De Veracruz al mundo
JESÚS J. CASTAÑEDA NEVÁREZ
Jesús J. Castañeda Nevárez
2019-09-27 / 08:34:08
Septiembre de sorpresas con un nuevo empresario
Es mi pienso



Jesús J. Castañeda Nevárez* – jjcastaneda55@gmail.com


Otra vez septiembre, el mes en el que ocurrieron los mayores sismos de que se tiene historia en nuestro país y también el más grande de los actos terroristas del mundo. Y nuevamente ocurrieron actos delictivos que sacuden el mundo y a nuestro país, aunque con un impacto escondido entre las páginas de los diarios impresos y también en los portales noticiosos digitales; pero también escondido o minimizado deliberadamente por quienes tienen otros datos.



Dos noticias increíbles, que aun cuando parecieran distantes y ajenas una de la otra, ambas tienen mucha relación, no sólo con el mes en que ocurren, no sólo porque involucran a gobiernos, sino que también ponen en evidencia un enorme riesgo tecnológico que vulnera la seguridad nacional, personal, económica, legal y patrimonial.



El primer evento ocurre justo a la mitad del planeta, en la República del Ecuador, una nación de menos de 20 millones de habitantes, que tiene un muy completo sistema de información de sus habitantes y que fue colocada en el servidor de una empresa de análisis de datos privada, con fines aún sin aclarar, pero sin la debida protección, por lo que toda la información personal de todos los ciudadanos de ese país quedó totalmente expuesta.



¿Qué información contiene esa base de datos?



Los datos personales: nombre completo, fecha y lugar de nacimiento, historia escolar, nivel académico, domicilio actual, estado civil, historia laboral, empleo actual, número de RFC, situación fiscal, información bancaria, número de cuenta, cuánto dinero tienes, créditos bancarios, los bienes hipotecarios adquiridos en posesión actual y los que haya vendido, a quien se los vendió y por cuanto; historial de el o la cónyuge con el mismo detalle, así como la historia de los padres y los hermanos.



Y no sólo la información super completa de los ciudadanos, sino también de los visitantes a Ecuador que hayan tenido residencia en el país.



Para un ciudadano normal y sin malicia, tener toda la información de la gente pudiera no representarle ningún interés, pero en las manos de delincuentes expertos en fraudes fiscales, transferencias bancarias, usurpación de personas, robo de identidad, etc., esa información es su principal materia prima.



La mayor parte de la gente aprecia mucho las ventajas que hoy nos permite el uso de la tecnología, pero pocos distinguen y reconocen el riesgo, porque quienes resultan víctimas de un delito no lo divulgan; pero,



En México y particularmente en Veracruz, se descubrió que el Presidente López Obrador y su esposa aparecieron como socios de 26 empresas. Aunque él tiene otros datos y ya lo desmintió, de todas formas, vale la pena señalar que, si fuera un ciudadano ordinario, la autoridad iría contra él y en calidad de mientras le aplicaría la nueva ley de extinción de dominio y le quitaría todos sus bienes y posiblemente enfrentaría grandes compromisos fiscales con multas y actualizaciones.



Obviamente eso no va a suceder, pero nos sirve como un extraordinario referente, pues, si le sucedió al Presidente de México, eso le puede suceder a cualquier ciudadano de 4ª.



En Ecuador fue el mismo gobierno el que expuso la información al entregarla, indebidamente a una empresa privada sin experiencia.



En nuestro país, el gobierno también lo está haciendo y está poniendo en grave riesgo la información personal de todos los mexicanos.



El gobierno ha expuesto la información de miles de burócratas al entregar a empresas externas toda la información de ingresos, egresos, deducciones, etc., para el proceso del “timbrado de la nómina” y eso, en Veracruz durante la administración pasada ocasionó la aparición de cientos de trabajadores del sector salud en la nómina de “empresas fantasma”.



El problema lo “resolvió” el mismo gobernador junto con el Delegado del SAT, minimizando el hecho y asegurando que “no habrá problemas fiscales” para ninguno, cuando en la realidad, la información filtrada ya no puede ser recuperada y nadie supo en manos de quién quedaron todos sus datos personales.



Los demás que voluntariamente se la juegan todos los días son los mismos empresarios (los reales), que utilizan sitios web o sus dispositivos móviles para la facturación electrónica, sin considerar que todas las App de redes sociales que gratuitamente descargaron les “solicitaron” autorización de acceso a casi toda la información de su dispositivo. (allá ellos)



Por lo pronto, ya cayó el Presidente con el posible robo de sus datos, pero no es el primero ni será el único; miles de gentes hoy enfrentan juicios fiscales y penales por la comisión de delitos que otros cometieron con sus datos y que ellos tienen que afrontar y pagar las consecuencias, sin la oportunidad de resolverlos con una simple aclaración mañanera. Es mi pienso.



* Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores REVECO

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Como perros de rancho 2018-04-12
• Cómo matar votos de forma segura 2018-03-27
• Tragedias cada vez más cercanas 2018-03-15
• La Mujer, lo mejor de la creación 2018-03-09
• La crisis de la recta final 2018-02-19
• Con el perfil de valiente 2018-01-25
• Las Redes Sociales en campaña 2018-01-19
• Mi carta a los reyes magos 2018-01-11
• Empleados de empresas fantasma, la punta del iceberg 2017-11-12
• Fiscalización total 3.3 2017-10-27
• #HagamosComunidad 2017-10-12
• Después del temblor 2017-10-01
• Aso cavón 2017-07-18
• Ciber Crimen el nuevo delito 2017-06-29
• Espiar es el verbo (segunda parte) 2017-06-26
• Espiar es el verbo (primera parte) 2017-06-22
• El holocausto veracruzano 2017-06-15
• Apatía y Hambre, mala combinación 2017-06-06
• a Votar y botar 2017-06-01
• El Voto de la venganza 2017-05-22
• Ni concurso de oratoria, menos debate 2017-05-18
• El Desarrollo Económico en terapia intensiva (Tercera Parte) 2017-05-10
• El Desarrollo Económico a terapia intensiva (Segunda Parte) 2017-05-08
• El Desarrollo Económico a terapia intensiva (Primera Parte) 2017-05-08
• El horno no está para bollos 2017-05-04
• Adiós Movistar 2017-04-24
• El orgullo de ser ladrón 2017-04-18
• Todo a pulmón 2017-04-04
• Las “guardias vacacionales” herencia maldita 2017-03-28
• Nadie es carero mientras no tiene que vender 2017-03-21
• Pobre del pobre que al cielo no va 2017-03-13
• Todo Veracruz al Buró de crédito (la lista negra) 2017-03-07
• Desgarrados, humillados y exhibidos 2017-02-27
• Meritocracia o el yamerito 2017-02-17
• Los mexican Muros 2017-02-02
• Administrando la miseria 2017-01-23
• ¡¡Recórcholis, un cadáver!! 2017-01-04
• El Little Boy (niñito) y su devastación 2017-01-02
• Terminó la pesadilla 2016-12-01
• El vengador anónimo 2016-11-05
• Roboam, la historia presente 2016-10-24
• Roboam, la historia presente 2016-10-24
• Lamento borincano veracruzano 2016-09-25
• Los informes de medias verdades 2016-08-31
• Ctrl “C”, Ctrl “V” 2016-08-23
• Y las medallas apá?? 2016-08-17
• Nunca tenemos tiempo de hacer las cosas bien 2016-06-26
• Don Pilo, hombre excepcional 2016-06-20
• ¿Y los derechos de los niños? 2016-05-29
• No hay segunda oportunidad para una mala primera impresión 2016-05-16
• “Li tu plimelo” 2016-05-10
• Politizando el lamento jarocho 2016-05-06
• Mientras más alto volamos 2016-05-02
• Mi derecho a Voz y Voto 2016-04-14
• Dígaselo.com 2016-04-01
• Viacrucis veracruzano 2016-03-29
• Nos robaron la identidad, lo único que nos quedaba 2016-03-15
• El ladrón disfrazado de autoridad 2016-03-06
• David Bouchéz, el mejor Secretario de Turismo que no tuvimos 2016-03-03
• De Plantones a Plantones 2016-02-29
• No hay quinto malo? 2015-11-18
• ¿Permiso para todo lo lúdico? 2015-11-05
• Tiempo de robos y de ladrones 2015-10-15
• Silenciados y humillados 2015-08-24
• Nuestra herencia 2015-07-17
• Ley seca y veda electoral 2015-06-05
• El robo del siglo 2015-05-14
• De regreso al trueque y al colchón 2015-05-05
• Una vulgar y estúpida mentira 2015-04-22
• Requiem para un peso 2015-04-15
• Fin de semana largo; el tamaño sí importa 2015-03-13
• Lo que merecemos 2015-03-01
• Un mundo nos vigila 2015-02-16
• Ya sé que no aplauden 2015-02-04
• Qué remedio, nos estamos haciendo viejos 2015-01-14
• Leyes de exterminio contra la “prole” 2014-12-30
• Crimen por tradición 2014-12-19
• Promesas, promesas; sólo promesas 2014-12-08
• No marches, que ocurrencias 2014-12-03
• Y como digo una cosa, digo otra 2014-11-20
• La verdad absoluta ya tiene factura electrónica 2014-11-05
• Para mover a México 2014-10-23
• Es Ayotzinapa la gota que derramó el vaso? 2014-10-15
• El poder es todo, no poder es terrible 2014-10-08
• No, no se olvida; se refrenda 2014-10-01
• El cumplidor 2014-09-24
• El grito y el otro grito 2014-09-17
• La informalidad, problema o solución 2014-09-10
• Informe o confesión? 2014-09-01
• Veracruz tierra de conquista 2014-08-27
• Prometer para meter (las reformas) 2014-08-22
• Infracciones de tránsito a punta de AK47 2014-08-11
• El robo es legal y obligatorio 2014-07-30
• Un rebelde y contumaz (tancho*) 2014-07-07
• México, canta y no llores 2014-06-30
• Mi Papá, el guerrero 2014-06-16
• Mi libre pienso 2014-06-07
• Por poder o por no poder 2014-06-02
• Pura basura 2014-05-28
• Sin derechos de los niños 2014-05-22
• A cachetadas guajoloteras 2014-05-14
• Alguien, el anónimo 2014-05-08
• Entre descalabrados 2014-04-29
• La vida tiene “contraseña” 2014-04-23
• El SAT un meteorito que extinguirá a las tienditas 2014-04-10
• ¡¡Barrabás!!, ¡¡queremos a Barrabás CFDI!!. 2014-04-01
• Llegó el tiempo de la ejecución 2014-03-27
• Llegó el pacto fiscal 2014-02-27
• Peor que en cueros y a media calle 2014-02-12
• No es un pájaro, no es un avión, es un “pacto” 2014-02-04
• De chayote no se hace mermelada 2014-01-27
• El dedo gordo del pie 2013-11-10
• Impuestos milagrosos 2013-10-23
• Mal empieza la semana para el que ahorcan el lunes 2013-10-17
• La historia se repite 2013-10-02
• Reprobados 2013-09-27
• La otra rebelión 2013-09-17
• Quo Vadis 2013-08-28
• El miedo a los cambios 2013-08-06
• Los pobres, pobres 2013-07-30
• Pobreza inexplicable 2013-07-17
• Domingo siete 2013-07-08
• Y qué más da, la vida es una mentira 2013-06-27
• Crimen de papel, un nuevo exterminio 2013-06-10
• Nadie por encima de Ley; bueno, casi nadie 2013-05-29
• Al rescate de las Mipymes 2013-05-22
• Quien tiene el valor y a quien le vale? 2013-05-13
• El Remero es un incompetente 2013-05-02
• No falta dinero, falta vergüenza 2013-04-24
• De campañas a campañas 2013-04-18
• La frágil fidelidad humana 2013-04-03
• Secuestrados por monopolios 2013-03-20
• Regionalismos del lenguaje 2013-03-13
• Los que partieron o se las partieron 2013-03-06
• Por fin un acto de justicia 2013-02-27
• Pos donde andabas Manuel? 2013-02-14
• Volvimos a perder en penales 2013-01-25
• Principios de Sejuela y el periodicazo 2013-01-14
• La Factura Electrónica, el mito (Segunda Parte) 2012-12-12
• La Factura Electrónica, el mito Primera Parte 2012-12-05
• El salario mínimo 2012-11-30
• Microempresarios 2012-11-13
• El linchamiento, secuela del 68 2012-10-30
• Transparencia 2012-10-23
• Quién es el #YoSoy132 2012-10-05
• Infiltrados 2012-09-26
• Contando mis años 2012-09-20
• Contando mis años 2012-09-19
• El hubiera no existe 2012-09-12
• Tienes el valor?? o te vale 2012-08-22
• Olimpiadas IFE 2012-08-08
• Los que ganaron, los que perdieron y los que empataron 2012-07-04
• Rechazados 2012-06-20
• La veda nini 2012-06-13
• Cantinflear, foxear, que más? 2012-06-06
• Yo no soy el 132, soy el 34,815 2012-05-31
• Eventos inesperados 2012-05-24
• Paren prensas 2012-05-16
• Desde que estaba a los pechos de mi Madre 2012-05-09
• Papá no está 2012-05-02
• El changarro de fox 2012-04-19
• Puro Teatro 2012-04-12
• Que esCassez de vergüenza 2012-03-29
• Dónde está el Piloto?? 2012-03-06
• El mundo está al revés 2012-02-08
• Robo moderno 2012-02-01
• Servirá para algo la Estela de Luz? 2012-01-11
• Para los veracruzanos 2011-08-25
• Hablemos bien de México, porque todos somos México 2011-02-09
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010