El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
AÑORVE, EL INGRATO
TOMADA DEL PERIÓDICO IMÁGEN .
2011-04-12 / 14:33:48
El gobernador Javier Duarte de Ochoa viajó a Toluca
Este sábado 9, el gobernador Javier Duarte de Ochoa viajó a Toluca, a la ceremonia de toma de protesta de Eruviel Ávila como candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México.

Si se hubiera tratado de algún funcionario panista del gabinete federal –como el secretario de Trabajo, Javier Lozano Alarcón, quien el viernes 1 y sábado 2 estuvo en Xalapa y el puerto de Veracruz–, seguramente Héctor Yunes Landa, dirigente estatal del PRI, ya lo estaría criticando por andar haciendo turismo electoral en lugar de dedicarse de tiempo completo a su responsabilidad administrativa.

Pero afortunadamente al gobernador Duarte le sobran tiempo y recursos para viajar a acompañar a sus compañeros de partido, quien como su homólogo mexiquense, Enrique Peña Nieto, al igual que Lozano Alarcón también aspira por la Presidencia de la República del 2012.

Habría que preguntar qué tan provechosos serán para los veracruzanos estos tours políticos del mandatario estatal.

A principios de este año, por ejemplo, se dedicó a apoyar también a Manuel Añorve Baños, abanderado priista a la gubernatura de Guerrero, quien luego de su fracaso electoral ha tenido que regresar a despachar como presidente municipal del puerto de Acapulco.

Duarte de Ochoa, por cierto, fue uno de los oradores estelares en el gran cierre de campaña que Añorve y la entonces lideresa nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, encabezaron el 23 de enero de este año en Chilpancingo, la capital guerrerense.

Ahí, tras asegurar que el proyecto político que representaba Añorve Baños como candidato de la alianza “Tiempos Mejores para Guerrero” tenía rumbo claro, el gobernador de Veracruz dijo que la coalición del PRI, Partido Verde (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL) representaba la congruencia política y el futuro de esta importante entidad del Pacífico.En esa ocasión, el mandatario veracruzano –cuyo gabinete está integrado, por cierto, con ex militantes del PAN, PRD, Convergencia, PANAL y PVEM– expresó que el PRI no necesitaba importar ideologías ni candidatos de otros partidos políticos como lo hacía el Partido de la Revolución Democrática al “piratear” a un ex priista para que los represente en este proceso electoral, que –aseguró en ese entonces– “prácticamente está ganado por la coalición que encabeza Manuel Añorve Baños”.Al tomar parte de la denominada Gran Marcha de la Victoria con la que el candidato priista cerró su campaña electoral en la región centro del estado de Guerrero, Duarte de Ochoa dijo que el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza querían ganar no solo para consolidar el desarrollo económico de la entidad guerrerense, sino también para sacar a todos aquellos “amarillos” que no cumplieron con sus promesas.“Debemos ganar porque Guerrero reclama justicia social para los guerrerenses”, dijo el gobernador de Veracruz ante miles de simpatizantes que acudieron al llamado de las dirigencias de los tres partidos que integraban la coalición opositora.En su discurso, el gobernador Duarte dejó en claro que acudió a Guerrero para respaldar de manera incondicional al candidato de su partido, quien personificaba el cambio que requerían los habitantes de ese estado.Refirió que Manuel Añorve representaba al Partido Revolucionario Institucional con experiencia y con lealtad, y por eso era la persona por la que todos debían de votar en las elecciones del 30 de enero.También convocó a los asistentes a multiplicarse para acudir a las urnas y sufragar en beneficio de la alianza, porque –remarcó– “es la única forma en que el estado tendrá un cambio, sí, y es el cambio que no hicieron los perredistas, quienes además dejan malas estadísticas de pobreza y marginación.”Ese domingo 23 de enero, Duarte de Ochoa señaló que ya iban 89 días de haber iniciado la campaña, y que solo faltaban 8 más para consolidar el triunfo de los guerrerenses.

Pero a la semana siguiente, Añorve y el PRI fueron derrotados de manera contundente por el ex priista Ángel Heladio Aguirre, candidato del PRD.

¿Qué ganaron los veracruzanos? Evidentemente nada, solo la aparente ingratitud del ex candidato del PRI.

¿Por qué? Pues resulta que los representantes de cámaras empresariales y del gobierno municipal que ha vuelto a encabezar Añorve rechazaron las condiciones puestas por el presidente Felipe Calderón para devolver al puerto de Acapulco la sede del Tianguis turístico.

El jueves de la semana anterior, Calderón dijo que Acapulco y el estado de Guerrero deben avanzar en la depuración de sus policías si querían volver a ser la sede del Tianguis Turístico.

“Aquí Acapulco también tiene que hacer su parte. Pongo un ejemplo: la depuración y el fortalecimiento de la Policía Municipal de Acapulco y de la Policía Estatal de Guerrero que opera en el puerto, que son no solo acuerdos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, sino obligaciones de la ley ahora, y que por desgracia no han sido cumplidas”, dijo Calderón durante su visita al puerto.

Y es que en las últimas semanas en Acapulco se ha registrado una escalada de violencia en la cual se han dado ejecuciones, enfrentamientos e incluso el incendio de locales comerciales y de un supermercado.

De hecho, hace cuatro días un comando mató a una activista del Partido Convergencia y trabajadora del Ayuntamiento de Acapulco en la Colonia Centro.

Comerciantes, empresarios y prestadores de servicios afiliados a la Coparmex y Canacintra respondieron que el gobierno federal tiene responsabilidad en los altos niveles de inseguridad luego de declararle la guerra al narcotráfico.

Sin embargo, el más iracundo fue el alcalde Manuel Añorve, quien literalmente vetó a la entidad que gobierna Javier Duarte para ser una posible sede del Tianguis Turístico que se acaba de realizar en Acapulco. El munícipe porteño declaró textualmente: “El problema de seguridad pública es en todo el país. ¿A dónde se van a llevar el Tianguis? ¿Se lo van a llevar a Tamaulipas, donde hay narcofosas? ¿A Colima, donde también tiene problemas? ¿A Durango, a Veracruz? ¿A Morelos, donde ha habido un asesinato de jóvenes y todavía no hay aclaración de las autoridades responsables?”

¿Pues no que los índices de violencia e inseguridad de Veracruz no se pueden comparar con otras entidades como las que mencionó Añorve Baños, quien irónicamente dijo que el único “mar de tranquilidad” que existe es el “que está en la luna, allá no hay seres humanos y no hay problemas; o Suiza, en Europa”?

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010