De Veracruz al mundo
INOCENCIO YÁÑEZ VICENCIO
.
2019-04-08 / 16:56:50
El PRI, se renueva o muere
Desde luego, no es suficiente el remplazo de la dirigencia del PRI, para que podamos hablar de su renovación, pero en Veracruz cancelaría su viabilidad si los grupos de Fidel Hererra, Javier Duarte y Héctor Yunes, logran imponer a su testaferro Adolfo Ramírez, porque adquiriría carta de naturalización el sinnumero de vicios que esa trinidad diabólica encarnan y que tanto repugna la sociedad, que hoy lo tiene al borde de la muerte.



Soy de los que está convencido que no hay democracia sin partidos. La Revolución Francesa, intento abolir todos los cuerpos intermedios. Pensó en órganos meramente proponentes, que al postular candidatos desaparecieran. No tardo mucho en que le rectificaran y tuvieran que aceptar partidos y sindicatos. La concepción monolítica de la nación como base de un Estado jefaturado por un gobierno conocedor y único interprete de una sola voluntad popular, negaba la pluralidad y rechazaba el papel positivo del conflicto, por lo cual en los orígenes de la modernidad los partidos no se veían como expresión de la diversidad social y cultural sino como generadora de esa fragmentación.



En el siglo XIX los partidos, por lo que hace a México, eran vistos como los causantes de dividir a la nación. Guillermo Prieto así los considera.



Hoy sabemos que los partidos y los sistemas de partidos expresan la diversidad y que su supresión significaría negar la diferencia y que cuando se ha hecho, se ha caído en los regímenes más abominables.



Por eso es obligación de todo demócrata luchar porque los partidos políticos roten sus élites, transfieran el mando a nuevas generaciones, se moralicen, se eficienticen y cumplan sus funciones de preparar una clase política en el servicio público y representativo y nunca su eliminación, salvo aquellos partidos que abierta o en nombre de la democracia pretenden destruir sus principios e instituciones, como son los partidos a todas luces fascistas.



Pugnar por la renovación en lugar de la desaparición de los partidos políticos, es congruente con el postulado de que sin ellos no es posible en nuestro tiempo la democracia representativa.



Por esto mismo saludamos el anuncio que el PRI de Veracruz hizo de cambiar su dirigencia mediante consulta a sus bases, no obstante que en nuestro país, los partidos no quieren oir hablar de primarias ni de consultas a las bases, porque cuando no terminan en zafarrancho por lo menos queda en entredicho la legitimidad del resultado de ese método de decisión, por eso, en este caso, lo menos que podemos hacer, es reconocer que el partido que un día fue la voluntad de un solo hombre como ahora lo ejemplifica MORENA, se incline por transferir la potestad a sus bases, como condición para que lo limpie de tanto sinvergüenza que se ha aprovechado de la nobleza de sus seguidores.



Cuando Antonio Benítez Lucho, que ha sido un buen servidor público, que yo veía bien su candidatura a la presidencia del CDE del PRI, declinó, cabo su tumba el fidelismo al no buscar otro gallo propio y en lugar de eso irse con el Duartismo y las huestes de Héctor Yunes para impulsar aquel joven llamado Adolfo Ramírez, que los hijos de Fidel hicieron dirigente juvenil del tricolor veracruzano y Duarte alcalde del municipio de Paso de Ovejas, cuyo principal



merito fue heredarle la silla a su esposa, posteriormente el gobernador en prisión lo impulso como diputado local, cargo desde el cual cobró celebridad por encabezar la impopular propuesta de las fotomultas y el fallido reglamento de tránsito draconiano, lo cual le valieron recompensas millonarias que no obstante parece que no fueron bastante para él, porque ahora ha conseguido que Duarte, en compañía de Fidel y Héctor, lo promuevan a la dirigencia del PRI. Adolfo paso de lo verde a lo podrido, sin conocer lo maduro.



De salirse con la suya las tres corrientes que justamente llenaron al PRI local de juniors traidores que antes de conocerse el resultado fueron a cobrarle un supuesto apoyo a Cuitlahuac y los que se han apropiado de las candidaturas para sus hijos e íntimos, el tricolor perdería la oportunidad de deshacerse de las lacras más visibles.



Los fidelistas, los duartistas y la pandilla de Héctor y sus compinches, rechazaron a Marlon Ramírez, por no confiar en él, pero no conformes con dejarlo solo, le inventaron el trillado petate del muerto de que le apoya Miguel Ángel, porque no admiten que alguien distinto a su mafia se perfile a la presidencia de ese partido en Veracruz.



En estas condiciones votar por Marlon, es la mejor forma de limpiar al PRI y librarlo de sus depredadores.



Las bases del PRI local, al presentar como alternativa a las pandillas del tricolor, a Marlon Ramírez, quieren liquidar para siempre la servidumbre voluntaria. Ahora o Nunca.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010