De Veracruz al mundo
DE INTERÉS PÚBLICO
Emilio Cárdenas Escobosa
2018-01-07 / 19:21:04
El Veracruz que merecemos
Inicia 2018 en medio de la lucha política por la gubernatura del estado. Tres aspirantes están listos para ir en pos del voto de los veracruzanos el próximo 1 de julio, fecha cumbre de uno de los procesos electorales más competidos de los tiempos recientes, en la que se elegirán también diputados al Congreso del Estado y donde, por si fuera poco, tendremos comicios federales que echarán chispas y donde la lucha final será, de acuerdo a todos los pronósticos, entre el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y el de la coalición PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade.







En Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez (PAN-PRD-MC), José Francisco Yunes Zorrilla (PRI-PVEM) y Cuitláhuac García Jiménez (Morena-PT-PES), protagonizarán una lucha cerradísima, de pronóstico reservado, donde el morenista puede capitalizar el impulso que le daría la arrolladora candidatura presidencial de AMLO, el puntero en todas las encuestas, y llevarse la victoria. Ello, claro está, si la competencia se da en el marco de la ley y los intentos del actual gobernante veracruzano, padre del abanderado panista, para llevar a cabo una elección de estado y hacer ganar a su vástago a toda costa son frenados por el árbitro electoral y desde luego por los miles y miles de ciudadanos que participarán en la organización y desarrollo de la elección.







Si el proceso electoral transcurre apegado a los principios de legalidad y equidad veremos un final de fotografía, habida cuenta que las tres coaliciones que compiten poseen un voto duro consolidado y que tienen simpatizantes que pueden inclinar la balanza. La diferencia estará, sin duda, en la efectividad del mensaje y la propuesta que presenten al electorado, la forma en que manejen su comunicación política y el atemperar o dar la vuelta a los negativos que tienen los aspirantes o las fuerzas que los abanderan.







En cuanto al mensaje y la propuesta, el que tiene mayores dificultades para plantear un discurso atractivo y convincente es Yunes Márquez, puesto que no puede deslindarse de los malos resultados y del desencanto ciudadano respecto al gobierno que encabeza su papá, que vendió un cambio que nunca llegó y que hoy está atrapado en un clima de violencia e inseguridad sin parangón en los años recientes, y que solo ha atinado a centrar su accionar en las diligencias de la Fiscalía General del Estado para encarcelar a ex funcionarios del gobierno anterior, y, obviamente, a preparar los amarres y la operación política para heredar la estafeta al ex alcalde de Boca del Río. Complicado panorama para el primogénito de Yunes Linares, pese a que sale de la alcaldía boqueña entregando buenos resultados y, dígase lo que se diga, puede legítimamente aspirar a gobernar la entidad, solo que lo políticamente correcto habría sido que esperara otro momento, porque, más allá de su capacidad y experiencia, o aun de un buen discurso de campaña, el señalamiento de que será favorecido para instaurar un cacicazgo familiar le pesará, y fuerte. Ya veremos cómo le da la vuelta a esto.







Por lo que hace a Pepe Yunes Zorrilla, su amplio currículo y su reconocida preparación y don de gentes hacen de él un muy buen candidato, con un discurso mesurado y directo, con un buen manejo en temas económicos, con una imagen de político honesto y sensible, es una carta muy presentable y atractiva, pero que tiene como principal negativo las marcas que lo postulan. El PRI sobre todo no puede aún desprenderse de la losa que significaron doce años de gobiernos cleptócratas en Veracruz, que arrasaron con todo a su paso. Difícil creer en un PRI renovado cuando vemos alrededor de su precandidato Yunes Zorrilla a conspicuos representantes del pasado, A duartistas impresentables sumados y tan campantes en espera de volver a la nómina gubernamental y a lo suyo, como vemos la mano del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán en la franquicia del Partido Verde que adquirió y que maneja su hijo Javier Herrera, quien busca ser postulado al Senado. Y es justamente en las candidaturas que presentarán a la Cámara Alta, a la de Diputados federal y al Congreso de Veracruz, donde puede estar la posibilidad de que Pepe Yunes logre darle la vuelta al descrédito de los partidos integrantes de la coalición que lo apoya y jalar al electorado desencantado con el gobierno actual. Si vemos perfiles honorables, caras nuevas, políticos serios y no improvisados, gente con arraigo y experiencia y, sobre todo, sin cola que les pisen, será factible que se amalgame un proyecto de rescate de Veracruz a la altura de las circunstancias y que Pepe pueda dar el campanazo.







En el caso de Cuitláhuac García, cuenta con el bono de la esperanza de mucha gente que pugna por un cambio y tiene la oportunidad de capitalizar el hartazgo ciudadano con los magros resultados del yunismo gobernante y con el rechazo a la imagen de un PRI corrupto. No obstante, la visión sectaria de los cuadros dirigentes de Morena en el estado y el verticalismo de su líder nacional que seguramente dará línea sobre quiénes son los elegidos para contender por las candidaturas a las diputaciones locales puede alejar a sectores de la sociedad y a ciudadanos de a pie que buscan participar en el proyecto del lopezobradorismo, pero que se enfrentan a aduanas y diques para integrarse en las tareas proselitistas o al activismo, reservado a los amigos de los amigos de quienes manejan la franquicia en Veracruz. Y si a ello sumamos la falta de una estructura electoral sólida, con operadores experimentados y no solo armada con ciudadanos bien intencionados pero poco duchos en las tareas de vigilancia política y legal de todos los procesos comiciales y aun de la jornada electoral, puede llevar al traste la posibilidad de triunfo. No debe olvidar Cuitláhuac y sus cercanos que las maquinarias electorales del PRI y del PAN, que mueven ríos de dinero para comprar voluntades o disuadir la participación, no le darán tregua.







Ese es el panorama una vez definidos los precandidatos a la gubernatura de Veracruz. Un escenario en el que cualquiera puede ganar, pero que, como se ha apuntado, ello dependerá de las estrategias de los equipos de campaña, de la adecuada y convincente oferta para renovar la esperanza perdida y, obviamente, de que se privilegie la presentación de propuestas por encima de las campañas de desprestigio. Ya los veracruzanos están hartos de intolerancia, filtraciones, diatribas, revanchismos, engaños y simulaciones.







El Veracruz que merecemos es el de la verdad, el de la justicia para todos y sin excepciones, el del combate real a la corrupción y la impunidad. Un Veracruz donde se ataje sin pretextos ni dilaciones la inseguridad y la violencia, donde el aparato estatal sirva a la gente sin visiones patrimonialistas, que privilegie el interés general por encima de apetitos de grupo, donde se promueva el desarrollo más allá de visiones clientelares que ya no nos sirven para nada.







Ese es el reto que tienen los aspirantes a la gubernatura. Ya veremos en los próximos meses de qué están hechos y si tienen la capacidad y sensibilidad para ganar nuestra confianza.







jecesco@hotmail.com



www.deinterespublico.com

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
• Militares empoderados 2023-04-19
• La prisión preventiva oficiosa debe terminar en México 2023-04-12
• Todos somos migrantes 2023-03-30
• Enemigo al acecho: el periodismo incómodo 2023-03-15
• 8 de marzo, día de lucha y concientización 2023-03-07
• ¿Ciudadanía informada? 2023-02-24
• La corrupción, nuestro eterno retorno 2023-02-09
• El alarmante diagnóstico del INE sobre el Plan B 2023-01-27
• Los reacomodos del morenismo veracruzano 2023-01-12
• Sí se tocó al INE 2022-12-07
• Se acabó el sueño mundialista 2022-12-01
• Se acabó el sueño mundialista 2022-12-01
• La reforma electoral va, pese a marchas y marchantes 2022-11-15
• El fin del TEJAV, el acoso al ORFIS y la simulación del combate a la corrupción 2022-10-25
• Tras el lopezobradorismo, ¿Podrán los civiles domar a las fuerzas armadas? 2022-10-05
• Ayotzinapa: crimen y encubrimiento 2022-09-26
• Adiós a la prisión preventiva oficiosa 2022-08-30
• El negro panorama económico 2022-08-12
• La Morena se echó a perder 2022-08-03
• Las prácticas políticas de Morena 2022-07-28
• Políticos ricos y pueblo pobre: los ofensivos salarios 2022-07-20
• ¿En verdad irán tras Peña Nieto? 2022-07-07
• Justicia a la carta 2022-06-21
• La nueva disputa por la Nación 2022-05-24
• La crisis de la procuración de justicia en Veracruz 2022-05-18
• Adiós al Acuario de Veracruz 2022-05-18
• La necesaria reforma electoral (II) 2022-05-10
• Negociar, la clave para la reforma electoral (I) 2022-05-06
• México, territorio feminicida 2022-04-25
• ¿Se pudo haber evitado el rechazo a la reforma eléctrica? 2022-04-18
• El informe de la ONU sobre desaparecidos en México 2022-04-13
• La consulta para la revocación de mandato se pervirtió 2022-04-06
• ¿Se puede alcanzar la transformación del país al margen de la ley? 2022-03-31
• El costo de la guerra 2022-03-23
• El mal fario del Sistema Anticorrupción 2022-03-15
• La lucha de las mujeres 2022-03-07
• El principio de autoridad ¿por encima del estado de derecho? 2022-02-28
• La reforma electoral que viene 2022-02-22
• La Casa Gris y su daño al discurso presidencial 2022-02-16
• El movimiento por la justicia alimentado por la cerrazón gubernamental 2022-02-08
• ¿Y las víctimas del delito de ultrajes a la autoridad? 2022-01-31
• El periodismo: la profesión más peligrosa 2022-01-26
• 2022, un año que nos pondrá a prueba 2022-01-11
• Al Tribunal Electoral de Veracruz nadie lo vigila 2021-12-14
• El enojo presidencial y el papel de los medios 2021-11-29
• La Cuarta Transformación después de AMLO 2021-11-21
• Gutiérrez Luna y el enojo de Cuitláhuac 2021-10-26
• ¡Viva la impunidad! 2021-10-12
• Sin redes sociales no hay vida 2021-10-07
• El gobierno de la 4T contra la ciencia 2021-09-23
• Lo que el viento nos dejó 2021-08-26
• La consulta amañada 2021-08-02
• El país se pinta de guinda 2021-06-09
• Garantizar la legalidad o dar gusto al presidente, el reto de los tribunales electorales 2021-05-28
• La transformación de la esperanza por la que millones votaron 2021-05-06
• La polémica de los libros de texto gratuito 2021-04-26
• Morena pone al presidente de la SCJN en el ojo del huracán 2021-04-18
• Campañas ¿Entre la indiferencia o el rechazo ciudadanos? 2021-04-04
• Para que funcione el Acuerdo por la Democracia se necesitan demócratas 2021-03-23
• Protesta social y libertades bajo amenaza 2021-03-17
• Feminismo en tiempos de la 4T 2021-03-04
• La fiscalización fallida y la opacidad en el uso de los recursos públicos 2021-02-25
• Elegir a ciegas 2021-02-03
• La violencia criminal no cesa en Veracruz 2021-01-20
• Las lecciones del escándalo americano 2021-01-07
• El reto electoral no será fácil 2020-12-16
• Combate selectivo a la corrupción 2020-12-09
• La terca memoria: el crimen de Regina Martínez 2020-12-07
• La pandemia interminable 2020-11-30
• ¿Habrá consecuencias en Veracruz tras el fallo de la Corte que invalida la reforma electoral? 2020-11-23
• A dos años del gobierno de la 4T en Veracruz 2020-11-15
• ¿En verdad de acabó la corrupción en Veracruz? 2019-11-19
• La interminable curva de aprendizaje 2019-10-21
• Información ciudadana y debate público 2019-08-06
• La sujeción de los órganos autónomos 2019-07-09
• La corrupción, el origen de nuestros males 2019-06-16
• ¿Debemos acostumbrarnos a convivir con la violencia criminal? 2019-03-18
• El nepotismo y la captura de los puestos públicos en Veracruz 2019-03-05
• Llegó la hora de la verdad para Cuitláhuac García 2018-11-30
• El final se acerca ya 2018-09-17
• El cambio de gobierno y el combate a la corrupción 2018-07-29
• El fin del régimen y la madurez democrática 2018-07-06
• Esa loca pasión por el fútbol 2018-06-19
• Este arroz ya está a punto 2018-06-12
• La libertad de expresión es de quien la trabaja 2018-06-07
• ¿Tendrá impacto electoral el caso Karime? 2018-05-28
• Las campañas de odio 2018-05-16
• Jóvenes víctimas y victimarios: la tragedia que no se quiere ver 2018-04-27
• El clavo ardiente de los debates 2018-04-20
• No más tolerancia social a los corruptos 2018-04-17
• Sergio Pitol domó a la divina garza 2018-04-13
• El derroche electoral 2018-04-09
• El ensayo para la elección de gobernador en Veracruz 2018-03-20
• La subordinación de los órganos autónomos 2018-03-12
• El empoderamiento de las mujeres 2018-03-08
• Anaya y la estrategia fallida del PRI 2018-03-01
• El fin de las ideologías y la crisis de los partidos políticos 2018-02-25
• La guerra electoral 2018-02-11
• El poder muestra al hombre 2018-01-29
• La contraproducente guerra sucia 2018-01-22
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010