El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
RAFAEL MARÍN MARÍN
.
2017-08-01 / 19:33:35
“SEGURIDAD PUBLICA Y COMBATE A LA CORRUPCION NACIONAL. AGENDA PENDIENTE”
La justicia se siembra en paz,

para aquellos que hacen la paz. Sant. 4.1
Los mexicanos sabemos que temas como el empleo, salud, educación, vivienda, recreación, no se pueden realizar a plenitud cotidianamente si el Estado Mexicano no nos garantiza el derecho pleno a la vida, es decir, saber que al salir de casa con destino al trabajo o nuestra actividad lícita diversa y viceversa, regresaremos con vida. No nos dábamos cuenta de los males nacionales como la corrupción galopante que ha infestado a muchas instituciones en sus tres niveles, sino hasta que vimos caer bajo la violencia, la delincuencia organizada, el tiro cruzado, un amigo, un familiar, un conocido.



Preocupados por cumplir con nuestra obligación de pagar nuestros impuestos y llevar una vida como Dios manda, cada uno de nosotros trabaja diariamente de manera lícita para ganarnos la vida, aunque existen otros dentro y fuera del gobierno que no lo hacen así, lo que causa dolor y desaliento.



Como decirles a los delincuentes comunes y corrientes de afuera que existe un Estado mexicano que los va a castigar, si dentro de las filas oficiales hay otros como ellos, incluso más peligrosos, porque no solo abdican de una responsabilidad constitucional, sino tuercen la ley y las instituciones para hacer justicia a su modo contra el adversario y no como el Estado de Derecho demanda y exige. Que saquearon las arcas públicas y llenaron sus bolsillos sin empacho, como la de varios ex gobernadores actuales conocidos por todos cuyos nombres no merecen ser mencionados, no por hoy.



Pero los mexicanos nos dimos cuenta de todo ello, cuando vimos a un igual, de cualquier edad, incluso, aparecer muerto o desaparecer según sea el caso, sin que nadie haga justicia, o por lo menos eso sienten quienes se duelen de sus muertos o desaparecidos. Nunca he creído que sea un problema de políticos o de partidos la falta de atención para estos males, porque son añejos en la nación, más bien se trata, lamentablemente, de que todos creen tener la “varita mágica” para ello sin saber que en la medida en que afronten solos los problemas nacionales, más difícil serán las soluciones a los mismos. El que es corrupto o corruptible o corruptor, lo es dentro o fuera del Estado, es una cuestión de valores miserables y cofradías de poder, que quieren por lo miserable de sus vidas, perpetuar.



El pueblo ve cómo viejos políticos siguen siendo reyes de sus políticas fallidas y también como nacen jóvenes políticos tan fallidos como sus vidas. En muchos casos bajo consignas hereditarias. Lo más absurdo de lo absurdo. Como lo hacen los grandes capos que dejan el poder a sus vástagos, aunque por supuesto no aplica en todos. Pero ese no es el tema. Lo es el hecho de que, cada día sabemos por la prensa, por las redes por el comentario donde sea, que más políticos son descubiertos en actos de corrupción o dándose vida de marajás a costa del erario público, que abarca familias, novias, novios.



Duele más, sin embargo, saber por estos mismos medios de comunicación, que todos los días sin excepción alguna hay caídos por las balas, tanto buenos como malos, aunque son más los primeros que los segundos.



Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, señalan sobre la incidencia delictiva nacional que de enero a junio de 2017, sumaron 891,747 casos, es decir 148,624 por mes: 4,954 por día, 206 por hora, 3 cada minuto. Tan solo en junio pasado la fuente maneja 159,481 por mes; 5,316 por día, 221 por hora; 3.6 por minuto, lo que habla de un aumento.



El número de víctimas directas registradas en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas por los delitos de homicidio, secuestro y extorsión (sic) en 2017, con corte al 30 de junio, es decir en 6 meses, revela homicidios dolosos 13,729; homicidios culposos 9,076, total 22 mil 805; secuestros 692; extorsión 2,985, sin que el sistema arroje los resueltos o no, que es lo grave y que la gente llama impunidad e impotencia. No es para nadie desconocido que la mayoría de los crímenes se comenten con armas de fuego.



Las cifras son de analizarse con los pies en la tierra y sin que nadie cante victoria, porque afecta a todo el país, en un mosaico pluripartidista donde todos los partidos son gobierno de alguna u otra forma, sin que nadie pueda decir, no es mi responsabilidad. Ese es el tamaño del reto que México como país y gobierno tiene, donde todos somos corresponsables del mal manejo que en seguridad publica tenemos, ya sea como padres educando a nuestros hijos y sabiendo qué hacen cuando no los vemos, ya sea por oportunidades de trabajo, ya sea por un programa de prevención de delito que no existe ante el aumento de jóvenes delinquiendo o drogándose a bajos precios, ya sea por autoridades complacientes o metidas en el ajo. De ahí la importancia de que instancias como la CONAGO hace su trabajo, claro está sin que sepamos después si la información privilegiada allí aportada, es usada o fue usada por funcionarios corruptos en contra de la estrategia de seguridad pública integral que reclaman los mexicanos nacidos y por nacer. Actuemos. rafaelmarinmarin@hotmail.com



http://misionpolitica.com/esta-semana/rafael-marin links que trae muchos artículos publicados por el autor a nivel nacional.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010