De Veracruz al mundo
MOMENTO DE ACOTAR
Jorge Francisco Cabral Bravo
2019-04-22 / 17:56:06
Morena: "A rugir que por eso te pagan"
Con solidaridad y respeto a Cuitlhuac Garca Jimnez, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, Ricardo Ahued Bardahuil y Rafael Hernndez Villalpando Considero que uno de los extravos ms frecuentes de los regmenes democrticos con baja institucionalidad, parece ser la tentacin de buscar recomendar las reglas para permanecer el mximo tiempo posible en el poder. Esta idea profundamente arraigada de que al poder se llega no para servir y demostrar que se puede hacer con mayor solvencia, sino para intentar permanecer en el por vas heterodoxas, es una forma de desnaturalizar el ejercicio de gobierno. El actual gobierno no escapa de esta monomana de identificar el ejercicio de poder. Parece un matiz, pero es una funesta inversin de prioridades. Idealmente los gobiernos deberan preocuparse ms por gobernar, por administrar y transformar el pas con las normas e instituciones que tienen y no dedicarse tiempo a ver cmo amplan artificialmente su mandato. En estos tiempos, Mxico tiene tres desafos enormes que requerirn toda la concentracin gubernamental. El primero, rendir resultados concretos en materia de seguridad. El combate a la criminalidad es un problema de eficiencia del Estado y no de derechas ni de izquierdas, ni neoliberal, ni conservador. El segundo es garantizar que la economa crezca ms y se distribuyan mejor los beneficios. El tercero es edificar una infraestructura moderna y funcional que permita a los ciudadanos hacer su vida y promover su creatividad. El cuento es muy sencillo, si los gobiernos pensaran en gobernar, en vez de cavilar como ampliar su plazo, otro gallo cantara. Pero su lgica sigue siendo: hemos llegado al poder y, en consecuencia, nuestro principal objetivo es conservarlo y no servir a los ciudadanos. Y cuando uno pierde el propsito central de un gobierno democrtico, que es rendir resultados a los ciudadanos, asume el propio como el objetivo primordial y, por tanto, la clase poltica est ms preocupada por reproducirse y conservar lo que hoy tiene, que en transformar el pas para dar ms oportunidades a los gobernados. El Presidente, todos los das, pone el ejemplo de tenacidad y disciplina de trabajo, pero "el elefante", como le ha llamado la administracin pblica, sigue sin dar los pasos decisivos para la transformacin pblica, sigue sin dar los pasos decisivos para la transformacin necesaria de la Repblica. Todos los das hay un llamado a la pacificacin y la reconciliacin nacional, y todos los das las balas retumban por todos lados, manteniendo la matanza y sangra que ha profundizado el histrico dolor y angustia de la pobreza, la marginacin y la desigualdad. De manera cotidiana, el Presidente hace un esfuerzo encomiable llamando a transformar el modelo de desarrollo, y todos los das se presentan nuevos indicadores relativos a que el bajo crecimiento continuar, y que no se van a generar los empleos necesarios para revertir la fractura del mundo de trabajo. En medio de la vorgine nacional, las cosas siguen funcionando en lo elemental: parece, de otra parte, que " los pasos del elefante han mantenido mnimos de funcionamiento institucional". No hay que perder de vista, por otro lado, la dinmica de la vida cotidiana, la cual se mueve en tiempos propios: la de los ms pobres, para quien es el tiempo pblico debe ser totalmente



ajeno, porque para ellos la hora de hoy es la hora de hambre y de la supervivencia; para ellos, hace tiempo que se agot la espera. Esos son los dilemas que el Presidente debe estar pensando, ms all de la coyuntura. Cuando se tiene la responsabilidad de tomar decisiones determinantes para la nacin, el tiempo es escaso, pero a la par, es el ms importante recurso que se dispone para pensar, para abstraer la complejidad; para sintetizar soluciones y para instruir y dirigir su adecuada implementacin. Eso urge porque la ciudadana tiene derecho a la claridad, para continuar con las figuras, en torno a las cuales son los puertos que habremos de ir tocando, para llegar a buen fin a esa travesa llamada Cuarta Transformacin.



Muy difcil resulta comentar que el poder concentrado y la libertad de expresin no suelen llevarse bien. Menos an cuando desde la cima, se decreta la concrecin del cambio prometido, el cumplimiento palpable del anhelo colectivo de prosperidad, paz, justicia, honestidad y hasta felicidad. Entonces las voces disonantes amenazan la efectividad de la propaganda sin dobleces que adoctrina y tiene como perspectiva aduearse de la historia para contarla en sus trminos, en el entendido de que la verdad no es lo que la evidencia muestra, sino lo que la gente cree. Andrs Manuel Lpez Obrador es el mejor comunicador del pas, pero eso no quiere decir que se presente ante la prensa a informar. Es de celebrarse que d la cara por su gobierno todos los das, el problema es que su objetivo primordial es machacar, una y otra vez, la narrativa del parte aguas histrico al margen de hechos constatables. As, la 4T podra convertirse en mito popular. Nadie puede refutar el derecho que tiene AMLO de responder cuestionamientos publicados en medios de comunicacin. Pero lo que hace no es precisamente ejercer la rplica, como asegura. El disenso no tiene legitimidad en la 4T. Como su grandilocuente oferta que reivindican como Credo es pasar de la oscura noche al luminoso da y se trata de una lucha entre el bien que representan los intereses del pueblo y el mal que protege los de la resentida mafia exiliada del poder. Estigmatizar medios y periodistas desde el poder es una forma, poco sutil por cierto, de amedrentar. La confusin presidencial de pedirle a un medio que revele sus fuentes por "transparencia" no es menor, pero es sintomtica. Debemos tener presente que si la libertad de expresin es un derecho, es para poder decir lo que no le gusta al poder. Y la mejor forma de defender esa libertad es ejercindola. En esta poca que nos ha tocado vivir hemos aprendido, con ms intensidad que en generaciones pasadas, a convivir con el miedo, aquella sensacin ocasional que nos prevena de los peligros se ha vuelto una forma permanente de afrontar la realidad. Me acuerdo de una vieja frase de Benjamn Franklin que deca que alguien que apuesta su libertad a cambio de su seguridad hace un mal negocio porque termina perdiendo ambas. Alarma, sobre todo, el miedo que hemos aprendido a tener a las palabras. El hecho est as, estamos construyendo un lenguaje destinado a ser superficial, inocuo, en el que ya nada se puede sealar y, a fuerza de hacerlo leve y ligero, lo vamos vaciando de contenidos para decir



sin decir porque tenemos miedo de consecuencias que no tendramos por que asumir y de respuestas desproporcionadas. Esto me asusta, desde luego. Por eso, tratar de quitarle el filo a las palabras es tan peligroso, dejan de ser herramientas de mano para convertirse en bombas cuyo mecanismo de detonacin es muy difcil de determinar. Si pudiramos ir despejando nuestros miedos, comenzando por las palabras, volver el equilibrio que radica en las actitudes y en las conductas, en nuestra capacidad de dilogo para aceptar a los dems con sus defectos y sus virtudes, con sus ideas que no nos gustan, pero que pueden enriquecernos, con su presencia en el mundo que no podemos entender, pero que, sin duda, hacen ms deliciosa la vida; en fin, que dejemos de temer por la forma en que decimos, con humor o sin l, pero que no perdamos nunca de vista que lo que no podemos hacer es usar palabras lindas para sostener sistemas de explotacin patriarcal, exclusin radical, tcnica o econmica; que lo que no podemos hacer es envolver nuestro odio, nuestro veneno en bellas envolturas, ni dejar de decir lo que pensamos porque viene empacado en palabras que tienen filos, aromas y texturas que no a todos nos agradan.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• En el poder y en la poltica todo es personal 2019-08-27
• Los muros de Morena 2019-08-20
• Atona Economa - Morena 2019-08-13
• Morena.- A ro revuelto 2019-08-07
• Involucin o reparacin 2019-07-30
• De paje a rey 2019-07-22
• DE PRISA Y CON BUENA LETRA 2019-07-16
• De naturaleza poltica 2019-07-08
• Ricardo Monreal - Cuentas y Cuentos 2019-07-02
• Quin pone orden en la casa? Equidad social 2019-06-24
• Todo el edificio del bienestar prometido se puede desplomar 2019-06-19
• Morena: Arre con la que barre 2019-06-11
• Juicios sumarios de morena 2019-06-11
• Morena: La realidad siempre supera la ficcin 2019-05-28
• Morena: El plpito presidencial 2019-05-21
• Morena: Nada esta escrito de una vez y para siempre 2019-05-15
• Morena: Metfora con esperanza 2019-05-06
• Morena Sin recurrir a falsos atajos? 2019-04-14
• Construyendo puentes y poltica de ficcin 2019-04-09
• Hoy es otra pluma la que escribe el guin Francisco Cabral Bravo 2019-04-02
• Estado laico, muralla de Jeric 2019-03-25
• Fin de la cada neoliberal 2019-03-20
• Morena: "Las cartas estn sobre la mesa" 2019-03-12
• Morena.- Soplan vientos de cambio 2019-03-07
• Morena.- Soplan vientos de cambio 2019-03-05
• Morena.- El detalle est en el diablo 2019-02-26
• El evangelio de AMLO 2019-02-19
• Morena y los gobiernos estatales a qu le apuestan? 2019-02-13
• El presente difcil: AMLO 2019-02-05
• Luces y sombras de la 4ta. Transformacin 2019-01-29
• Morena: "campo de los dichos o campo de los hechos" 2019-01-21
• 2019 Morena; Decisiones que marcan 2019-01-14
• 2019, pronsticos, el presente difcil e incierto 2019-01-07
• 2019 - Morena: Lupe - Reyes 2018-12-31
• La corrupcin: S mata todos los das 2018-12-25
• Veracruz, en el andn de la Cuarta Transformacin 2018-12-17
• Cuitlhuac Garca y Erick Cisneros hacen bien el uno 1-2 2018-12-09
• Con afecto y con efecto Cuitlhuac saluda a Veracruz 2018-12-03
• AMLO no va a ser florero, ni estar de adorno 2018-11-25
• Morena: gobernabilidad, barruntos de tormenta 2018-11-20
• Morena: "Renacer o desaparecer 2018-11-12
• No se hagan los despistados 2018-11-04
• AMLO: el muro y el fenmeno de la migracin 2018-10-29
• A Morena le faltan ingredientes 2018-10-22
• Morena; que decida el pueblo sabio 2018-10-16
• Uff. En lenguaje beisbolstico Morena: Safe! 2018-10-08
• Traguen sapos y no se olviden de sonrer 2018-10-02
• Morena, el tren de las ideas 2018-09-25
• Morena, que a Veracruz le vaya bien 2018-09-18
• Morena, bateo libre 2018-09-11
• La poltica de Morena convive con nosotros 2018-09-03
• "Divide y unirs" 2018-08-27
• Morena -Luis Donaldo Colosio- 2018-08-20
• Actores polticos tendrn una prueba contra reloj 2018-08-13
• AMLO, ha comenzado ya a gobernar 2018-08-06
• En sus marcas, listos... "Ms sabe el diablo por viejo" 2018-07-30
• Gobernantes,Mxico no beber cicuta 2018-07-23
• Bueno el tiro 2018-07-16
• Morena, avalancha ciudadana 2018-07-09
• Poltica y gobernantes 2018-07-02
• La soga en casa delahorcado 2018-06-25
• El voto libre, usted decide 2018-06-18
• Lderes, gobernantes o directores de orquesta 2018-06-11
• Habr espacio para la reflexin? 2018-06-03
• Claroscuros del debate los candidatos? en una nibe 2018-05-27
• Qu sigue? "INE", siempre dentro del ruedo de la poltica sin asustarse del tamao de los bureles 2018-05-21
• Ideologas apstoles y ngeles 2018-05-14
• Campaas polticas, democracia y populismo 2018-05-07
• Lo duda usted? Ciudadano de primera y de segunda 2018-05-01
• Con el electorado no se juega 2018-04-25
• No queremos ser mal pensados 2018-04-17
• De engaos a engaos 2018-04-09
• Estampita repetida no completa el lbum 2018-04-01
• La importancia de las redes sociales, en la contienda electoral 2018-03-26
• Santas sorpresas, soltaron al tigre! 2018-03-20
• Ni los veo, ni los oigo 2018-03-13
• El arte de la guerra poltica 2018-03-04
• La odisea de la Poltica 2018-02-27
• Precampaas o Primarias 2018-02-19
• El poder de las redes sociales 2018-02-12
• Polticos, hombres de paja 2018-02-05
• Nueva realidad de la poltica mexicana 2018-01-30
• Mxico pas con hambre y sed de justicia 2018-01-23
• Cataclismo de la poltica y los polticos 2018-01-16
• 2018, La decena trgica? 2018-01-09
• Das de la Cruda Realidad 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010