De Veracruz al mundo
COLUMNA DE LUIS MUÑOZ FERNÁNDEZ
Afp
2020-09-26 / 15:53:09
SALUD PÚBLICA DE VERDAD


Cada día se le da más importancia a la influencia de los llamados “determinantes sociales de la salud”, la serie de factores socioeconómicos, culturales y medioambientales que definen de qué se enferman y mueren los seres humanos. El tema no es nuevo. Uno de los estudios pioneros fue el coordinado por Sir Douglas Black en 1977 a petición del gobierno inglés. Douglas Black y su equipo demostraron la influencia decisiva de la pobreza en la morbilidad y mortalidad de los ingleses.

A pesar de que desde entonces se tiene una conciencia creciente sobre la influencia del nivel y la calidad de vida en la aparición y evolución de las enfermedades, el rumbo que ha tomado hoy la medicina, patrocinada, por no decir dominada cada vez más, por las industrias farmacéutica y biotecnológica, ha soslayado cualquier otra causa de enfermedad que no sean las inmediatas, cuyo estudio y tratamiento representan un muy lucrativo negocio para estas industrias y sus satélites como las compañías aseguradoras.

Si subestimar el peso de los determinantes sociales de la salud tiene consecuencias serias en países desarrollados como los Estados Unidos de Norteamérica, en México, donde el número de pobres es escandaloso y cada vez mayor, el impacto es devastador. Y lo estamos comprobando durante esta pandemia. Es indispensable que incrementemos el trabajo de grupos de estudio serios que exploren con rigor científico el papel que juegan entre nosotros esos factores y que impulsen el debate público, informado y razonado sobre estos temas. Sólo así iremos poniendo remedio a nuestras profundas y seculares carencias sociosanitarias.

El Colectivo Silesia es un grupo español de médicos y epidemiólogos dedicado a analizar y denunciar esta problemática. Su lema es “Combatimos las desigualdades, entre ellas la enfermedad”. El nombre tiene su historia: la Alta Silesia, una región de la Europa Oriental que pertenecía a Prusia (hoy a Polonia), sufrió en el invierno de 1847 una grave epidemia de tifo. Los médicos Rudolf Virchow y Stephan Barez fueron enviados por el gobierno prusiano para investigar la situación. Regresaron con un informe que encolerizó a las autoridades. En él señalaban que la epidemia era culpa de las malas políticas gubernamentales y que, en lugar de medicinas, lo que aquella gente necesitaba era democracia completa e ilimitada, educación, libertad y prosperidad. Poco más o menos, es lo mismo que nosotros necesitamos hoy.



Comentarios a : cartujo81@gmail.com



Nos interesa tu opinión

>
   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010