De Veracruz al mundo
POLÍTICA FICCIÓN
Jorge Marín Barragán.
2019-03-24 / 09:01:38
Abuso de poder contra un orizabeño
El Lic. José Humbertus Pérez Espinoza, formó una Asociación Civil denominada Frente Mexiquense por una Vivienda Digna, donde se agruparon cientos de familias defraudadas con sus creditos hipotecarios, por la mala calidad de los materiales utilizados en la construcción de viviendas y el sobreprecio en que se las vendían. Como presidente de esta asociación había presentado una serie de recursos legales en contra de las desarrolladoras inmobiliarias que poco a poco iban saliendo en favor de sus representados, pero que además, al darse cuenta de la corrupción de las autoridades locales y del Estado deMéxico que buscaban entorpecer sus demandas de justicia, había interpuesto diversas quejas y solicitudes de destitución del propio titular de la Procuraduría del Estado y de funcionarios ministeriales mexiquenses.



Los intereses contra los que se estaba enfrentando el incorruptible orizabeño eran muy poderosos, así lo constataría el 4 de noviembre de 2015.



Después de ofrecer rueda de prensa en Toluca, Estado de México, una de multiples ocasiones que lo hizo para defender el patrimonio de sus agremiados, el catedrático del Instituto Politécnico Nacional, profesionista con diversos estudios de postgrado, convertido en activista defensor de los derechos humanos, Humbertus Pérez, fue privado de su libertad al más puro estilo de la mafia.



Al salir del recinto donde se llevó a cabo su encuentro con los medios de comunicación, abordó un vehículo donde lo esperaba su chofer, a los pocos minutos de haberse puesto en movimiento es interceptado por un comboy de varias unidades donde venía un comando armado, de forma agresiva los bajan de su vehículo y los suben a una de las unidades aunque a su chofer lo bajan y abandonan en la calle minutos después. Su colaborador al darse cuenta de la ilegal maniobra, porque nunca se identificaron ni presentaron orden de aprensión, abordó un taxi y los siguió a prudente distancia, dándose cuenta que iban con rumbo a Huixquilucan.



Humbertus Pérez fue cambiado hasta en cinco ocasiones de vehículo, con el propósito de causar confusión y perder el rastro del líder social. En el trayecto, cuyo destino ignoraba, logró escuchar y darse cuenta que quien comandaba la operación fue alertado de que habían sido seguidos en un taxi y, que quien le dio la alerta tenía acceso a las camaras de vigilancia del gobierno que fue donde se dieron cuenta del inconveniente. Esa valiente acción de su chofer, sin duda, hizo que cambiaran la instrucción original, tal vez hasta le salvo la vida y evitó que lo desaparecieran. Una vez que se vieron descubiertos cambiaron de ruta y se dirigieron hacia el penal de Chiconautla a donde ingresaron al activista.



Ya en la prisión se daría cuenta del tamaño de la perversidad que le habían preparado, con falsas denuncias de delitos inexistentes fue sometido a un auténtico calvario de injusticias, en total le fueron abiertas cuatro carpetas de investigación. Las acusaciones que le habían fabricado resultaban disimbolas y contradictorias, todo con la finalidad de mantenerle prisionero, le imputaban ser responsable de robo a casa habitación con violencia para que no alcanzara fianza, cuando en cada instancia iba probando su inocencia carpeta por carpeta y las probabilidades de obtener su libertad aumentaban, le formularon otras denuncias. La saña llegó a limites insospechados, cuando para entorpecer su libertad, fue utilizado un reo sentenciado a 40 años de prisión por secuestro, para que lo denunciara del supuesto delito de extorsión.



Las contradicciones y lo burdo de este caso llega a tal grado, que una supuesta orden de aprensión fue girada por el delito de robo a transporte público, es decir, por un delito diferente al de robo a casa habitación por el que se le vinculó a proceso.



La fabricación de delitos que ha denunciado el activista y la actuación irregular de los funcionarios de procuración de justicia, nos llevan a la conclusión de que existen complicidades vergonzosas entre autoridades y desarrolladoras inmobiliarias, con las que se ha enfrentabado el incorruptible orizabeño José Humbertus Pérez Espinoza, es preocupante este caso pues se trataría de una acción orquestada desde el poder económico y político contra un defensor de derechos humanos.



Desde el año 2012 el Frente Mexiquense en Defensa para una Vivienda Digna, A.C., ya denunciaba el clima de hostigamiento y amenazas, alertando que en agosto habían evitado el probable secuestro o privación ilegal de la libertad de su dirigente José Humbertus Pérez.



En uno de sus boletines de prensa el Frente Mexiquense expuso, que Enrique Peña era protector de personajes del sector inmobiliario que se agrupaban en el Consejo Consultivo Empresarial y que apoyaban su candidatura presidencial. Por ese motivo hicieron público su apoyo a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, acción que desencadeno literalmente la cacería en contra del dirigente del Frente en Favor de la Vivienda Digna.



Ya habían hecho mención en uno de sus comunicados de que financiaban campañas, pero no habían dimensionado el gran poder que tenía el largo brazo corruptor del negocio inmobiliario, tanto, que quizás eso explique la ausencia en la legislatura de varios diputados de diversos partidos pero particularmente de MORENA, este 21 de marzo del presente, en la sesión donde se presentó un punto de acuerdo para solicitar a las autoridades retiren o sobresean las causas penales que mantienen injustamente en prisión a José Humbertus Pérez, además de exhortar a la judicatura para que investigue las serias irregularidades del caso. Anteriormente en el 2017, esos poderosos intereses veían con beneplácito la decisión de López Obrador de participar sin alianza en las elecciones de ese año para la sucesión en el Estado de México, porque con la oposición dividida les facilitaba el triunfo de la coalición del PRI como así ocurrió.



El luchador social oriundo de Orizaba sigue cautivo, en su ilegal encierro a padecido diversos acontecimientos dolorosos para él y su familia, su señora madre agobiada por la tristeza vio mermada su salud, durante más de un año y cinco meses rezó pidiendo un milagro para verlo de nuevo en libertad, finalmente el 11 de abril de 2017 falleció sin poder despedirse de su querido hijo.



Su esposa y su hijo no se han salvado de la persecución, han sido acosados y sufrido amenazas, pero no ha quedado en eso, existe peligro latente de que intenten proceder en su contra para afectar su integridad, lo cual es preocupante y causa mucha indignación.



Humbertus ha sido muy valiente y no se ha rendido ante la adversidad, aunque el encierro, el coraje, la preocupación por su familia y la impotencia por el abuso de poder en su contra ya hicieron mella en su salud, se enfermó de pancreatítis y estuvo al borde de la muerte, sin embargo no se doblega, se mantiene firme, en franca recuperación continúa su lucha contra la injusticia y la corrupción.



José Humbertus Pérez Espinoza es victima de una confabulación, han sido violentados sus derechos como lo es la presunción de inocencia y el debido proceso al igual que sus garantías individuales más elementales, así lo ha acreditado en diferentes instancias del oprobioso proceso al que ha sido sujeto, por esa razón debe de ser puesto en libertad de manera inmediata, recibir una disculpa pública del estado y obtener la reparación del daño.



Este caso resultará emblematico para el actual gobierno federal, sea para arrancar de las garras de la corrupción a nuestras instituciones y dar paso a la justicia, o sea para constatar que el país sigue en manos del régimen corruptor y las vergonzosas complicidades.



JORGE MARIN BARRAGAN.

Orizaba, Ver. A 24 de marzo de 2019.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010