De Veracruz al mundo
Inicio
PERIODISMO A SECAS
Alfredo Santiago Hernández
2018-06-06 / 17:57:58
Síndico y Alcalde ‘rompieron tregua’

* El historial de confrontaciones data desde el periodo de selección de candidato a la alcaldía por Morena, cuando formaban parte de dos proyectos distintos
Durante el 2017 Sandra López Amador y Sergio Guzmán Ricárdez, actuales Síndico y Alcalde de Agua Dulce, protagonizaron muchos episodios de confrontación, por medio de declaraciones y movimientos políticos, entrando en periodo de 'alto al fuego' durante las campañas y el inicio de la administración en este 2018, pero la semana pasada nuevamente se rompieron las relaciones, ahora teniendo como marco el Palacio Municipal y la administración pública.

El viernes primero de junio, el Alcalde Sergio Guzmán Ricárdez anunció en rueda de prensa que se llevarían a cabo varios movimientos al interior del Ayuntamiento, principalmente en direcciones y puestos medios, así como el despido de cuando menos cuatro funcionarios.

La tarde del cinco de junio se le notificó a la Directora de Ingresos, Aracely Elías Hernández, que sería removida del cargo por haber abandonado sus funciones sin justificación, para lo cual se le presentó la documentación correspondiente.

Sin embargo la Síndico Sandra López Amador, irrumpió en la oficina de Ingresos para intentar amedrentar a los funcionarios que cumplían con su trabajo, el Secretario del Ayuntamiento Jesús Martínez Monrroy, el Secretario Técnico Noé Castillo Olvera y el director de relaciones laborales, Julio Morales.

Personal ajeno al Ayuntamiento ingresó a la oficina y grabó un video -la hija de la Síndico, quien funge como Secretaria Particular y la acompaña a todos lados- donde la Edil trata de argumentar represión en la administración, acusando 'presidencialismo e imposición' por parte del Alcalde, aunque es facultad del Ejecutivo Municipal la asignación y destitución de los empleados de confianza.

CORRIENTES

Es bien sabido que al interior del Palacio Municipal existen dos corrientes, la mayoritaria por así decirlo, conformada por el Alcalde Sergio Guzmán y su equipo de trabajadores de confianza, a la cual se han sumado algunos Ediles y colaboradores; la segunda, liderada por la Síndico y un grupo de por lo menos diez empleados, a quienes ella logró colocar en puestos directivos o de auxiliares al inicio de la administración.

El enfrentamiento entre estos dos grupos data desde el periodo de selección de candidatos, pues Sandra López Amador apoyaba la candidatura de Alejandro de la Mancha, pero cuando se nombró a Guzmán Ricárdez candidato a la Alcaldía por Morena y a ella como su acompañante en la fórmula como Síndico, entonces 'enterró el hacha de guerra' y aunque con algunas diferencias, trabajó en la campaña.

Una vez conseguido el triunfo en los comicios del cuatro de junio, se iniciaron las maniobras por parte de López Amador para presionar al Alcalde y 'colocar' a su gente en puestos claves, como si ella fuera la Alcaldesa; incluso en una reunión celebrada en diciembre señaló que ya contaba con las personas para los puestos de Contralor, Tesorero y Director de Obras Públicas.

NEGOCIACIÓN

Tras una larga negociación y con la disposición de Guzmán Ricárdez de 'llevar la fiesta en pazo' con López Amador, aceptó que su equipo de trabajo fuera incrustado en algunas direcciones como Equidad de Género, Asuntos Religiosos, Ingresos, Comercio, Jurídico y Gobernación, con sus respectivos auxiliares; es importante señalar que entre estos se encuentran los novios de las tres hijas de Sandra López Amador, además de personas que no cumplen con el perfil para desempeñarse en la función pública, como la señora nombrada auxiliar de Equidad de Género, quien llega al Palacio Municipal a las ocho de la mañana y se retira al finalizar la jornada, solamente se sienta en una silla y atiende su celular, un mueble de esa oficina se mueve más que la señora en horario de labores.

INVITACIONES

A pesar de las constantes invitaciones por parte de Sergio Guzmán para que todos en conjunto conformaran un solo equipo, con el único objetivo de lograr un cambio para Agua Dulce, el pequeño grupo de Sandra López Amador optó por desarrollar todas sus actividades con la aprobación de la Síndico, a quien le informan cada movimiento que realizan, incluso de los temas que se discuten en las reuniones privadas del Alcalde con los directores.

En días pasados la Directora de Ingresos abandonó su puesto para viajar al puerto de Coatzacoalcos en compañía de la Síndico y dos Regidores, para solicitar información relacionada al cumplimiento del Ayuntamiento con el SAT, lo cual se encuentra fuera de sus responsabilidades como funcionaria de ingresos, por lo cual se levantó el expediente correspondiente y se aplicó la sanción.

Este 'golpe de timón' llega en el momento justo, pues el Alcalde Sergio Guzmán Ricárdez ya agotó todos los mecanismos para incluir el equipo y a la propia Sandra López al proyecto que se llama Agua Dulce, pero si esta sigue empecinada en mandar por encima del Alcalde, el Ejecutivo Municipal tendrá que demostrar que es una figura que sabe defenderse y hacerse respetar, por el bien de los hidrómilos, pues estos votaron por Sergio Guzmán como Alcalde y no por Sandra López Amador.

MORALEJA

En mis días universitarios una excelente profesora y lingüista de nombre Judith Bencomo, nos contó la historia 'del huevo y la piedra', si el huevo intenta chocar contra la piedra se estrellará, si la piedra decide caer sobre el huevo, lo desaparecerá.... en este caso particular todo indica que a Sandra le toca ser el huevo y deberá aprender a respetar la figura del Alcalde, hasta aquí mi comentario, a secas.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010