De Veracruz al mundo
Inicio
En narcofosa de Alvarado también hay desaparecidos del gobierno de Yunes: Colectivo Solecito.
El Colectivo Solecito fustigó que la Fiscalía General del Estado (FGE) y su titular, Jorge Winckler Ortiz aseguren que los 166 cráneos y cientos de restos óseos hallados en la narcofosa del Arbolillo, Alvarado, tienen una antigüedad superior a los dos años, pues privan y limitan la capacidad de búsqueda de familiares cuya desaparición de sus seres queridos sea reciente.
Martes 11 de Septiembre de 2018
Por: Apro
Foto: cronicadexalapa
Xalapa, Ver.- El Colectivo Solecito fustigó que la Fiscalía General del Estado (FGE) y su titular, Jorge Winckler Ortiz aseguren que los 166 cráneos y cientos de restos óseos hallados en la narcofosa del Arbolillo, Alvarado, tienen una antigüedad superior a los dos años, pues privan y limitan la capacidad de búsqueda de familiares cuya desaparición de sus seres queridos sea reciente.

Lucy Díaz, del Colectivo Solecito, y quien busca a su hijo Guillermo Lagunés Díaz desde junio del 2013, reprochó que en el reciente hallazgo de Arbolillo, en la región del Sotavento de Veracruz ya fueron hallados los restos de tres desaparecidos en la actual administración del panista-perredista, Miguel Ángel Yunes Linares.

Razón por la que aseguró que el estudio antropológico forense que mostró la FGE, quien sostiene que la antigüedad de las 32 fosas supera los dos años, tiene más una connotación política, que un fundamento científico.

“Son dos hombres y una chica, jóvenes desaparecidos en el gobierno de Yunes y que fueron encontrados en Arbolillo, ya están corroborados. Decir que todos los cuerpos tenían dos años de desaparecidos fue la mentira y estupidez más grande que han dicho”, reprochó Díaz.

En el cuarto día de mostrar las 200 prendas de vestir, calzado, suéteres, camisetas, ropa íntima y credenciales de elector –la mayoría de ellas ininteligibles- a colectivos de desaparecidos en la Dirección de Servicios Periciales, el Colectivo Solecito reprochó las formas y el poco tacto que tuvo el gobierno de Veracruz para llevar a cabo la exhumación de 166 personas y el manejo ministerial y mediático que se le dio.

Rosalía Castro, integrante del mismo colectivo, reprochó que no se respetaron los protocolos de la Ley de Atención a Víctimas, y denuncio que existió “mucho desaseo”, pues la Fiscalía ni siquiera notificó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ni a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEJAV), ni a los representantes de desaparecidos para una exhumación, que respetando la normativa se hubiera llevado cuatro o cinco meses.

“¿Dónde estuvo?, si estuvo, la Policía Científica, ¿dónde están las bitácoras de cada una de las 32 fosas que exhumaron?, ¿dónde están los restos de los hallados en Arbolillo, si sabemos que en Periciales ya no cabía un resto más, por todo lo hallado en Colinas de Santa Fe?, ¿dónde está el testigo protegido que dio el “pitazo” de esta fosa?… creo que el desaseo es total”, recriminó Castro, quien busca a su hijo Roberto Carlos Casso, desaparecido en diciembre del 2011.

Lucy Díaz y Rosalía Castro coincidieron en que las formas en que la Fiscalía General del Estado (FGE) procedió con la exhumación de 166 cráneos y cientos de restos óseos ponen entredicho los trabajos de la policía ministerial.

“Ellos hicieron en un par de semanas, lo que en un verdadero trabajo se tenía que haber llevado cuatro o cinco meses, pero a la Fiscalía le interesaba sacar cifras, presumir un logro… no entiende que se trata de seres humanos, de nuestros tesoros, de nuestros hijos”, resumió Castro.

Desde el viernes por la tarde, el Auditorio de la Dirección de Servicios Periciales de Veracruz fue establecido como el punto de arranque para que integrantes de Colectivos de Desaparecidos emprendieran la tortuosa tarea de tratar de identificar algún indicio que se traduzca en el hallazgo de sus seres queridos.

Lucy Díaz criticó que en el discurso político el gobierno de Yunes y el Fiscal, Jorge Winckler solo “quisieron lucirse” con dar la noticia de una exhumación gigante, cuando en la realidad violaron muchos protocolos en la Ley General de Atención a Víctimas.

“Quisieron vanagloriarse, lucirse, cuando los pendientes que deja este gobierno son muchos: Nunca se hizo el panteón ministerial que prometieron, tiene más de un año que Winckler no se reúne con los Colectivos de Desaparecidos, abandonaron los trabajos de Colinas de Santa Fe, todos los problemas que encontró el gobierno de Miguel Yunes los dejó igual”.

Díaz señaló que el Colectivo Solecito envió oficios desde junio del 2018 pidiendo una “búsqueda” en la región de Arbolillo en Alvarado, pues ya había sospechas de que ahí se encontraba otro gran cementerio clandestino.

El viernes por la mañana, la prensa logró entrar a los alrededores del nuevo cementerio clandestino, mismo que se encuentra en medio de una zona de alta pobreza, esquivando pequeños corrales de cerdos y en chalupas pesqueras que ya trabajaron en el sistema lagunar por la madrugada.

Ahí, con la sorpresa del anuncio, cuando aún no concluyen los trabajos de exhumación, una cuadrilla de Policías Ministeriales se mostró sorprendida por la entrada masiva de periodistas.

La del jueves pasado, fue la cuarta narcofosa hallada en Alvarado, ubicada a 50 kilómetros del puerto de Veracruz, el primer cementerio clandestino fue hallado en diciembre del 2013, cuando un reporte de lugareños llevó al descubrimiento de 7 cuerpos semienterrados en un lugar conocido como playa “La Cava”.

La segunda, en mayo del 2015 en un islote fueron desenterrados casi una veintena de cuerpos. Aún con Javier Duarte como gobernador, el entonces vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE), Omar Zúñiga negó a los reporteros el hecho, asegurando que, tras una inspección de forenses y ministeriales solo se encontró “estiércol” de vaca. Tras la presión posterior de Colectivos de Desaparecidos, la FGE admitió en rueda de prensa la existencia de únicamente seis cuerpos.

La tercera ocurrió en marzo del 2017, elementos de la Secretaría Armada de México, Ejército Mexicano y de la Fiscalía General del Estado tardaron tres días en trabajos de exhumación para rescatar 46 cráneos y cientos de restos humanos en un predio particular, también de Arbolillo, en Alvarado, Veracruz.

“Se trabajaron ocho fosas, las cuales se encuentran ubicadas aproximadamente a 10 kilómetros al centro de Alvarado, ello en un perímetro de 120 metros cuadrados, que es colindante a la laguna de Alvarado; de dichas exhumaciones hasta el momento se han extraído 46 cráneos más múltiples partes corporales”, detalló en aquella ocasión el fiscal general del estado, Jorge Winckler.

Este nuevo macrocementerio del crimen organizado fue descubierto por autoridades del gobierno del panista-perredista, Miguel Ángel Yunes Linares a poco más de 80 días de que concluya su administración, la tarea titánica de encabezar los trabajos de reconocimiento de cuerpos, entrega de restos óseos y recepción de familiares de víctimas va a contrarreloj, razón por la que corresponderá tanto al próximo gobierno federal, al igual que al entrante gobierno estatal reencauzar los trabajos de identificación de cuerpos hallados en narcofosas.

Nos interesa tu opinión

  Más noticias
16:50:09 - Suman 178 muertos por erupción de volcán de Guatemala
16:23:44 - Llama Morena a aumentar penas a tratantes de personas
15:16:00 - Liberan a exalcalde de Heliodoro Castillo en Guerrero
15:11:14 - Periodistas en Chiapas protestas por homicidio de Mario Gómez
15:07:23 - Mujer da a luz dentro de patrulla en Jalisco
14:51:48 - Conexión entre San Luis y Nogales estará lista en 2019: López Obrador
14:20:36 - El gasoducto que les robará la vida a comunidades indígenas
14:05:42 - Una mexicana enfrenta a la “Inquisición 2.0”
ver todas las noticias

  Lo más visto
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2016