De Veracruz al mundo
ESPACIO CIUDADANO
Jorge E. Lara de la Fraga
2018-03-07 / 09:13:15
La ciencia y la educación
“Mientras más conozco más dudo; donde hay duda hay libertad…”
El siglo pasado significó una extraordinaria etapa para la humanidad en lo concerniente a los estadios científico-tecnológicos y en el área político-social. Si bien algunos descubrimientos y aportaciones se destinaron a provocar zozobra y tragedia en ciertos lugares del orbe, se constataron múltiples éxitos en la confección de medicamentos, vacunas y antibióticos; fuimos testigos de innumerables aparatos fabricados, de vehículos especializados, de dispositivos y maquinaria para el cultivo y recolección de vegetales, la aplicación de energías alternativas renovables y de sistemas de comunicación. Es de suponerse que en este nuevo siglo y milenio la sociedad mundial se verá beneficiada por nuevos logros y éxitos, producto de la investigación objetiva del macro y del microcosmos.



En muchos de nuestros planteles de educación básica y media básica todavía nos movemos en derredor de un círculo caduco, donde imperan las sesiones aburridas, los contenidos farragosos y las prácticas memorísticas, sin dejar de mencionar que muchos contenidos programáticos relacionados con las ciencias naturales son transmitidos a los infelices escolares de manera abstracta, mecánica y fría, sin mediar para nada la “labor hurgadora” de los educandos y el uso de una metodología teórico – práctica que se sustente en los pertinentes dispositivos didácticos. De manera inapropiada en nuestro país todavía estamos atados a determinadas rutinas tradicionales en varios ámbitos escolares, con un verbalismo a plenitud y con la concepción retrógrada de que la opinión del maestro es el dogma a obedecer.



El joven y el niño se interrogan sobre todo lo que ocurre alrededor y ello es bastante saludable; lo que no está bien es que los mayores no le demos la importancia debida a sus inquietudes, a sus dudas o necesidades inquisitivas. Si reiteramos que nuestra educación es laica habrá de procederse acorde con el correspondiente principio y ante ello la ciencia predominará sobre la “verdad revelada” y sobre los afanes oscurantistas. Tengamos siempre presente que la institución pedagógica es el templo del análisis y de la reflexión y todas las aseveraciones deben pasar por el tamiz de la valoración objetiva y sistemática; en ese recinto del saber de la ciencia no pueden faltar la observación, la experimentación, las hipótesis y la comprobación.



Hago votos porque a partir de este año 2018 se destinen más recursos y presupuestos al campo de la investigación científica y tecnológica en nuestra Patria y que esos ciudadanos del futuro, niños del presente, tengan todas las facilidades para armar y desarmar objetos, para observar con libertad las cosas de su perimundo, para deambular con espontaneidad en el esclarecimiento de los enigmas. Que en su entorno construyan sus



sueños y que vean más allá de los muros absurdos que levantamos a su febril paso los adultos. Vislumbro con emoción contenida la posibilidad de que en el devenir se multipliquen los laboratorios escolares, las aulas dinámicas, los museos interactivos y los espacios de recreación científica en las instituciones públicas.



Se impone poner en operatividad modelos psicopedagógicos que encaucen a los niños y jóvenes por los senderos de su autoformación, por los valles prolíficos de la producción y de la industrialización. Ya no es viable enclaustrarnos en las aulas sombrías del colegio y pretender hacer de nuestros educandos eficaces repetidores mecánicos de sucesos o de fenómenos naturales.



Atentamente.



Profr. Jorge E. Lara de la Fraga.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• La juventud en sincronía con sus talentos 2020-02-18
• La ciencia y los farsantes 2020-02-11
• Los dos Papas y el Guasón 2020-02-05
• La BENV dinámica y propositiva 2020-01-27
• Aún hay médicos honestos y eficientes. 2020-01-21
• En aras de los “faros existenciales” 2020-01-13
• La generación silenciada de la dignidad 2020-01-07
• Algo para los inquietos renuevos. 2020-01-02
• Nepantla 1974 y “la guerra sucia” 2019-12-23
• Reflexiones en el atardecer 2019-12-16
• Hacia un promisorio segundo año de gobierno 2019-12-12
• ¡Parece que fue ayer, hace 57 años! 2019-12-04
• ¿EL ocaso de los “3 fantásticos”? 2019-11-27
• ¡AMLO, a un año de gestión! 2019-11-18
• El cambio avanza, la resistencia arremete 2019-11-12
• “El Canelo” y mis dudas 2019-11-04
• “El caballo negro” de la Serie Mundial 2019-10-24
• Huatusco, vivencias y potencialidades 2019-10-21
• ¡Media centuria de la Oficial “B”! 2019-10-14
• Córdoba y José José en la nostalgia 2019-10-03
• ¡Un prodigioso Conjunto Folklórico! 2019-09-19
• Superviviente designado. 2019-09-10
• Superviviente designado. 2019-09-10
• ¡Agonía y éxtasis… hace 31 años! 2019-09-03
• Reconocimiento al Maestro Rodríguez Revoredo. 2019-08-27
• Miguel Montalvo y sus cuentos. 2019-08-20
• “Los Grillos”, generación comprometida 2019-08-14
• En pos de tranquilidad y frescura 2019-05-29
• Preocupaciones añejas de un profesor. 2019-05-15
• El difícil arte de gobernar 2019-05-02
• Pronósticos, caídas y éxitos deportivos 2019-04-25
• Hawking y los agujeros negros 2019-04-17
• Con todo respeto al Señor Presidente. 2019-04-11
• A cinco lustros de un infame crimen 2019-04-03
• ¿Acabó “el recreo” para la CNTE? 2019-03-27
• Lapsos para “apretar tuercas” 2019-03-20
• Entre posgrados, capacidades y rendimientos 2019-03-14
• Ayer tuve un sueño… 2019-03-06
• ¡Congruencia, eficiencia y honestidad! 2019-02-24
• Lobo imperialista despiadado 2019-02-12
• De historia y de un familiar 2019-02-07
• Preguntas inquietantes y respuestas sorprendentes 2019-01-30
• ¡La lucha por ser mejor! 2019-01-17
• Un suplicio: el pago del predial. 2019-01-10
• ¡Más acciones, menos declaraciones! 2018-12-19
• Entre difuntos, historia y añoranzas 2018-11-22
• Vientos de transformación 2018-11-15
• El optimismo ante el devenir 2018-10-25
• ¡Más luz y menos oscuridad! 2018-10-17
• La masacre del 68 2018-10-01
• ¡Hace 50 años hubo gas y represión! 2018-09-25
• Trepidante cotejo boxístico 2018-09-20
• ¡A laborar con dignidad, honradez y eficiencia! 2018-09-11
• Entre suspenso y nuevos horizontes 2018-08-30
• ¿Todos somos “morenistas”? 2018-08-22
• Una luz de esperanza… 2018-08-15
• Miscelánea temática 2018-08-08
• Una mujer humanista y valerosa 2018-08-01
• En torno a esa mentada Reforma… 2018-07-25
• Reto importante y compromiso histórico 2018-07-18
• La BENV y “La Reforma” 2018-07-11
• La BENV y “la Reforma” 2018-07-05
• ¡No se acaba, … hasta que se acaba! 2018-06-27
• ¿Por qué debemos votar? 2018-06-22
• ¡Hace 50 años murió “El Chango”! 2018-06-12
• Una familia veracruzana (segunda y última parte) 2018-06-06
• ¡Una “Alameda” en peligro! 2018-05-31
• Una familia veracruzana 2018-05-28
• ¿Existe el crimen perfecto? 2018-05-21
• ¡Sigue la guerra sucia! 2018-05-14
• ¡La amistad, por sobre las diferencias! 2018-05-05
• ¡El miedo no anda en burro! 2018-04-30
• El Huatusco de mis afectos 2018-04-25
• El Bronco: mentiras, trampas y cinismo 2018-04-16
• ¡Con sabor y sudor popular! 2018-04-09
• Incremento en el deterioro ecológico 2018-04-04
• ¡Van Gogh sigue vigente! 2018-03-28
• ¿Un alma en pena? 2018-03-22
• Veamos “el vaso medio lleno” 2018-02-26
• Pueblo chico, infierno grande… 2018-02-18
• Darwin, ejemplo para la juventud 2018-02-11
• Entre la política y el deport 2018-02-08
• Federer, atleta y ser ejemplar 2018-01-29
• Recuerdos y deseos en la cuesta de enero. 2018-01-15
• ¡Ya tengo mi gallo! 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010