2018-01-22
• El Veracruz que merecemos 2018-01-07
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010