El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
PROSPECTIVA
Jaime Ríos Otero
2012-08-11 / 22:45:59
La justicia electoral
Es claro que el Tribunal Federal Electoral no revertirá el resultado de la elección presidencial. Basta ver el sentido de las declaraciones de sus integrantes para percibir que están preparando una argumentación jurídica que respalde el resultado que dio el Instituto Federal Electoral. Ni siquiera se preocupan por justificar, aunque sea para adornar el asunto con un barniz de legalidad, la existencia del propio Tribunal, el elevado presupuesto que tiene y las millonarias percepciones que ellos reciben.

La declaración del presidente, José Alejandro Luna Ramos, de que “nadie ganará en la mesa lo que no pudo ganar en las urnas”, pudo haberse creído que fue un desacierto de principiante, si no la hubiera ratificado con otros pronunciamientos similares. No, los magistrados no están dispuestos a sentar un auténtico precedente. Se apegarán a lo ya sabido.

El asunto es sencillo. Si bien es cierto que Enrique Peña Nieto ganó, según el dictamen del IFE, la sagrada labor del Tribunal es confirmar que no sólo la resolución del Instituto es correcta, sino que se cumplieron los presupuestos que marcan la Constitución y la normatividad secundaria y reglamentaria, para que exista legitimidad en ese triunfo.

Pero si antes de entrar al estudio del expediente sobre presuntas irregularidades, el magistrado presidente ya está adelantando que “no se ganará en la mesa” (o sea en el litigio judicial) lo que no se ganó en las urnas”, entonces Luna Ramos está prejuzgando. Está diciéndonos que ya tiene una resolución, que ya sentenció en el asunto. Y eso es, ni más ni menos que una burla, porque entonces para qué se le paga.

Lo que se espera de este funcionario judicial es que prometiera analizar concienzudamente el asunto y resolver conforme a derecho, no importa que estas expresiones resulten un lugar común.

Acabo de ver una entrevista que le hicieron a ese cuerpo colegiado en un noticiario nacional y el mensaje es el mismo, no salen de él. Inclusive Flavio Galván Rivera, que me merecía consideración por sus intervenciones en el Canal Judicial, es coincidente. Les interesa reafirmar, consolidar en el ánimo popular la determinación del IFE para autentificarla y que sea irreversible.

Y yo creo que ni siquiera se pueden inscribir estas declaraciones en la apariencia del buen derecho, porque no aplica, no hay medida cautelar qué administrar, a menos que se considere que hay peligro en la demora. Sí, en la demora de que se reconozca y acepte al candidato triunfador como tal, para evitar que crezcan las inconformidades. Pero entonces la existencia del Tribunal es un juego y una burla: bastaría la existencia del IFE como única instancia que legalice de forma monopólica el resultado electoral. Ahí acabaría todo.

La verdad es que los magistrados no están a la altura de la delicada situación que vive el país. Quizá no les interese estarlo. Aunque no es mi intención caer en la falacia ad hominem, pero algunos datos sobre sus trayectorias quizá aporten mayor comprensión. Por ejemplo, al magistrado presidente, José Alejandro Luna Ramos, le tocó calificar la elección en que resultó ungido Felipe Calderón, que fue, por lo menos, tan cuestionada como la presente.

Según la agencia Apro, Luna tiene dos hermanos dentro del Poder Judicial Federal, Margarita, quien es ministra, y Carlos Hugo, integrante del Séptimo Tribunal colegiado y ambos proclives a Los Pinos; por su parte, Flavio Galván Rivera, otro de los magistrados del Trife, tiene en su recuerdo haber protegido a su asesora Norma Inés Aguilar León en el escándalo por el que pasó ese órgano, cuando en 2007 la asesora del propio Flavio fue denunciada por pedir una comisión para la compra de un inmueble para el Tribunal. En aquel entonces, el mencionado se negó a despedirla, ya que él era el presidente del Trife.

Pues estos son quienes van a calificar la elección que ha puesto al sistema democrático de México en la boca del mundo. El problema real no es (aunque lo fuera) quién de los candidatos quede: el verdadero y desolador panorama es que no se pueda confiar en las instituciones de justicia del país.

Temas misceláneos

** ¿Por qué no ha de poder ser presidente municipal de la capital el rector emérito de la Universidad de Xalapa, Carlos García Méndez, cuando ha llegado a tal puesto su antigua colaboradora, Elizabeth Morales? La guapa alcaldesa y comunicadora forma parte del equipo fundador de la UX.

*** Myles Mckeown, el joven violinista méxico-norteamericano, pero xalapeño por los cuatro puntos cardinales, se ganó una plaza para ser integrante de la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), por lo que a partir de septiembre formará filas bajo la batuta del maestro Jan Latham-Koening, y donde hay otros paisanos como los hermanos Capilla Sánchez. La OFUNAM puede ser vista por el canal 22 los domingos a las 12 horas.

*** Viajeros de y hacia la zona de Martínez de la Torre comentaban sobre el pésimo estado de la carretera a la altura de Altotonga y Plan de Arroyos. Las lluvias de ayer y hoy les harán sentir que aquello era el Elíseo.

*** Ya tomaron posesión los integrantes del Octavo Parlamento de la Juventud, ese experimento de minicongreso (diputados “Mi Alegría”, les dicen) que se realiza desde hace 8 años. Por Xalapa Urbano resultó electo el joven Juan Fernando Ordaz; por Coatepec, Nora Cortés Gómez, hija de una ex secretaria general del PRI en Teocelo. Jorge Flores Romero es otro destacado dirigente de Orizaba. Acá quedó como plurinominal. ¿A qué se dedican los pequeños diputados? Bueno, deliberan y hacen propuestas sobre temáticas sociales y políticas. Un problema: nunca han sido tomados en cuenta y sus trabajos sirven para maldita la cosa. Es más, en esta toma de posesión de la octava generación, ni siquiera fueron invitados los de la séptima. Inconformes hablan de descoordinación del subsecretario de la Juventud, Julián Loyo Helo y de un monopolio que tiene la vibrante regidora quinta, Corintia Cruz Obregón, una especie de “Elba Esther” de los jóvenes.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010