El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
DESDE EL CAFÉ
Bernardo Gutiérrez Parra
2017-05-18 / 20:21:19
El asesinato de Javier; palabras huecas y gastadas
Lo malo de la memoria es que nos ayuda a recordar, decía un filósofo de cantina.
Lo malo de la memoria es que nos ayuda a recordar, decía un filósofo de cantina. Y esto viene a cuento porque si la protección a periodistas que ofreció Enrique Peña Nieto, va a ser del tipo de la que prometió a las zonas marginadas del sureste tras la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ya nos fregamos los que nos dedicamos este oficio.

“Estamos consternados… el artero crimen… el incalificable atentado… no descansaremos… caiga quien caiga… México quiere paz… se aplicará todo el peso de la Ley…” No, estas palabras no son de Enrique Peña Nieto, fueron pronunciadas el 28 de septiembre de 1994 por Carlos Salinas de Gortari tras el asesinato de Francisco Ruiz Massieu y cuando ya le habían matado a Colosio.

Pero antes se las habíamos escuchado a Miguel de la Madrid, José López Portillo, Luis Echeverría. Y después a Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y al mismo Peña Nieto que las repitió, aunque no en ese orden, después de pedir un minuto de silencio por el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas.

Y casi a renglón seguido soltó un choro retórico y plagado de buenas intenciones con el que pretende detener la matanza (sí, está bien utilizada la palabra) de periodistas en este país.

Tras escucharlo, supe que seguiremos en la indefensión. Y no porque no quiera ayudar al gremio, sino porque no puede. Por eso cada vez que un compañero caiga asesinado los políticos desempolvarán los mismos papeles, les agregarán dos o tres palabras, se tomarán la foto con los deudos y luego cada quien se irá a su casa. Ellos bien pertrechados por sus guardias de corps y uno a pie y a la buena de Dios.

Dotar de mayor presupuesto al mecanismo de protección a periodistas es, por decir lo menos, una reverenda jalada. ¿Acaso cada periodista traerá un guarura? Eso es imposible. En el caso concreto de Veracruz, entre periodistas, periodiqueros, blogueros y mercenarios del oficio somos casi nueve mil.

Fortalecer la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión tampoco dará resultado. ¿Acaso le van a dar a la dependencia funciones de sabueso policiaco para que se infiltre entre los homicidas y detecte el nombre del siguiente periodista al que le cortarán el hilo de la vida?

La solución está en acabar con la impunidad. Pero la impunidad es la marca registrada de gobernadores, legisladores locales y federales, alcaldes, jueces, ministerios públicos y policías.

Esa impunidad es la que corresponde denunciar al periodista y por hacerlo, mataron a 19 compañeros durante el sexenio de Javier Duarte, y también a Javier Valdez Cárdenas.

Eso sí, hay que reconocerle a la señora que sabe hacer muy bien su chamba. ¿No es gracias a la impunidad que siguen sin aclararse esos 19 asesinatos?

El domingo 19 de marzo mataron a balazos al periodista Ricardo Monluí, en lo que es el primer crimen contra un colega en el bienio de Miguel Ángel Yunes. A dos meses de ocurrido, ni una palabra sobre el tema, ni una declaración, ni un comentario de la Fiscalía estatal. Impunidad total.

Duele decirlo, pero lo mismo pasará con el asesinato de Javier Valdez.

Tras el escándalo mediático y la promesa de hacer justicia caiga quien caiga, el asunto se irá al cajón del olvido gubernamental hasta que asesinen a otro periodista y el mecanismo del círculo vicioso se vuelva a poner en marcha.

Así se estila en este México nuestro donde el tejido social está roto y deshilachado. Donde el Estado ya fue rebasado por los criminales. En este México donde para justificar su ineptitud, el gobierno sigue empeñado en atemperar el malestar social y los gritos de rabia e impotencia por la muerte a mansalva de otro periodista, con palabras huecas, sobadas y gastadas que ya no convencen a nadie.

bernardogup@hotmail.com

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• La extradición del bandido y el gobierno fallido 2017-06-27
• Magistrados a modo; la desvergüenza de MAYL 2017-06-26
• “Si no puedes, rájate y lárgate…” 2017-06-25
• Karime Macías, dejada a su suerte 2017-06-22
• Veracruz se escribe con V de violencia 2017-06-21
• Una de espías en Veracruz 2017-06-20
• Agoreros del desastre 2017-06-19
• El posible futuro de Elizabeth Morales 2017-06-18
• El único tarugo en el Congreso 2017-06-15
• Adiós Renato; ¿bienvenido Américo? 2017-06-14
• Los cuentos de Eva y la nota roja 2017-06-13
• La mierda en la cara del adversario 2017-06-12
• Duarte y las ruedas de la historia 2017-06-11
• Pásale Javier y sírvete con la cuchara grande 2017-06-08
• Pásele doña Karime, está usted en su casa 2017-06-07
• Grosero fraude en Tuxpan 2017-06-06
• En Veracruz ganó la revancha, el desquite y la venganza 2017-06-06
• Anímese señor Yunes y vaya en busca de la presidencia 2017-06-01
• Se venció el plazo y Yunes no cumplió 2017-05-31
• Disertaciones de un político preso (segunda y última parte) 2017-05-30
• Disertaciones de un político preso (Primera parte) 2017-05-29
• ¿Quién sería el idiota? 2017-05-28
• El choro triunfalista y la foto del PRI 2017-05-25
• El escudo protector de Andrés Manuel 2017-05-24
• 318 ejecutados… 319… 320… 321… 2017-05-23
• Doce días y contando 2017-05-22
• Las facturas por pagar de Gina Domínguez 2017-05-21
• Yunes Linares ¿candidato en 2018? 2017-05-17
• Oye Veracruz y el coletazo del saqueo 2017-05-16
• El arcaísmo del PRI 2017-05-15
• AMLO y salir de Guatemala 2017-05-14
• El día que nos pongamos a parir chayotes 2017-05-11
• José Yunes y punto 2017-05-10
• Par de rufianes perversos 2017-05-09
• Seguridad, un fiasco con MAYL 2017-05-08
• “¡Que se pudra Javier!” 2017-05-07
• ¿Adiós a Margarita? 2017-05-04
• Bola de corruptos 2017-05-03
• Cinco en capilla; ¿seis al patíbulo? 2017-05-02
• Aistá la falsedad 2017-05-02
• Yunes Linares y la madre de todas sus promesas 2017-04-30
• Veracruz, surrealista y kafkiano 2017-04-27
• ¡Que se joda Tantoyuca! 2017-04-26
• En tres palabras 2017-04-26
• La bolsita para Eva y el abandono de AMLO 2017-04-25
• ¿Cómo va su colesterol, señor Duarte? 2017-04-23
• Calambres y una foto patética 2017-04-20
• Aquí, la vida sigue igual 2017-04-19
• Javier Duarte Superstar 2017-04-18
• Un juicio justo para Javier 2017-04-17
• “¡Así te quería ver!” 2017-04-16
• La justicia no es pareja 2017-04-11
• El PRI necesita con urgencia de JDO 2017-04-10
• El PRI, en las nubes 2017-04-09
• AMLO arrasa en las encuestas… por ahora 2017-04-06
• ¿Y los muertos del Seguro Popular? 2017-04-05
• ¿Encuesta desfavorable? ¡Prensa vendida! 2017-04-04
• Corrompidos hasta el tuétano 2017-04-03
• Trabazones en el PRD y el PRI; nepotismo en el PAN 2017-04-02
• Robe ahora y ríase después 2017-03-30
• Armando Arrieta… el tercero 2017-03-29
• Veracruz, corrupto y surrealista 2017-03-29
• Con el puro fosario tiene Duarte 2017-03-28
• Bermúdez y Winckler; la historia se repite 2017-03-26
• Fosario 2017-03-23
• Fantaseando sobre Duarte 2017-03-22
• Que se siga jodiendo Veracruz 2017-03-21
• Puras malas y una buena 2017-03-20
• Presunto tráfico de influencias de Alejandro Torruco 2017-03-19
• Más escurridizo que el Chapo 2017-03-16
• Por mí, que los dejen sin tragar 2017-03-15
• Preparémonos para el caos (Uy, qué miedo) 2017-03-14
• Yunes, el justiciero 2017-03-13
• Flavino 2017-03-12
• Váyale rezando, gobernador 2017-03-09
• Hijos descastados 2017-03-08
• Ese inútil trebejo llamado IVAI 2017-03-07
• Yunes Linares, el contestatario que ya no contesta 2017-03-06
• La historia de Janyo y Neto en Agua Dulce 2017-03-05
• ¿Cuándo van por los otros criminales? 2017-03-02
• El gobernador no puede 2017-03-01
• ¿Que se les acabó la fiesta? 2017-02-28
• Francisco Arango, el rival más débil en Tuxpan 2017-02-27
• Patético espectáculo 2017-02-26
• Una de chapulines y chaqueteros 2017-02-23
• Torpes pleitos de verdulería 2017-02-22
• El valor agregado de Yunes Linares 2017-02-21
• La frase de Karime 2017-02-20
• La autopsia dirá si el PRI tenía salvación 2017-02-19
• La traición sí paga… y paga muy bien 2017-02-16
• Veracruz; un gigantesco aeropuerto 2017-02-15
• ¿A quién no se transó Javier Duarte? 2017-02-14
• La tranquilidad vuelve a coquetear con Tuxpan 2017-02-14
• Rémoras del erario 2017-02-12
• Déjense de lamentos y voten por el PRI 2017-02-09
• Atraco en Martínez de la Torre 2017-02-08
• Aquí nomás, manteniendo zánganos 2017-02-07
• Bermúdez Zurita prepara maletas 2017-02-06
• Renato Alarcón y el alcoholismo del PRI 2017-02-05
• ¿Engañaron a MAYL o él mintió por su cuenta? 2017-02-02
• El escape de la banda 2017-02-02
• Ese líder justiciero llamado César del Ángel 2017-01-31
• Por aquí llega la ayuda y por acá les dejan a los muertos 2017-01-31
• Más desangelado, imposible 2017-01-29
• Una charla con Ezequiel Castañeda en nuestro viejo barrio 2017-01-26
• Un lacónico y apremiante “Pélate” 2017-01-25
• ¿Javier Duarte muerto? Ni lo quiera Dios 2017-01-24
• ¿Y lo demás, don Fidel? 2017-01-23
• ¡Hijos de Barcelona, vosotros me habéis pedido! 2017-01-22
• Como que va siendo hora de gritar ¡Ya basta! 2017-01-19
• La sociedad podrida en la que vivió Federico 2017-01-18
• Mala entraña 2017-01-17
• Elecciones municipales, negro panorama para el PRI 2017-01-16
• Yunes Linares tiene a tiro de piedra a Alberto Silva 2017-01-15
• Piscacha insignificante 2017-01-12
• Ni aunque exhiban a Duarte en la plaza Lerdo 2017-01-11
• Américo para el PRI; no hay más 2017-01-10
• Esta vez va en serio; ya no vamos a robar 2017-01-09
• Sería cuestión de preguntarle a Javier Duarte 2017-01-08
• El barco se hunde y el capitán se está peinando 2017-01-05
• Se nos puso comprensivo el Presidente 2017-01-04
• Feliz Año Nuevo; están despedidos 2017-01-03
• Eso sí hubiera cimbrado al país, señor Yunes Linares 2017-01-02
• El espíritu navideño valió para dos cosas 2017-01-01
• Ah chingá… ¿Y nosotros por qué? 2016-12-15
• Víboras en la curul del señor diputado 2016-12-14
• Javier y Karime ¿perseguidos políticos? 2016-12-13
• Ese es su problema, señor gobernador 2016-12-12
• Aquel 12 de diciembre de hace cinco años 2016-12-11
• ¿Dónde estabas cuando mataron a John Lennon? 2016-12-08
• ¿Perdonarán y olvidarán a Adolfo Mota? 2016-12-07
• Un juicio justo para Javier Duarte 2016-12-06
• Pasquines veracruzanos en estado de coma 2016-12-05
• Tarek, Silva, Erik, Mota y Édgar, en riesgo inminente 2016-12-04
• Nadie se cimbró, pero sí hubo nota 2016-12-01
• Clementina Guerrero y la zozobra del aguinaldo 2016-11-30
• Entre cimbraderas y presuntas aprehensiones 2016-11-29
• Gina Domínguez está triste… pobre 2016-11-28
• ¿Que se murió Fidel? 2016-11-27
• Justicia por propia mano 2016-04-03
• Gómez Pelegrín, el mártir del sexenio 2016-03-31
• Los tuits de Duarte y la mano de Alberto Silva 2016-03-30
• Otra vez los policías 2016-03-29
• Lauro Hugo López, el dolor de cabeza del OPLE 2016-03-28
• Vaya poder que tiene Javier Duarte 2016-03-28
• Pésimo legado 2016-03-23
• Marzo y sus fechas casi olvidadas 2016-03-22
• De machos y mujeriegos, a los más cornudos del planeta 2016-03-21
• A Javier Duarte que se lo lleve el diablo 2016-03-20
• Duarte en su zona de confort; Pelegrín rumbo a la canonización 2016-03-17
• La lista del PRI ya está, pero ¿quién la palomeó? 2016-03-16
• Mis vicisitudes con la quincena 2016-03-15
• Ni las multitudes ni las encuestas 2016-03-14
• Duarte y Héctor; ¿reuniones subrepticias? 2016-03-13
• Primero que pague y luego que se largue a donde quiera 2016-03-10
• Genaro Ruiz ¿una opción para Héctor Yunes y para Tuxpan? 2016-03-09
• La bronca Duarte-UV explicada con palitos y bolitas 2016-03-09
• Las quejas de los jubilados y la falta de papel higiénico en la CEDH 2016-03-07
• Feliz cumpleaños viejo fullero, bribón y corrupto 2016-03-06
• El resultado número 31 de Duarte, simplemente genial 2016-03-03
• No es que Duarte sea un cínico; no está bien de sus emociones 2016-03-02
• La gris precampaña de Héctor Yunes 2016-03-01
• El discurso de un gobernador que está en otro canal 2016-02-29
• Así de veleidosa es la fama, señor Gobernador 2016-02-28
• Con la pena, pero ahí sigue 2016-02-25
• ¿Qué fue lo que pasó? 2016-02-24
• ¿Como a qué horas se va, señor gobernador? 2016-02-23
• A nosotros, qué rayos nos importa la delincuencia en Morelos 2016-02-22
• La carta de los diputados y el descontón de Graco Ramírez a JDO 2016-02-21
• Urge que el PRI se purgue 2016-02-18
• Sevicia infinita contra las mujeres 2016-02-17
• ¿Quién es el siguiente que va a denunciar? 2016-02-16
• Lo que nunca sabremos 2016-02-15
• Antes de que se vaya levante su tiradero, señor gobernador 2016-02-14
• El calendario de pagos, una tramposa jugarreta 2016-02-11
• Aquel tiempo de frutsis y pingüinos 2016-02-10
• En Veracruz todos tenemos miedo 2016-02-09
• Javier y Sara, divorcio inevitable 2016-02-08
• Ni Duarte ni Amadeo en el arranque de Héctor Yunes 2016-02-07
• Así es Gerardo Buganza; así son todos 2016-02-04
• El gabinete de Duarte perdido en su laberinto 2016-02-03
• Adolfo, Erick, Jorge y Tarek; cuatro diputados en capilla 2016-02-02
• Si Duarte no apoya a Héctor… que Dios lo ampare 2016-02-01
• El abrigo de Namiko 2016-01-31
• ¿Duartistas y fidelistas con Héctor Yunes? 2016-01-28
• Los amigos de Anilú 2016-01-28
• La verdad sobre los secuestros, hasta el próximo gobierno 2016-01-27
• Como chamacos jodidos en fiesta de niños popis 2016-01-25
• Los diputados, el aborto y la Biblia 2016-01-24
• Que se rasque con sus uñas 2016-01-21
• Las 99 cosas buenas y los zapatos de Javier Duarte 2016-01-20
• No es posible que se los haya tragado la tierra 2016-01-19
• Nunca he tratado a NamikoMatzumoto pero… 2016-01-18
• Peña Nieto engañó a Duarte como se engaña a un niño 2016-01-17
• Propuesta de JDO, mala idea contra el alcoholismo juvenil 2015-06-30
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010