El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
EROS ORTEGA RAMOS
.
2016-11-13 / 13:45:52
Donald John Trump: el Presidente No. 45 de los Estados Unidos de América
“Pese al discurso de odio que el candidato manejó durante toda su campaña, logró una ventaja considerable por encima de su contrincante”
Durante la madrugada del día miércoles 9 de noviembre del año en curso, los augurios desencadenados como consecuencia de las constantes pifias cometidas por la candidata demócrata, poco a poco se hicieron realidad ante millones de espectadores atónitos que presenciaban alrededor del mundo como el mapa electoral de los Estados Unidos se iba tiñendo de rojo conforme transcurría el conteo electoral, pues resulta que Donald Trump, pese a todo el desprestigio mediático del cual se hizo acreedor, obtuvo (hasta el día 11 de noviembre) 290 delegados en el Colegio Electoral, a diferencia de los 228 que se adjudicó su contrincante. No importaron las decenas de discursos antiinmigrantes, xenófobos, racistas y hasta machistas que el empresario repitió hasta el cansancio, ya que parece ser que su estrategia del proteccionismo económico nacionalista utilizado en su demagogia fue el tema que desde hace años quería escuchar gran parte del electorado estadunidense.

Ahora, mientras contemplo las protestas que se han suscitado como consecuencia de la victoria del republicano, es inevitable la incertidumbre que provocan las promesas de campaña que, para nuestra desgracia, pueden convertirse en realidad si es que el empresario sabe mantener una estrategia sólida dentro del congreso. Por otra parte, la derrota de Clinton evidenció la necesidad de un cambio radical en la política internacional de este país, respecto al neoliberalismo intervencionista que lo ha llevado a la exploración y explotación de nuevos territorios con la intención de establecer lazos financieros. Un ejemplo de esto ya se había visto hace algunos meses en el referéndum del Reino Unido que hizo posible su separación definitiva de la llamada Unión Europea. Empero, el triunfo de Trump no sólo podría alimentar el etnocentrismo, el populismo y el radicalismo nacionalista de gran parte del electorado que votó por su partido, sino también podría incentivar movimientos sociales que se pronuncien a favor de cerrar las fronteras con otros países para así tratar de disminuir la migración que lejos de perjudicar a Estados Unidos, lo beneficia de sobremanera en el crecimiento y regulación de su economía interna.

De la misma manera, la victoria del magnate trajo consigo un resurgimiento de ese intervencionismo salvaje que crea guerras y saquea países, ya que desde hace meses se venía cuajando al interior de los grupos empresariales dominantes. Y digo resurgimiento porque tal intervencionismo ha sido satanizado desde hace ya bastantes años debido a sus dudosos métodos con los cuales ha impuesto negocios en naciones tercermundistas. Un ejemplo claro de ello es la polémica guerra de Irak, ya que según personalidades mundialmente reconocidas como Michael Moore, se han dado a conocer diferentes teorías, sustentadas por especialistas, que afirman que el atentado hacia las Torres Gemelas en septiembre del año 2001 fue en realidad un auto atentado provocado por el mismo gobierno de George W. Bush, con la finalidad de apropiarse de reservas petroleras de ese país. Cierto o no, el desprestigio de las intervenciones norteamericanas en distintas naciones puede ser revertido, o al menos de nueva cuenta legitimado, con un empresario al mando del ejecutivo en el país del sueño americano. En otras palabras, las monstruosas transnacionales, o la oligarquía transnacional financiera (como usted prefiera llamarle), al más puro “capitalismo aventurero”, ahora tiene a un representante popular capaz de legitimar los manejos de capital en transacciones, invasiones o saqueos, justificados en aras de la prosperidad económica que muchas veces es impuesta mediante la coerción por la lógica económica del mercado global.

De igual manera, respecto al panorama internacional, en la madrugada del mismo miércoles los mercados globales fueron sacudidos ante el inminente triunfo del empresario, obligando a las bolsas de valores de todo el mundo a definir una postura, radical o liberal, respecto al resultado de la elección que cada vez más acercaba al señor Trump a la Casa Blanca. Para México por ejemplo, significó un descalabro más para su pobre moneda, ya que el precio del dólar llegó hasta los 21 pesos para su venta, presagiando así un nuevo y renovado periodo presidencial de confrontación con su vecino del norte. Por otra parte, en Asia y Europa se analizó la posibilidad de replantear las condiciones de coaliciones modernas, porque no debemos de olvidar que, en el caso de Rusia, Vladimir Putin jamás expresó su negativa respecto a un posible triunfó de Trump, por esta razón, qué mejor oportunidad para afianzar relaciones con un país que en algún momento de la historia significó el peor enemigo en términos políticos y económicos. Asimismo, la ayuda extranjera y los tratados internacionales son otros dos aspectos que incluyen a diferentes países poderosos del globo. Y por último, para el Medio Oriente, se vislumbró un posible conflicto aún más grave con Irán.

Como dijo el presidente de la fundación Imagen México, Agustín Barrios Gómez: “Todo puede pasar”. Y es que con una persona tan voluble e impredecible como Trump, nunca se sabe qué es verdad y qué es mentira en sus discursos y promesas. Lo que sí se sabe es que la victoria del magnate viene a poner en jaque la situación de millones de personas que nada tienen que ver con las intenciones políticas y económicas de su partido con la clase empresarial norteamericana. Aquí me refiero a los inmigrantes, afroamericanos y latinos. No olvidemos que conforme avanzaba la campaña del multimillonario, éste le aumentaba cada vez más la altura al dichoso muro que presumía, correría a cargo del propio México, frenando así la incesante migración de indocumentados a ese país. Así, con la intención del empresario de construir un “muro de la vergüenza”, tristemente recalca lo que desde hace años se ha intentado erradicar en ese país: el complejo de superioridad, apoyado en el racismo. En pocas palabras, Estados Unidos ha demostrado una vez más su intolerancia hacia la diversidad racial. Y tal situación, desde mi perspectiva, debe de ser una de las más preocupantes para los expertos, ¿Por qué? Porque muestra al mundo la preferencia por el odio, la segregación y la discriminación, por encima de la tolerancia, la integración y el consenso que millones de estadunidenses hasta el día de hoy, siguen heredando a las generaciones venideras. Independientemente del voto de castigo ejercido que claramente muestra el hartazgo del electorado respecto al partido encabezado por Barack Obama, no se debe de pasar por alto el deseo de los norteamericanos respecto a materializar la exclusión al sufragar por un candidato de la calaña de Trump.

Finalizando, tal parece ser que el estadunidense promedio votó por el candidato “menos peor” en esta contienda electoral, dejando de lado un raciocinio que incita al elector a no obsequiar su sufragio a todo aquel candidato que no cuestione sus medios por los cuales desea llegar a un fin determinado. Eso es lo que debería de alarmarnos realmente como sociedad en general, porque si un hombre ambicioso, racista y misógino es seguido y apoyado por millones de futuros gobernados, ¿Qué nos hace pensar que no se repetirá la historia de dictadores que nunca sucumbieron en su afán de liderar naciones en contra del respeto a los derechos humanos elementales y las garantías individuales?

Gracias por su lectura.

@erosuamero

*Eros Ortega Ramos es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
• El “Peligro para México” lidera las preferencias electorales rumbo a las elecciones presidenciales del 2018 2017-01-16
• El gasolinazo y su vandalismo como muestra de descomposición social 2017-01-07
• El PRI y sus “gasolinazos” interminables 2017-01-02
• El PRI y sus “gasolinazos” interminables 2017-01-01
• La construcción de una cultura vial y de participación política 2016-11-26
• La normalización del trabajo no remunerado y la nueva esclavitud 2016-11-19
• El surgimiento del llamado “Justiciero anónimo” 2016-11-05
• La inseguridad en el transporte público de la Zona Metropolitana del Valle de México 2016-10-29
• El feminicidio en México y en América Latina 2016-10-22
• La renuncia de Javier Duarte a la gubernatura de Veracruz 2016-10-15
• Eruviel Ávila Villegas y Pablo Bedolla López; los dos rostros del poder en el Estado de México 2016-10-08
• Rogers Waters y la polémica de su protesta social 2016-10-02
• El Mexicable en Ecatepec; polémica y disgustos 2016-09-28
• El Mexicable en Ecatepec; polémica y disgustos 2016-09-25
• El matrimonio igualitario, la hipocresía de la Iglesia y la pederastia en el Vaticano 2016-09-18
• El MAES y la exclusión de miles de aspirantes a la EducaciónSuperior 2016-09-11
• La reunión Peña/Trump; cuando es el propio presidente quien se vuelve cliente frecuente de la crítica social 2016-09-03
• Enrique Peña Nieto y la minimización de su robo intelectual 2016-08-27
• AMLO y su burlona “3de3” 2016-08-20
• La burla de México y su fracaso en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016-08-13
ver todas las entradas
• La ex primera dama, Margarita Zavala y la necesidad de hacer memoria 2016-08-06
• El fenómeno “Pokémon GO” 2016-07-31
• La importancia de la organización interna en la lucha social 2016-07-23
• . 2016-07-15
• La Universidad Autónoma Metropolitana y su lucha contra la incipiente privatización de la educación superior 2016-07-09
• La UAM y su lucha contra la incipiente privatización de la educación superior 2016-07-08
• México; de la desinformación legitimada al periodismo chacotero 2016-07-02
• México, la CNTE y su terrorismo de Estado 2016-06-22
• Estados Unidos, el terrorismo y su política armamentista 2016-06-15
• Elecciones 2016; México y su mito de la democracia representativa legítima 2016-06-07
• Miguel Ángel Mancera y su “silbato anti-acoso” 2016-05-29
• Y sigue el “Hoy no circula”; un panorama general del Estado de México 2016-05-22
• ¿La privatización de la educación en México? 2016-05-15
• AMLO: la tercera es la vencida 2016-05-09
• AMLO: la tercera es la vencida 2016-05-08
• El fenómeno de las “Ladies” en México: cuando las pifias ajenas se convierten en un espectáculo público 2016-04-30
• La violencia sexual en México: una grave problemática social 2016-04-23
• The Panama Papers: la corrupción que impera en el sistema financiero mundial 2016-04-16
• Las muertas de Ecatepec: una mirada al municipio más peligroso para ser mujer en el país 2016-03-31
• Donald John Trump: el candidato incómodo de la política estadunidense 2016-03-24
• El “jefe” Diego y la ignominia de sus 75 primaveras 2016-03-16
• Día internacional de la mujer: ¿Hay razones para celebrar? 2016-03-12
• El hembrismo y la tergiversación de la lucha feminista 2016-02-28
• El Papa Francisco en Ecatepec 2016-02-21
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010