De Veracruz al mundo
ES CUANTO...
Héctor RaúlRodríguez
2021-04-05 / 13:50:57
La elección que viene: diferencias entre el 2018 y 2021




En aras de la objetividad, un ejercicio de reflexión y análisis de la realidad política y social implica en primer lugar asumir una postura lo más imparcial posible, es decir, que quien observa la cosa pública no se asuma al mismo tiempo como juez y parte de la disputa político-electoral. Ese necesario espacio de neutralidad obligaría a anteponer la honestidad intelectual y un sentido ético y de responsabilidad para no confundir los deseos y expectativas personales con la realidad.

Desde esta perspectiva referirse a las circunstancias en que se desarrollan a nivel nacional las elecciones intermedias de 2021 en que se elegirán 300 diputados federales de mayoría relativa y 200 de representación proporcional, así como 15 gubernaturas, y de manera concurrente, 50 diputados locales y los 212 Ayuntamientos a nivel estatal, implica en principio, reconocer que estas elecciones se darán en un contexto muy diferente al registrado en 2018.

A nivel nacional, hace tres años los mexicanos mostraban señales de hartazgo y repudio hacia los escándalos de corrupción del grupo gobernante, incluida la entonces familia presidencial con el tema de la Casita Blanca de la Primera Dama, y varios gobernadores priistas como el de Veracruz, Javier Duarte; de Quintana Roo, Roberto Borge, y de Chihuahua, César Duarte, estos últimos actualmente procesados o sometidos a juicio y en prisión.

Tales escándalos de corrupción habrían influido para que la mayoría de los mexicanos ejercieran un voto de castigo al gobierno del PRI y respaldaran al candidato y al partido identificado con la izquierda tradicional, cuya principal bandera política fue precisamente sanear la vida pública y combatir la corrupción.

Sin embargo, ya en el tercer año de gobierno y a casi tres años de las elecciones de 2018, a nivel nacional hay circunstancias inéditas que a su vez podrían influir en las elecciones intermedias de este año, consideradas tradicionalmente una especie de referéndum sobre el nivel de aprobación o desaprobación del gobierno en turno, es decir, se trata de comicios que miden el grado de satisfacción de los electores alcanzado con las políticas públicas y la eficacia y eficiencia del gobierno.

Desde este punto de vista, habría al menos cuatro factores que podrían influir en las elecciones del próximo 6 de junio y que marcan la diferencia con relación al 2018:

El primero es la pandemia de covid 19, que llegó a México a principios de 2020 y que a lo largo de más de un año ha generado una crisis sanitaria sin precedentes, con casi 250 mil mexicanos fallecidos y más de 2 millones de contagios, así como medidas de confinamiento social que se han reflejado en la suspensión de clases presenciales en todos los niveles educativos y el cierre parcial y temporal de actividades económicas consideradas no esenciales.

En materia de salud, el proceso de adquisición de las vacunas contra el coronavirus y su aplicación ha avanzado en forma lenta, a tal grado que el porcentaje de población que se ha inmunizado o que se inmunizará antes de las elecciones podría no rebasar la quinta o cuarta parte de la población nacional.

En segundo lugar habría que citar la crisis económica generada por el cierre de empresas y de actividades no esenciales, que provocó en 2020 la pérdida de millones de empleos, el cierre de 1 millón de micro, pequeñas y medianas empresas y la pérdida de ingresos para cientos de miles de trabajadores informales. En 2021 la recuperación de la economía ha sido lenta y la población sigue sufriendo los efectos de la resaca económica del año anterior.

Un tercer elemento es la polarización política y social que se observa en el país, alentada por un lado por la posición del Presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias de prensa mañaneras, donde suele descalificar a sus opositores y medios de comunicación y periodistas que lo critican (hay que definirse – ha dicho – o están a favor o en contra de la 4T), y en el otro extremo se encuentran los grupos y sectores opositores al Gobierno Federal vinculados a la derecha empresarial, como el FRENA, el PAN, las cámaras empresariales y sectores de la Iglesia Católica, pero donde también se mueven grupos sociales con demandas concretas como las protestas de mujeres o los colectivos de búsqueda de desaparecidos.

Un cuarto factor tiene que ver con la violencia que si bien ha estado presente en administraciones anteriores en 2021 se ha recrudecido en su vertiente política en distintas zonas del país y ha alcanzado tanto a autoridades municipales en funciones como a precandidatos y a sus familiares.

En el caso de Veracruz, a los cuatro factores anteriores habría que agregar el descontento provocado por la reforma al Código Penal que endureció las penas al delito de ultrajes a la autoridad, lo que ha sido calificado por expertos en derecho y organizaciones no gubernamentales como un intento por legalizar el abuso policiaco, que atenta contra los derechos humanos y criminaliza la protesta pública.

En conclusión, siguiendo al politólogo Miguel Beltrán Villalba en su ensayo “Administración y gobernación en el análisis de políticas públicas”, una presencia tan general de la acción pública tiende a pasar desapercibida cuando las administraciones públicas funcionan bien y en épocas de bonanza histórica. “Pero cuando renquean a causa del exceso de papeleo o tardan más de lo razonable, cuando los ciudadanos se sienten tratados con arrogancia o de manera distante, o si la coyuntura es desfavorable o el horizonte contiene demasiada incertidumbre, entonces la acción pública adquiere un relieve inesperado y se convierte en un elemento de opresión y malestar. Y con frecuencia, además, se olvida que detrás de cada Administración Pública hay una instancia política, última responsable a fin de cuentas de los males y bienes que pueda percibir el ciudadano”.

Así las cosas, si bien es cierto que en términos generales a la Cuarta Transformación “le ha tocado bailar con la más fea”, por otro lado, al menos a nivel local se han tomado decisiones polémicas, como es el caso de la reforma al Código Penal por el delito de ultrajes a la autoridad, que se ha convertido en una caja de resonancia y ha alentado el rechazo ciudadano en el momento político menos oportuno.

Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
• Duartismo, yunismo y cuitlahuismo son lo mismo; han usado el manual neoliberal en materia laboral 2021-04-08
• El Gobernador y sus circunstancias 2021-03-22
• Veracruz y la judicialización de la política 2021-03-15
• Ricardo Ahued hará historia en Xalapa 2021-02-08
• Pandemia y elecciones: ¿Votar por los sinvergüenzas de ayer o por los de ahora? Esa es la cuestión 2021-01-27
• La rueda de la historia se mueve 2021-01-14
• La tabla de salvación y el Caballo de Troya 2020-12-27
• Guía Ética, un paso para la transformación de México 2020-12-04
• El monólogo como discurso del poder ni es liberal ni es democrático 2020-11-30
• La Suprema Corte y las elecciones en Veracruz 2020-11-24
• II Informe de Gobierno ¿fiesta cívica o acto simbólico para exorcizar fantasmas? 2020-11-15
• Crónica de una caída anunciada 2020-11-09
• Entre la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad 2020-10-28
• Veracruz, ¿un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo? 2020-10-15
• El futuro de Morena en manos del INE 2020-10-07
• El infierno epistolar de Dante 2020-09-24
• Rumbo al 2021: ¿mal humor o irritación social? 2020-09-22
• Agenda del Estado, por encima de la agenda electoral de 2021 2020-09-03
• Biden y la geopolítica: cuatro crisis históricas y una tormenta perfecta 2020-08-25
• Veracruz enfrenta cinco crisis: Covid, económica, de inseguridad, de justicia e institucional, pero Gobernador prefiere chapear 2020-08-17
ver todas las entradas
• Estrategia de polarización política en la 4T: ¿golpe de timón? 2020-07-27
• Intelectuales contra la 4T: la lucha por la hegemonía en el Congreso 2020-07-16
• AMLO, Trump y el discurso de Gettysburg 2020-07-09
• Veracruz, la carreta y las calabazas 2020-06-23
• ¿Edén o distopía? Esa es la cuestión 2020-05-25
• El código gobierno-oposición 2020-05-18
• Nace el “bloque opositor por Veracruz” 2020-05-11
• En 26 aniversario del magnicidio de Colosio, México sigue con hambre y sed de justicia 2020-03-23
• Veracruz, proceso inacabado de transición política 2020-03-18
• Urge pacto social por la seguridad y combate a la pobreza en Veracruz 2020-02-24
• Comienza la Cuarta Transformación 2018-11-30
• El espejo de Cuitláhuac 2018-11-12
• Ni presidencialismo autoritario ni vuelta al feudalismo 2018-09-19
• El republicanismo cívico 2018-08-22
• Veracruz: cambio de paradigmas 2018-07-31
• Alternancia en Veracruz: la izquierda y la ética republicana 2018-07-17
• 1 de julio, los ciudadanos escribieron la historia 2018-07-04
• El péndulo histórico 2018-06-24
• Rumbo al 1 de julio, ¿continuidad o alternancia? 2018-06-16
• Anaya y Yunes Márquez, lo accesorio sigue la suerte de lo principal 2018-06-12
• Veracruz en dos preguntas; el peso de la historia 2018-06-07
• En la recta final, la marea silenciosa 2018-06-02
• La cortina de humo 2018-05-31
• Duele Veracruz, 'hoy está peor que hace dos años': Pepe 2018-05-24
• Primero de julio cambio de maquinista ¿y de tren? 2018-05-22
• Primer cuarto de campaña; viene la verdad 2018-05-15
• "Si mi abuelita tuviera ruedas, sería bicicleta” ¿verdad licenciado Alemán? 2018-05-10
• A tambor batiente 2018-05-04
• Pepe Yunes, la forma es fondo 2018-05-02
• Futuro de Veracruz en 60 días de campaña 2018-04-25
• Pepe Yunes: pasar de la genética del abuso a la de los derechos 2018-04-12
• Veracruz, clave en el posicionamiento de Meade 2018-04-09
• El mal humor social 2018-03-12
• La misoginia de Rodrigo Marín 2018-03-06
• Anaya, a dos frentes: la PGR y Margarita 2018-02-22
• El ruido político 2018-01-25
• Eva, ¿libre de pecado? 2018-01-19
• AMLO y Cuitláhuac, ser y parecer 2018-01-16
• Veracruz, entre los 4 estados de riesgo para el 2018 2018-01-02
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010