De Veracruz al mundo
POLÍTICA FICCIÓN
Jorge Marín Barragán.
2019-12-23 / 20:34:44
Estado Criminal. (Primera parte)
Hace algún tiempo la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) reportaba, que las ganancias estimadas del tráfico de estupefacientes rondan los 320 mil millones de dólares, aunque, especialistas en narcotráfico y crimen organizado calculan, que al considerarse en su totalidad el mercado ilícito internacional y la diversidad de actividades criminales esta cifra puede triplicarse, es decir 960 mil millones de dólares de utilidades anuales.



Sin duda, las exorbitantes ganancias que generan estas actividades criminales significan un gran botín y despertaron la ambición de los hombres del poder, por esa razón y partiendo de esta hipótesis, podemos concluir que vivimos una guerra entre organizaciones criminales que andan tras de este jugoso negocio y no el Estado combatiendo a la delincuencia. En México nuestros gobernantes claudicaron a su alta encomienda de procurar bienestar y seguridad a la ciudadanía, probaron el veneno corruptor del dinero sucio que obtenían mediante los sobornos que recibían y ya no se pudieron detener, decidieron ir por el control absoluto de este lucrativo negocio que significan las actividades delictivas y no tan solo el tráfico de estupefacientes, que en nuestro país, según documenta Saviano en su libro “Como la cocaína domina al mundo”, significan ganancias de entre 25 y 50 mil millones de dólares.



Tras la detención de Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública Federal en el sexenio de Felipe Calderón, integrante del CISEN desde la década de los 90, con responsabilidades relevantes en el área de inteligencia y seguridad en tiempos de Fox, reconocido por la DEA, el FBI, agencias internacionales y de otros países como una pieza clave en el combate a la delincuencia, se desataron los demonios y las especulaciones, para ello se retomaron las investigaciones y reportajes periodísticos donde lo involucraban en actividades ilícitas, tras el linchamiento mediático y sin previo juicio llegó la sentencia popular: culpable.



Oficialmente esta detenido en Estados Unidos señalado de conspirar para traficar, poseer y distribuir cocaína, además, falsear declaraciones ante autoridades estadounidenses, es un asunto del cual tendrá que defenderse durante el juicio al que será sometido. En México, de manera apresurada y quizás presionados por el sorpresivo evento, la Fiscalía General de la República emitió un comunicado donde informa que se está integrando una carpeta de investigación sobre delitos similares.



Esta detención pone bajo la lupa a los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, por la obviedad de que fue un funcionario de Seguridad del primer nivel en ambas administraciones, pero además, obliga a revisar la causa, motivo o razón de la impunidad, de la que gozaba Genaro García Luna y otros tantos personajes de sospechosa conducta, durante las administraciones de Peña Nieto y López Obrador.



Las Instituciones del Estado Mexicano, históricamente de manera lamentable, han sido utilizadas para favorecer a quienes están en el poder, su función se ha pervertido y la ley se ha torcido a conveniencia, fuera para evitar una sanción producto de un acto contrario a la ley o para imponer castigo a cualquiera que estorbara a sus intereses particulares y de poder. Aún peor que esa distorsión, fue la desaparición y homicidio de personas operada desde el gobierno, así fue, como de forma irresponsable y para lograr sus perversos fines, paulatinamente nos fueron llevando hacia una descomposición aún más peligrosa.



No es necesario ser un investigador profesional, un experto en política o tener acceso a expedientes secretos para poder discernir entre la verdad y la ficción, la evidencia pública y el sentido común nos pueden ubicar en la triste realidad de lo que acontece: Hemos pasado del sistema corrupto al Estado Criminal, donde, con la violencia y migajas del presupuesto desactivan todo intento de rebelión, nos imponen gobernantes y nos hacen creer que avanzamos y que es posible una transformación.



JORGE MARIN BARRAGAN



Orizaba, Ver. A 23 de diciembre de 2019

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010