De Veracruz al mundo
EROS ORTEGA RAMOS
.
2019-08-06 / 16:08:54
La justicia para algunos es la desgracia para otros
Un padre llora desconsoladamente la muerte de su hijo abatido
A mediados del mes de julio del ao en curso, la Secretara de Seguridad del Estado de Mxico dio a conocer un polmico video en donde se muestra el momento exacto de un asalto durante el cual un joven fue abatido por las autoridades mexiquenses. Resulta que el ahora fallecido, que ni siquiera era mayor de edad, acompaado de dos cmplices ms llegaron a un negocio de carnitas ubicado sobre el camelln de la Avenida R-1, en la colonia Jardines de Santa Clara, en el municipio de Ecatepec de Morelos para perpetrar un atraco. Al llegar al establecimiento comenzaron a despojar de sus pertenencias a los comensales que se encontraban ah presentes, as como al dueo del lugar, mismos que fueron amagados con armas de fuego. El video se puede observar en el enlace que se muestra a continuacin: https://www.youtube.com/watch?v=ZSolNf8JJs0



En la grabacin obtenida tambin se puede apreciar que otros dos asaltantes llegan en motocicleta, los cuales nicamente se mantienen observando para posteriormente abandonar el lugar. Fue en el momento de su huida cuando para su infortunio se encontraron con una patrulla de la Polica Estatal a la cual comenzaron a dispararle. La agresin, como era de esperarse, fue inmediatamente repelida por los elementos de seguridad. Fue as que uno de los jvenes de apenas 16 aos de edad, mismo que portaba un arma calibre 38, fue gravemente herido durante el enfrentamiento.



En un segundo video dado a conocer das despus del que le mencion previamente, se puede ver cmo ste joven de 16 aos de edad yace mortalmente herido en el suelo, custodiado por un elemento de seguridad mientras es agredido fsica y verbalmente por gente aledaa al lugar. En el mismo tambin se puede observar su agona en silencio, ya que durante los golpes que recibe en el rostro por el enfado de los afectados no refiere palabra alguna. Supongo que debido a la gravedad de su herida por el impacto de bala que haba recibido la vida se le estaba yendo poco a poco, porque como tambin lo pudo observar anteriormente, cuando su padre llega ya no haba nada que hacer para salvarlo. El video se puede observar en el enlace que se muestra a continuacin: https://www.youtube.com/watch?v=xCHIxjbn9FE&has_verified=1



Con la exhibicin de la grabacin en los medios de comunicacin, hasta el da de hoy las crticas y burlas no han dejado de circular en las principales redes sociales, y es que no nicamente nos encontramos ante una sociedad inhumana y poco



sensible hacia la desgracia ajena, sino harta, escptica y con sed de justicia tambin. Resulta verdaderamente desolador la manera en como el seor abraza fuertemente a su hijo fallecido en el suelo, mientras le llora con un llanto desgarrador, pero lo que tambin resulta muy desolador es la manera como el espectador que en ese momento se encontraba grabando la escena, se refiere al joven finado con una indiferencia cruel y burlesca: Ah est el pap llorando por su rata, acaba de asaltar los caldos de gallina de la Mxico y Granjas y ya est llorando.



Y aclaro, no condeno el proceder de dicho individuo, ms bien me resulta difcil de creer que no exista el mnimo de empata ante un padre que le llora a su hijo muerto. Pero l y muchas otras personas tienen sus razones, mismas que han ido creciendo por la inoperancia del Estado en cuestiones de seguridad y proteccin ciudadana, por eso no soy nadie para culparlo ni mucho menos para enjuiciarlo como mucha gente se cree con la autoridad de hacer. Cuntas veces se han repetido esta clase de acontecimientos en donde es gente inocente la que fallece a manos de asaltantes? O sea que no lo justifico, ms bien lo entiendo. A lo largo de estos ltimos cinco aos, con la gravsima situacin de inseguridad que se ha desatado en esta entidad, he escuchado diferentes testimonios de victimas de familiares fallecidos durante asaltos en el transporte pblico, en donde el delincuente ha terminado con la vida de gente inocente, sin el mnimo de decoro o culpa.



Es aqu en donde si practicamos el ejercicio de la empata, nos podremos dar cuenta de que el dolor que embarga a estas personas es irreparable y que su proceder respecto a la gente que delinque no dar lugar a dilogos ni acuerdos. Las victimas ya estn cansadas de promesas de justicia y reparacin de daos. Por eso lo que ellas demandan es que sin distincin alguna se aplique todo el peso de la ley al delincuente; a ese que asalta, roba o mata sin compasin.



No se trata de pagar con la misma moneda, ni que la venganza con base en la violencia y en el peor de los casos, la privacin de la vida, sea la solucin ante esta descomposicin social que cada vez ms hunde al pas en un estado de anoma e impunidad, ms bien, lo que esta sociedad con su nivel de hartazgo sin precedentes quiere es que realmente se apliquen las sanciones correspondientes a aquellos que delinquen. Quiere que el Estado no se haga el desentendido ante la ola de actos ilcitos que no tienen castigo alguno, ms con los llamados daos a terceros o daos colaterales que injustamente cobran la vida de inocentes que nada tienen que ver con estas situaciones.



Por eso como socilogo, al momento de analizar el lamentable video del joven asesinado me resulta imposible definir una posicin a favor o en contra respecto a las partes involucradas en la problemtica, ya que por un lado intento entender la interpretacin del padre desconsolado al ver a su hijo tirado y sin vida debido a que fue asesinado por haber asaltado un lugar, pero por otro tambin intento entender la interpretacin de la gente y su proceder indiferente ante uno de tantos



delincuentes abatidos, en una entidad que se sumerge de forma alarmante da con da en la inseguridad y la violencia.



En pocas palabras; intento conservar la imparcialidad ante una ambivalencia social en donde ambas partes tienen motivos para actuar de la manera como lo hicieron. Esta es una tarea sumamente complicada, ms si tomamos en cuenta que tanto el menor abatido y su padre como los asaltados tienen derechos humanos que deben de respetarse: Pero a partir de dnde comienzan los derechos de alguien que delinque? Y ms complicado an: Hasta dnde terminan? Porque como se puede apreciar, La justicia para algunos es la desgracia para otros en el pas de la ambivalencia eterna entre los que cometen delitos y los que se ganan la vida con trabajo y honradez.



Gracias por su lectura.



Twitter: @erosuamero



Facebook: Eros Ortega Ramos



Correo electrnico: sociologia_uameros@hotmail.com



*El autor es licenciado en Sociologa por parte de la Universidad Autnoma Metropolitana y actual estudiante de la Maestra en Estudios Polticos y Sociales de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010