De Veracruz al mundo
Inicio
Cada experiencia en México es digna de ser contada en un libro: Patti Smith.
La Madrina del Punk ofreció un concierto y una charla en el Hay Festival
Domingo 09 de Septiembre de 2018
Por: jornada.unam.mx
Foto: jornada.unam.mx
Querétaro.- “Si Trump construye un muro, ¡nosotros lo fucking derrumbaremos!”, lanzó Patti Smith, en concierto, en medio de una noche loca, como la llamó, “por la lluvia, las luces…”

Un par de horas antes, un repentino y prolongado aguacero parecía que aguaría, literalmente, la presentación de Patti Smith en el jardín Guerrero, una plaza cuya parte central estaba bajo una lona. Un hombre trapeaba el escenario mientras a su lado hacía la prueba de sonido el guitarrista Lenny Kaye. Alguien colocó un tapete de plástico, como si eso solucionara algo. El tiempo pasaba, el público se inquietaba, y la tan esperada Madrina del Punk no aparecía.

(Al día siguiente, contó que mientras esperaba, la lluvia la inspiró a escribir.)

A las 10 de la noche, una hora más tarde de lo programado, salieron Patti Smith y Lenny Kaye, entre gritos y aplausos de cientos de sus siempre fieles seguidores en México. Pero ahora surgió otra traba: las luces. La cantante señaló unos focos que resplandecían demasiado fuerte hacia el escenario. Luego algo pasó con el micrófono…

Sin embargo, nada de eso importó. O, más bien, había cosas que importaban mucho más, aquello que nos congregaba: el sagrado rito del rock con la chamana mayor. Ya para medio concierto, con Dancing Barefoot, el público cantaba a todo pulmón, y si no fuera por los charcos, hubiera bailado descalzo. ¡Patti, te amo!, se escuchó.

El motivo de la presentación, como parte del Hay Festival, era la lectura del poema Hecatombe, escrito por Patti Smith, dedicado al autor argentino Roberto Bolaño.

La periodista y escritora Alma Guillermoprieto leyó la versión en español y después, la cantante lo recitó en inglés. Levántate, Roberto,/ alza tu ballesta./ Levántate por el centro./ Baila sobre las aguas/ un baile lento/ que haga temblar la tierra/ con tu furia extasiada.

Patti Smith es ante todo poeta y escritora. En 1971 invitó a Lenny Kaye a que presentaran sus poemas con música, para que sonaran más emocionantes.

La estadunidense expresa a la vez rabia punk y espiritualidad, amor y un mensaje político directo: La gente tiene el poder, canción con la cual culminó el concierto.

Al final prevaleció lo que importaba, el festejo colectivo, y Patti Smith, con esa amabilidad que la caracteriza, agradeció a todos: a los técnicos, a la gente del sonido y a los de las luces.

Después contó una enigmática historia: mientras cantaba, y había truenos y lluvia y relámpagos, de pronto sentí como si el padre de Mozart estuviera dentro de mí, ese padre que decía, este niño no quería tocar el piano, sino jugar afuera con sus amigos, ¡pero yo quería que tocara el piano!

Lloro por las madres

El sábado por la mañana, muchos de los asistentes al concierto ahora están formados desde temprano afuera del Teatro de la Ciudad para escuchar la plática de Patti Smith con Diego Rabasa, editor de Sexto Piso.

Una conversación de apenas una hora, pero que abarcó literatura, política, su relación con México, el principio del amor y los seres queridos que ya fallecieron.

Intensa, dulce, bromista y provocadora, Patti Smith se comunicaba con todo el cuerpo, estampaba los pies, abría amplios los brazos, daba brinquitos en su asiento.

Se entusiasmaba con las preguntas, halagaba y ponía nervioso al entrevistador (tiene una mente que comprende lo que hago mejor que yo, la próxima vez te llamo para preguntarte qué es lo que estoy haciendo).

Le interesan sobre todo dos asuntos: el peligro del cambio climático y su rechazo a las políticas de Donald Trump. Hay muchos temas importantes, pero el cambio climático es el número uno. Espera que pueda desarrollarse un movimiento global y que los jóvenes protejan y salven nuestro mundo.

Alguien del público planteó el tema de las familias separadas en la frontera. “Estoy avergonzada, enojada… todo niño es mi hijo, y toda madre, soy esa madre. Cuando pienso en estas madres, cuyos bebés son arrebatados de sus brazos (se le quiebra la voz) y devueltos meses después, y sus bebés no las reconocen, lloro por esas madres”.

A sus 71 años, tiene curiosidad infantil (somos todas nuestras edades, no sólo camino por la vida con 71 años, también lo hago con 11).

Rabasa mencionó el libro El arte de la fuga, de Sergio Pitol. De inmediato, Smith mostró interés (qué bello título) y metió la mano en el bolsillo del entrevistador en busca de una pluma para apuntar el nombre del libro, que dijo compraría.

La poeta viene a este país desde 1971. Cada experiencia que hemos tenido en México es digna de ser contada en un libro. Amo México.

Algunas de las historias ya las ha narrado. Ahora relató una nueva: el año pasado, cuando se presentó en el café La Habana, dejó una foto tomada por ella de un toro blanco al lado de una de El Che. Ve al baño, y la verás.

Nos interesa tu opinión

  Más noticias
16:50:09 - Suman 178 muertos por erupción de volcán de Guatemala
16:23:44 - Llama Morena a aumentar penas a tratantes de personas
15:16:00 - Liberan a exalcalde de Heliodoro Castillo en Guerrero
15:11:14 - Periodistas en Chiapas protestas por homicidio de Mario Gómez
15:07:23 - Mujer da a luz dentro de patrulla en Jalisco
14:51:48 - Conexión entre San Luis y Nogales estará lista en 2019: López Obrador
14:20:36 - El gasoducto que les robará la vida a comunidades indígenas
14:05:42 - Una mexicana enfrenta a la “Inquisición 2.0”
ver todas las noticias

  Lo más visto
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2016