De Veracruz al mundo
ESFERA POLÍTICA
Ricardo Vázquez Salazar
2020-02-17 / 17:32:32
¡Los niños NO, NO, NO! ¡Por favor!
La reacción de María Magdalena, madre de la pequeña Fátima encontrada desnuda y sin vida en la alcaldía Tláhuac el sábado pasado, no es para menos. La mamá de la niña no quiso hablar con Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno; menos aceptó dialogar con la fiscal capitalina Ernestina Godoy. Las autoridades de CDMX hicieron lo que no se debía hacer. Además de que no activaron el protocolo de búsqueda, en lugar de eso se ocuparon de esparcir la versión de que los padres de Fátima tienen problemas mentales.



En el supuesto de que en verdad sufran algún padecimiento de tal naturaleza:



¿Acaso por esa razón era de menor importancia la vida de Fátima?



Se ha convertido en una tradición mexicana, una más, de lo absurdo en extremo: que no se active el protocolo de búsqueda de una persona, pero que una vez que por desgracia se localiza el cadáver, se activa el protocolo de feminicidio. Tal y como sucedió en este caso.



La grave violencia que azota con toda la fuerza nuestro país, ha rebasado los límites imaginados. Ha tocado las fibras más sensibles de la población, con los asesinatos de pequeños inocentes, en diferentes circunstancias: masacre, secuestro, o cualquier otro tipo de brutalidad.



Delincuentes y criminales continuan recibiendo mensajes de aliento, de complacencias. Además de los abrazos, se repite una vez más: “Los delincuentes son seres humanos que merecen nuestro respeto”, dijo el presidente López Obrador este domingo en Tepatitlán, Jalisco. No se niega esa aseveración de que son seres humanos. Pero ante esto:



¿Dónde quedó la vida de tanta gente inocente que ha perdido la vida en manos de los criminales que merecen respeto?



Lamentablemente la violencia no es lo único que está acabando con la existencia de los infantes. El desabasto de medicamentos en los hospitales públicos se ha hecho cotidiano, comenzando por la falta de quimioterapias.



Lo más triste es que cuando un niño entra en etapa terminal por enfermedad, no haya siquiera medicamentos para mitigar un poco el enorme dolor que está enfrentando el paciente. .



La disponibilidad de los cuidados paliativos en todo el mundo ha hecho que sea raro morir con dolor. Raro que niños, jóvenes y adultos mueran con dolor en otras naciones; en México ya no es raro.



La falta de paliativos para niños en fase terminal enfrentan momentos monstruosos, de gritar o no poder hacerlo, de intentar levantarse de la cama. Es posible que sus músculos se crispen o contraigan. Su cuerpo puede parecer sometido a un tormento. En lugar de tener una muerte digna, tranquila, en paz. Que esto no es nuevo, no lo es, pero se ha venido agudizando.



Se acaba de dar a conocer que en México 20 mil niños viven con una enfermedad terminal, en su mayoría por algún tipo de cáncer, de los cuales el 80 por ciento no tienen acceso a fármacos, para cuidados paliativos, por la falta de presentaciones pediátricas. En muchos casos se les da de alta porque no existen condiciones en los hospitales para que mueran sin dolor.



Excusas, reparto de culpas al pasado, y justificaciones, son la respuesta diaria a todo lo que está ocurriendo. Es horrendo lo que está sucediendo. Que para los de la 4T no existe preocupación alguna, porque para eso están los hospitales Médica Sur, ABC, o en Houston, como se han venido mostrando en fechas recientes los llamados “austeros republicanos”. ¡Socialistas de caviar!



La respuesta que entre dolor y furia dió María Magdalena -madre de Fátima- a Claudia Sheinbaum: “No estoy loca. Cada una de ustedes que se burle, mañana puede ser sus hijas.”



Una vez más. Lo anterior nos lleva a recordar aquel sermón expresado, lo que posteriormente se convirtió en un poema, -hasta donde se sabe- desde un púlpito alemán en un día de Semana Santa en el siglo XVIII, por el pastor luterano Martin Niemöller:



"Primero vinieron por los socialistas, y yo no dije nada,

porque yo no era socialista.

Luego vinieron por los sindicalistas, y yo no dije nada,

porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los judíos, y yo no dije nada,

porque yo no era judío.

Luego vinieron por mí, y no quedó nadie para hablar por mí."



rvazquez002@yahoo.com.mx

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Clara advertencia a periodistas 2019-04-16
• Excesos y vacíos de poder 2019-04-10
• Gatopardismo de la 4T 2019-04-04
• Soñarse en la mañanera 2019-03-20
• ¿Para cuándo se van a ocupar del presente y mirar al futuro? 2019-03-14
• PAN-PRD-MC por Puebla con Enrique Cárdenas 2019-03-07
• Sacrificios en la antigua y en la actual Tenochtitlán 2019-02-22
• Nepotismo e incompetencia, más dañinos que el huachicoleo 2019-02-14
• Incongruente y lamentable continuidad del ¡No pasa nada! 2019-02-08
• Guerra o amor al crimen organizado 2019-02-05
• Veracruz necesita con urgencia seguridad y paz, no béisbol 2019-01-31
• Manejo de gasolina, peligro no comentado 2019-01-16
• Gobernadores, cautivos del rencor; “superdelegados”, en lo suyo 2018-12-07
• El ritual del 1 de diciembre 2018-11-29
• Hago como que combato la corrupción, haces como que ya no robas, y tú como que no te enteras 2018-11-08
• Antes de que eleven anclas 2018-10-23
• Lo que faltaba 2018-10-10
• Los muertos seguirán “gozando de cabal salud”, los criminales, de Amnistía 2018-10-08
• “Ley Duarte”. ¿Preludio, consigna, o de qué se trata? 2018-10-02
• Diferentes funciones. Distinto sentido de responsabilidad 2018-09-26
• Toma de Protesta, de acto solemne a ritual carnavalesco 2018-09-24
• Prematuro fracaso legislativo 2018-09-20
• Vivir fuera del presupuesto despierta a los jóvenes 2018-09-18
• Gobernadores podrán seguir delinquiendo 2018-09-11
• Un maridaje inesperado 2018-08-15
• Amnistía, sin garantía de resultados 2018-08-06
• Unos consultados, otros ignorados 2018-07-25
• Los todopoderosos, todoterreno 2018-07-18
• Del Principio de fraternidad, al odio persistente 2018-07-09
• Será lo que todos decidan 2018-06-29
• Sólo faltan becas millonarias para la delincuencia organizada 2018-06-19
• La frustración de Montesquieu 2018-06-04
• Se va a quedar con las ganas del asilo político 2018-05-31
• No se le da a cualquiera, menos a los políticos 2018-05-21
• Negaciones y exigencias 2018-05-17
• Una contienda sembrada de odio 2018-05-14
• El Pacto que hizo falta 2018-04-30
• Adolfo Mota, experto en blindaje 2018-04-12
• Congreso “de altura” y el “Día D” 2018-04-09
• En política, de lo bueno poco 2018-04-05
• Pérdida de credibilidad y turismo oficial 2018-04-02
• Ah esos pactos 2018-03-20
• La cultura de los privilegios 2018-03-16
• En la cuerda floja 2018-03-07
• Por supuesto, es una excelente noticia 2018-02-28
• Un país extraño 2018-02-26
• Dichos y hechos, distantes y ajenos de la población 2018-02-22
• “Veni, vidi, calamitas”, ¿o cómo era? 2018-02-19
• Algo está pasando 2018-02-16
• El riesgoso ciclo de la corrupción anterior 2018-02-12
• El “No pasa nada” se volvió un clásico 2018-02-08
• Reelección, finalmente no era broma 2018-02-06
• Apasionamiento electoral causa conflictos entre población 2018-01-31
• Nadie enamora a pedradas 2018-01-29
• Ahuyentar a los jóvenes 2018-01-24
• La militancia dura mientras los cargos perduran 2018-01-22
• ¿De qué se reían los legisladores? 2018-01-19
• Alcaldes, en la plenitud… de la luna de miel 2018-01-17
• Inculpados y exonerados 2018-01-15
• Esos incomprendidos “Deseos de servir” 2018-01-09
• Le van a apostar a los tres 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010