El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
ESFERA POLÍTICA
Ricardo Vázquez Salazar
2017-01-08 / 20:53:58
¿A dónde fueron a parar los recursos por excedentes petroleros de Veracruz?
Las tribus perredistas no entienden que traer a un sujeto tan desprestigiado como René Bejarano, el famoso “señor de las ligas”, no abona nada bueno, sino todo lo contrario.
Las tribus perredistas no entienden que traer a un sujeto tan desprestigiado como René Bejarano, el famoso “señor de las ligas”, no abona nada bueno, sino todo lo contrario. Que Bejarano venga a Veracruz a hacer acusaciones, señalamientos, a tratar de encender todavía más los ánimos y pretender venir a dar atole con el dedo, es atreverse a ofender la inteligencia de los veracruzanos, después de todo lo que hemos pasado.

A menos que la presencia de René se deba a que se haya alquilado para ese propósito.

Lo realmente grotesco en extremo es que Bejarano llegue a convertir en partido político su llamado “Movimiento Nacional por la Esperanza”, y que los mexicanos tengamos que estar financiando con demasiados millones de pesos una lacra más, otro partido.

A una semana de que se cumplan tres meses de que Javier Duarte de Ochoa se fugó, parece Interminable el descubrimiento de irregularidades en el manejo de los recursos públicos y daños ocasionados a la población. Veracruz sigue sufriendo las consecuencias del desastre que dejó Javier Duarte y el centenar de cómplices señalados o acusados.

Casi 90 días después de haberse destapado la cloaca sigue sin haber un solo detenido; deambulan con toda tranquilidad, con fuero o sin fuero.

Se presume que difícilmente habrá una cuantificación exacta de los miles de millones de pesos desviados, desaparecidos, o que simplemente no se comprobó la aplicación de los mismos, tanto en el gobierno de Javier Duarte, como en el de Fidel Herrera.

Hoy se ha vuelto a mencionar el tema de recursos por excedentes petroleros, asunto del que las partidas extraordinarias son cosa del pasado, sin embargo, brotan las interrogantes del destino final que tuvieron la enorme cantidad de dinero distribuido a las entidades, en particular a Veracruz, por las valiosas partidas enviadas y por todo el abuso y desvío de recursos en los 12 últimos años.

Apenas tenía poco más de tres meses de asumir el cargo de gobernador cuando Fidel Herrera Beltrán solicitó a la Secretaría de Hacienda, una prórroga para ejercer los excedentes del petróleo que le corresponden a la entidad y que el mismo gobierno del estado había solicitado de manera anticipada.

En ese tiempo, el subsecretario de Egresos de la Sefiplan, Salvador Sánchez Estrada, mencionó que se había solicitado una prorroga a la SCHP hasta el 31 de diciembre para que el gobierno del estado ejerciera 456 millones de pesos provenientes de excedentes petroleros, los cuales supuestamente se canalizarían a diversos proyectos de obras públicas, entre ellos, los del sector salud.

“Ya están perfectamente documentados todos los expedientes técnicos, la comprobación y el egreso total de estos recursos”, dijo Sánchez Estrada en esa ocasión.

Pura farsa y simulación desde un principio, pues bien sabemos que el sector salud fue el primeramente abandonado desde el gobierno de Herrera Beltrán.

En el siguiente año, para el 2006, en la distribución de excedentes para los gobiernos estatales, a Veracruz le correspondieron mil 447 millones de pesos. Para el año 2008 Veracruz recibió más de mil millones de pesos.

“Lo que buscamos es que se aplique un compensación de los excedentes petroleros y el buen ejercicio del presupuesto federal; nuestra postura es institucional y queremos coadyuvarnos con las autoridades del Gobierno Federal para que a todos nos vaya bien”, declaró en tono comediante Herrera Beltrán en junio de 2009 en la Conferencia Nacional de Gobernadores, Conago.

Durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, legisladores federales y mandatarios integrantes de la Conago eran implacables, exigían la entrega urgente de recursos considerados excedentes petroleros.

Fidel Herrera se quejaba de que las reglas de operación eran verdaderos diques al cumplimiento de la voluntad popular y exigía con urgencia la transformación en mecanismos ágiles. Herrera Beltrán demostraba siempre demasiada prisa para que le entregaran los recursos.

A su paso como diputado federal, Javier Duarte de Ochoa le hacía segunda a Fidel Herrera. Duarte aprovechaba cualquier oportunidad para ponerse exigente sobre las partidas de excedentes petroleros, acusaba que el federalismo era injusto e inequitativo en el trato a las entidades

“Los Conagos” lograron que la entrega de recursos de los excedentes por las ventas de petróleo, se hiciera de manera directa a los estados y no a través de un fideicomiso de Banobras como se hacía anteriormente, en que la normatividad marcaba que los gobiernos estatales estaban obligados a presentar de manera previa proyectos para obra de infraestructura para poder ser acreedores de los recursos adicionales.

“Simplemente estamos despilfarrando; el dato de excedentes petroleros que tuvo el gobierno de Calderón es impresionante, más de 850 mil millones de pesos que no se invirtieron en infraestructura ni en darle mayor capacidad a la economía para darle mayor crecimiento”, se dijo durante el Foro el Debate Público de la Reforma Energética celebrado en octubre de 2013 en el Senado de la República.

Pese a que Veracruz es una de las cuatro entidades del país caracterizadas por ser primordialmente petrolera, registra también como uno de los de crecimiento más bajo, según destaca el reporte “México Actividad Económica Regional”, elaborado por Banamex en el 2014.

Miriam Grunstein Dickter, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE, había advertido en ese mismo año que: “si no hay un enderezamiento de la política fiscal de los estados, en cuestión de la transparencia y hacia la generación de ingresos por vías de la productividad, definitivamente no habrá crecimiento”. No se equivocó Grunstein.

rvazquez002@yahoo.com.mx

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• ¿Son protectores de riesgos o forenses? 2017-01-25
• Igual o peor pobreza legislativa 2017-01-24
• Salto triple sin red protectora 2017-01-23
• Fidel, rumbo a Pacho Viejo 2017-01-22
• Trump, más que una amenaza 2017-01-19
• Pablo Anaya siempre negó la existencia de medicamentos falsos 2017-01-18
• Ahora resulta que todos condenan 2017-01-17
• Historias escritas con sangre 2017-01-16
• Hacia el pódium de premiación de la corrupción 2017-01-15
• Condenados a repetir su historia 2017-01-12
• Una “caja chica” demasiado grande 2017-01-11
• ¿Para cuándo el ORFIS y CEDH? 2017-01-10
• El dilema de los puercoespines 2017-01-09
• ¡Señores legisladores, que pena despertarlos! 2017-01-04
• Otros tiempos 2017-01-03
• Absurda rebeldía 2017-01-02
• Al servicio de corruptos 2017-01-01
• Top Ten de la putrefacción política 2016-12-26
• A Fidel Herrera y Javier Duarte 2016-12-25
• Sin vestigios de pudor 2016-12-20
• Interminables los escándalos 2016-12-19
• Incongruencias y ocurrencias 2016-12-18
• Recompensa insuficiente 2016-12-15
• Corrupción con Denominación de Origen 2016-12-14
• Así surgirán más gobernadores y alcaldes cómplices 2016-12-13
• Mazmorra legislativa y “la rifa del tigre” 2016-12-12
• Entre lo anecdótico y lo romántico 2016-12-11
• Fuerte reclamo del General y el enfrentamiento en Suchilapan 2016-12-08
• Alcaldes andan preocupados 2016-12-07
• La corrupción de aquí más la de allá 2016-12-06
• Mientras, en Contraloría, Vigilancia y Fiscalización “tocaban la lira” 2016-12-05
• Pendiente que hable Solalinde 2016-12-04
• Indigestión de palabras, sentencias y compromisos 2016-12-01
• Congruencia y humildad señoras y señores 2016-11-30
• Qué tal si Javier Duarte suelta todo y reparte 2016-11-29
• Dr. José Narro Robles, Lic. Miguel A. Yunes Linares: 2016-11-28
• Negocios “lisitos” e ilícitos 2016-11-27
• El “Black Friday” de Javier Duarte en stand by 2016-11-24
• Y a todo esto, ¿Qué hacen los diputados federales? 2016-11-23
• Hacerle al ensarapado 2016-11-22
• Catálogo de bestialidades 2016-11-21
• Como Santa Claus en verano 2016-11-20
• ¡Hey ustedes, defensores a ultranza, volteen hacia Veracruz! 2016-11-17
• Así que poco faltó para que Javier Duarte cumpliera sus metas 2016-11-16
• Comparecencias sin sentido 2016-11-15
• El riesgo de tomar de ejemplo 2016-11-14
• Nacionalismo. Limpiar o desempolvar la casa 2016-11-13
• Oportunidades desaprovechadas 2016-11-10
• “Madame President or Madman President” y los municipios marginados 2016-11-08
• Apostarle al olvido 2016-11-07
• ¡Es corrupción criminal! Y continúa 2016-11-06
• Despertar sin fuero 2016-11-03
• En vías de solución 2016-11-02
• “La muerte es democrática” 2016-11-01
• La pijamada de alcaldes y el daño patrimonial 2016-10-31
• Posturas incorregibles 2016-10-30
• Lo que menos necesitamos es que nos vengan a restregar en la cara lo sucedido 2016-10-27
• La ilusión del retorno 2016-10-26
• Prostitución y perversión fueron la llave 2016-10-25
• Ataques “por moda” 2016-10-24
• Anhelos cumplidos. Sueños truncados 2016-10-23
• Educación, Salud y los que siguen 2016-10-20
• La historia se repite y confirma, con fuerte hedor 2016-10-19
• ¡Ya pueden hablar! 2016-10-18
• Con el enemigo en casa 2016-10-16
• El gran error 2016-10-13
• La indignación es profunda y habrá repercusiones 2016-10-11
• “Tormenta perfecta” 2016-10-09
• De obras a obras 2016-10-05
• Mayor pestilencia habrá de brotar 2016-10-05
• ¿Orgullosos de su desempeño? 2016-10-02
• Entre el caos y la anarquía 2016-09-28
• Iniciativas siniestras 2016-09-26
• Este lunes tarjeta roja a Javier Duarte 2016-09-25
• La decisión está tomada 2016-09-22
• Grandes distractores para inmensos problemas 2016-09-18
• De héroes y villanos 2016-09-14
• Ese vasallaje recalcitrante 2016-09-11
• Allá, los ajustes; acá, los apapachos 2016-09-07
• El muro fronterizo... y el de Veracruz 2016-09-04
• Desaprovechado hasta hoy el Sistema Nacional Anticorrupción 2016-08-31
• “Chachita, ¡te cortaste el pelo!” 2016-08-30
• Política de indolencia y brutalidad 2016-08-28
• Rostros distintos y distantes 2016-08-25
• En Veracruz persiste la anarquía y la división 2016-08-21
• Nada nuevo vino a decir, además de tibio y descortés 2016-08-16
• En Veracruz se vive una especie de crisis humanitaria 2016-08-14
• El epitafio de la “fidelidad-prosperidad” 2016-08-07
• Honor a un hombre realmente virtuoso 2016-08-03
• De alcaldes a alcaldes 2016-08-02
• Voluntad política, la clave 2016-08-01
• Fidel el cándido 2016-07-31
• Trascender a la eternidad 2016-07-28
• El riesgo de que sean 14 años de retroceso 2016-07-17
• Siempre serán recordados 2016-07-12
• También allá se hartaron 2016-07-11
• “Año de Hidalgo”, pero con ética 2016-07-06
• La absurda customización legislativa 2016-07-03
• El daño no es para Miguel, es para los veracruzanos 2016-06-29
• No todo México está como Veracruz 2016-06-26
• Entonces dijeron: ¡Busquemos un culpable! 2016-06-19
• ¿Y la nómina de Educación de Veracruz? 2016-06-15
• ¡Crucifíquenlo, crucifíquenlo! 2016-06-13
• Falló la ecuación tradicional electoral 2016-06-09
• Un llamado vano y demasiado tardío 2016-06-07
• Posibles proyectos 2016-06-06
• La idea del cambio 2016-06-01
• ¿Gente valiosa en el próximo gabinete? 2016-05-24
• Crisis, también de ideología política 2016-05-11
• Nauseabundo y generador de riesgos 2016-05-01
• La persistencia de nadar de muertito 2016-04-26
• Monarquía absolutista a la veracruzana 2016-04-17
• Veracruz Papers 2016-04-10
• Perversa piel delgada 2016-04-07
• Campañas de altura, o grises 2016-04-03
• “Porkycracia”, otros males y el proceso electoral 2016-03-30
• Ejército y Marina, imprescindibles 2016-03-27
• Si Sara fuera candidata 2016-03-13
• Feminicidios, misoginia y acoso sexual 2016-03-06
• ¿A qué vino Manlio? 2016-03-02
• Fantasías en Saludlandia 2016-02-29
• ¿Y si no es un Yunes? 2016-02-28
• Resistencia a la transparencia 2016-02-25
• Incertidumbre en los municipios petroleros 2016-02-23
• Un incómodo e inesperado “Ojalá” 2016-02-21
• “Pobreza de muchos, oportunismo de pocos” 2016-02-14
• La educación como botín 2016-02-07
• La empantanada clase política 2016-01-27
• Confianza y desconfianza 2016-01-24
• Vienen a poner orden 2016-01-21
• Tuxpan, entre el saqueo y el desorden 2016-01-19
• El riesgo del voto visceral 2016-01-17
• La deshumanizada modalidad de gobernar 2016-01-11
• Ocaso y alba 2016-01-03
• El cambio no es opcional, es fundamental 2015-12-16
• Las otras escuelas 2015-12-08
• “Aviadores” y analfabetismo, arraigados 2015-12-06
• Parece que ya entendieron 2015-11-29
• La quiniela política y “los platos rotos” 2015-11-22
• ¡Ah las comparecencias! 2015-11-15
• El aspirante menospreciado 2015-11-08
• Al Cesar lo que es del Cesar… 2015-11-04
• La advertencia a los alcaldes 2015-11-02
• ¿Y el respeto a los veracruzanos? 2015-10-28
• “Se fue, pero se quedó” 2015-10-25
• Senadores y diputado, Yunes 2015-10-21
• Medidas tardías 2015-10-20
• Demasiado grande el daño 2015-10-11
• “Querubines” legislativos 2015-10-07
• Descarriada estampida de búfalos 2015-10-04
• Vivir en la atmósfera kafkiana 2015-09-27
• Los llamados a los gobernadores 2015-09-23
• Crisis humanitaria y migratoria 2015-09-20
• El Grito en el cielo 2015-09-13
• 20 diputados dijieron 2015-09-06
• El clamor: urge comisionado en Salud 2015-08-30
• Poza Rica en el abandono 2015-08-23
• Canícula política 2015-08-05
• Periodismo criminalizado y su entorno 2015-08-02
• Cuando reaccionaron, el sexenio terminaba 2015-07-19
• Tan pobres, que dinero es lo único que han hecho 2015-07-12
• Periodismo criminalizado, corrupción institucionalizada 2015-07-05
• Les quitaron tanto, tanto… hasta el miedo 2015-06-30
• Cuando el reloj se detuvo 2015-06-28
• La otra justicia 2015-06-24
• Paradojas de la política 2015-06-21
• Clase política obsoleta y absurda 2015-06-14
• Pobreza y analfabetismo: “oro molido” 2015-06-11
• Coronación de la impunidad 2015-06-07
• Conveniente para algunos, nocivo para los veracruzanos 2015-06-02
• Niños veracruzanos siguen muriendo. Y nadie hace nada 2015-05-24
• Es parte de la descomposición política 2015-05-20
• Hartazgo electoral a la alza 2015-05-17
• Cautela ante la traición 2015-05-13
• Gobernar en las tinieblas 2015-05-10
• Propuestas pobres, pobres candidatos 2015-05-06
• Violencia y silencio in crescendo 2015-05-04
• También el “Juanelo” decía lo mismo 2015-04-26
• Negocios al interior, y al exterior 2015-04-23
• Mentadas de madre “enarbolan” campañas políticas 2015-04-19
• Dolor, como generador de cargos públicos 2015-04-14
• Abismo entre candidatos y ciudadanos 2015-04-12
• ¡100 candidatos dijieron! 2015-04-05
• El beso de Judas 2015-03-29
• Juego siniestro y maloliente 2015-03-22
• Van seis. ¿Habrá más? 2015-03-17
• “Otra guerra” 2015-03-15
• Simplemente sacó la casta 2015-03-10
• . 2015-03-09
• ¿Un comisionado auditor para Veracruz? 2015-02-24
• Estas ruinas que ves: son escuelas 2015-02-22
• Pobreza, perverso instrumento electoral 2015-02-19
• La punta del iceberg 2015-02-11
• Éste respondió: ¡Se les va a olvidar! 2015-02-08
• Preocupante flagelo 2015-02-05
• Debacle de la clase política 2015-02-02
• Pan y circo 2015-02-01
• ¿Para cuándo señores legisladores? 2015-01-25
• Veracruzanos subvaluados y excluidos 2015-01-18
• Partidos políticos outsourcing 2015-01-13
• La antítesis de la democracia 2015-01-12
• Adolfo Mota, derrota anunciada 2015-01-07
• No había manera de plancharlos 2015-01-04
• Un conciliador discreto 2014-12-21
• Dichosos los perros 2014-12-16
• Una agenda incómoda 2014-12-14
• Exabruptos y la sucesión 2014-12-10
• Sean Bienvenidos. Sean prudentes 2014-12-07
• Lagunas en las propuestas de seguridad y justicia 2014-12-03
• Partidos y actores políticos, ajenos a la demanda social 2014-11-30
• Sueños de opio 2014-11-23
• Del Muro de Berlín al Cerco Legislativo de Veracruz 2014-11-20
• Lo dijo fuerte y claro, sin tapujos 2014-11-11
• Al mínimo sobresalto 2014-11-09
• ¿A qué se van a comprometer? 2014-11-05
• Sensibilidad, contrario a la indolencia 2014-11-02
• Fieles difuntos, infieles autoridades 2014-10-30
• Los votos también se encarecerán 2014-10-26
• Tercera llamada, tercera 2014-10-21
• Arropado o nominado, la agitación crece 2014-10-20
• ¿Quién los rehabilitaría? 2014-10-15
• Este otro, también fue inhumano y de barbarie 2014-10-13
• Huelum, huelum…, reacción y contraste 2014-10-05
• Mostrando el músculo, glúteo 2014-10-01
• Crímenes sin barreras 2014-09-28
• Sale orden de clembuterol, sin cebolla 2014-09-25
• Más allá de los privilegios 2014-09-21
• Antes y después 2014-09-16
• Showtime: El Grito 2014-09-14
• De universitario a universitario 2014-09-09
• Fuerzas Armadas, sin titubeos 2014-09-07
• Urge poner orden en el sistema DIF en municipios 2014-08-27
• Lecciones y elecciones, de espionaje 2014-08-24
• Verborrea, como el ébola 2014-08-20
• Crisis, también en educación 2014-08-17
• La Bartola y La mesa que más aplauda 2014-08-12
• Nunca digas nunca 2014-08-10
• “La ley del odio” 2014-08-03
• Parquímetros y grúas, ¿Como las prostitutas? 2014-07-27
• Las palabras de don Sergio 2014-07-23
• El campo a la expectativa 2014-07-20
• Migración infantil, tema espinoso 2014-07-13
• Bailando el vals de El Padrino 2014-07-08
• La indiferencia de Derechos Humanos 2014-07-06
• De regreso a la realidad 2014-06-29
• Carta al Papa Francisco 2014-06-25
• “El gato madre” y el próximo gobernador 2014-06-19
• Mientras dure el mundial 2014-06-16
• La represión se matiza 2014-06-11
• Las lluvias y Protección Civil 2014-06-08
• ¿Y el bullyng sexual escolar? 2014-06-05
• Alto a tragedias del servicio urbano 2014-06-01
• Los otros cárteles 2014-05-28
• Intercepción de llamadas; la clave 2014-05-20
• Parte del deterioro político 2014-05-19
• Tatahuicapan y los fantasmas 2014-05-15
• ¡Tú también, Brutus! 2014-05-11
• Más que una preocupación 2014-05-07
• Fuero, impunidad e inmunidad 2014-04-27
• El príncipe redactor 2014-04-23
• ¿Como Judas o como Pilato? 2014-04-13
• No se necesita un Comisionado; se requiere un Gobernador 2014-04-10
• Aplausos y palmaditas 2014-04-06
• Billete oficial mata carita 2014-04-02
• La piedra en el zapato 2014-03-30
• Génesis de lo indeseable 2014-03-25
• Los convenios, como los retenes 2014-03-23
• Jubilados en la indefensión 2014-03-06
• Celebraciones auténticas o fingidas 2014-03-04
• El reto “formidable”; el reproche 2014-03-03
• Carnaval de impactos ambientales 2014-02-27
• Turismo político 2014-02-25
• El gran desafío 2014-02-23
• La sacudida y el derrumbe 2014-02-20
• Con recursos del Subsemun 2014-02-19
• Las exequias de la libertad 2014-02-16
• En el Senado 2014-02-11
• El despreciado y la epidemia de insensibilidad 2014-02-06
• Que aparezca 2014-02-05
• La reforma energética y la inseguridad 2014-02-04
• De la frivolidad a la pobreza extrema 2014-02-02
• • Modesto, audaz y liberal 2014-01-30
• De chicles, cigarros y papitas 2014-01-28
• ¿Qué pasa con los ayuntamientos? 2014-01-26
• La fiesta inoportuna 2014-01-23
• Un llamado a tiempo 2014-01-21
• Las dudas de los Juegos Centroamericanos 2014-01-19
• El esperado fast track 2014-01-16
• La vulnerabilidad de los infantes 2014-01-14
• Primero los proyectos personales 2014-01-13
• Los verdaderos alcaldes 2014-01-12
• Futuro político 2014-01-07
• Nuevo año, viejos rezagos 2014-01-05
• Lagunas policiales 2013-12-23
• ¿Cómo honrar a Madiba? 2013-12-08
• Recursos para salvar vidas 2013-12-01
• Demoliendo el instituto 2013-11-28
• No es fortuito, es bien ganado 2013-11-24
• El oasis veracruzano 2013-11-17
• Apartheid a la mexicana, o a la veracruzana 2013-11-13
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010