El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
EROS ORTEGA RAMOS
.
2016-11-05 / 10:34:31
El surgimiento del llamado “Justiciero anónimo”
“Cuando es la sociedad civil la que decide hacer justicia por su propia mano”
El pasado lunes 31 de octubre del año en curso, fueron hallados cuatro cadáveres a un lado de la autopista México-Toluca. Según las versiones de algunos periódicos de circulación nacional, dichos cadáveres correspondían a cuatro presuntos asaltantes que habían estado implicados en más de 30 robos con violencia al interior de autobuses de transporte público masivo. Cabe resaltar que los cuatro cuerpos encontrados presentaban heridas mortales ocasionadas por impactos de arma de fuego: “Los occisos fueron abandonados a la orilla de la carretera a la altura del kilómetro 37, con dirección a la ciudad de México, alrededor de las 5:30, indican los reportes policiacos” (LaJornada, 31/X/16).

Desde la mañana de ese mismo día, tan sólo unas horas después de que comenzaran a circular las fotografías de los asesinados por la web, los medios de comunicación comenzaron a esparcir sus primeros rumores de los hechos, ya que según estos, como mencioné de manera introductoria anteriormente, los cadáveres correspondían a asaltantes que, para su desgracia, fueron baleados justo al momento de finalizar su atraco a bordo de una unidad de transporte colectivo en la mencionada autopista. Poco tiempo después de estos rumores convertidos en noticia, la Procuraduría Mexiquense, encabezada por el gobierno de Eruviel Ávila Villegas, confirmó tales versiones: “En un comunicado, la dependencia estatal detalló que minutos antes de ser asesinados, los sujetos asaltaron un autobús de pasajeros, información que se pudo corroborar gracias al hallazgo de uno de los boletos que se entregan a los usuarios al abordar la unidad, con el cual se pudo identificar el camión y establecer que salió de San Mateo Atenco a las 5:23 horas, con dirección a la Ciudad de México” (SinEmbargo, 31/X/16).

De la misma manera, distintos medios electrónicos de información, así como noticieros televisivos, comenzaron a promover un seudónimo previamente acuñado por quien sabe quién o quiénes, para referirse al responsable de tales asesinatos a sangre fría: el “justiciero anónimo”. Tal “justiciero”, según la versión de distintos pasajeros que viajaban a bordo de la unidad asaltada con violencia, fue sometido bruscamente por los asaltantes al momento de que era despojado de sus pertenencias, por lo que en un descuido de estos al abandonar la unidad, éste les disparó con un arma calibre 9mm, hiriéndolos de gravedad, para después ser rematados a las orillas de la autopista. El vengador anónimo, dada la impresión de los usuarios que de manera sorpresiva se encontraban fungiendo como espectadores de tales asesinatos, decidió huir del lugar, no sin antes devolver las pertenencias hurtadas, solicitando a los pasajeros no brindar alguna pista que pudiera acarrear consecuencias legales para él a las autoridades correspondientes, respecto a los homicidios de los cuales acababan de ser testigos.

De esta manera, debido a la grandísima repercusión mediática tanto nacional como internacional que comenzó a tener este caso, a las autoridades mexiquenses no les quedó de otra que brindar prontas respuestas a la audiencia nacional que se ha visto anonadada ante tales acontecimientos. Como era de esperarse, la persona que cometió tales crímenes se encuentra prófuga de las autoridades, porque si digo de la justicia, tendría que argumentar mi dicho, recurriendo a la hipocresía y a la bibliografía aburrida respecto a las ineptas instituciones que una vez más se siguen quedando cortas en este, uno de tantos casos, relacionados con la delincuencia en el Estado de México. Pero eso no es todo, según la opinión de distintos abogados penalistas, si el “justiciero” llega a ser capturado, es muy probable que le sea imputado el delito de homicidio múltiple, haciéndolo acreedor de una sanción de más de 200 años en prisión. Es aquí en donde se suscita una pregunta que de manera inevitable trae consigo una serie de dilemas respecto al proceder de ambas partes; los delincuentes y el “justiciero”: ¿Si es que se dieron los hechos tal y como fueron narrados por los pasajeros entrevistados, la autoridad mexiquense está siendo justa al querer castigar con todo el peso de la ley a un pasajero que, harto de la delincuencia de la que es víctima, decidió hacer justicia por su propia mano? Me es importante aclarar que el seudónimo del acusado ha sido una construcción social mediática que surgió como consecuencia de interpretaciones particulares de, nuevamente, quien sabe quién o quiénes. Esto quiere decir que nadie tiene el derecho de ejercer juicios acusatorios hacia esta persona, así los medios de comunicación juren y perjuren que ellos tienen la verdad absoluta. Hasta que no se sepa lo que realmente ocurrió, las suposiciones no pasarán de eso; meras suposiciones divulgadas por el sentido común.

Cada vez son más los casos de pasajeros que, al ser asaltados en el interior del transporte público, deciden hacer usos de las armas para salvaguardar su integridad física. Esto trae como consecuencia la exhibición de dos problemáticas que desde hace años se han venido acrecentando a lo largo del país, principalmente en el Estado de México. La primera de ellas es el incremento de la inseguridad en el transporte colectivo. La segunda, es la incapacidad de las autoridades para disminuir actos delictivos dentro de este mismo transporte. Como lo mencioné previamente en otro artículo de mi autoría relacionado con la inseguridad en el transporte público: “De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el robo en la calle y en el transporte público sigue siendo el delito más común con un 28.6% de incidencia, pero también el que más expone la integridad de los usuarios, debido a que el 50% de casos se lleva a cabo con un arma” (Ortega, 2016).

Por lo tanto, el surgimiento del llamado “justiciero anónimo” expone el hartazgo social generalizado, en este caso personificado en un individuo armado que recurre a un medio ilegal para proveer, aunque sea de manera efímera, la seguridad propia y ajena que el Estado es incapaz de proporcionar. Pero desafortunadamente, las consecuencias de recurrir a las vías ilegales para ejercer justicia en ocasiones pueden ser muy radicales. Este caso es el mejor ejemplo de ello. Nadie debe de burlar a la autoridad encargada de hacer valer esa justicia, así se ponga en peligro la vida cada vez que se toma la decisión de movilizarse en un medio de transporte público. Así, la autoridad mexiquense de manera implícita advierte que, aunque la situación de violencia sea un fenómeno en incremento, se debe de actuar de tal manera que los amantes de lo ajeno sigan delinquiendo sin impedimento alguno y con la mayor cantidad de facilidades posibles cada vez que decidan perpetrar un nuevo atraco en nuestro ineficiente y deteriorado transporte colectivo.

Ya veremos qué es lo que acontece en los días próximos, porque la historia de nuestro país ha demostrado que mientras los ojos de la opinión pública estén situados en las autoridades mexicanas, éstas actuarán conforme a la ley, aunque sólo se trate de excepciones ocasionadas por corrientes sociales que engrandecen, pero no solidifican, presiones de esta naturaleza. Mientras tanto, contemplo con impotencia el conteo homicida que día con día crece en el Estado que ha efectuado en unos cuantos días, todo aquello que ha omitido desde hace muchos años.



Gracias por su lectura.

@erosuamero

*Eros Ortega Ramos es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.



Nos interesa tu opinión

   Más entradas
• El “Peligro para México” lidera las preferencias electorales rumbo a las elecciones presidenciales del 2018 2017-01-16
• El gasolinazo y su vandalismo como muestra de descomposición social 2017-01-07
• El PRI y sus “gasolinazos” interminables 2017-01-02
• El PRI y sus “gasolinazos” interminables 2017-01-01
• La construcción de una cultura vial y de participación política 2016-11-26
• La normalización del trabajo no remunerado y la nueva esclavitud 2016-11-19
• Donald John Trump: el Presidente No. 45 de los Estados Unidos de América 2016-11-13
• La inseguridad en el transporte público de la Zona Metropolitana del Valle de México 2016-10-29
• El feminicidio en México y en América Latina 2016-10-22
• La renuncia de Javier Duarte a la gubernatura de Veracruz 2016-10-15
• Eruviel Ávila Villegas y Pablo Bedolla López; los dos rostros del poder en el Estado de México 2016-10-08
• Rogers Waters y la polémica de su protesta social 2016-10-02
• El Mexicable en Ecatepec; polémica y disgustos 2016-09-28
• El Mexicable en Ecatepec; polémica y disgustos 2016-09-25
• El matrimonio igualitario, la hipocresía de la Iglesia y la pederastia en el Vaticano 2016-09-18
• El MAES y la exclusión de miles de aspirantes a la EducaciónSuperior 2016-09-11
• La reunión Peña/Trump; cuando es el propio presidente quien se vuelve cliente frecuente de la crítica social 2016-09-03
• Enrique Peña Nieto y la minimización de su robo intelectual 2016-08-27
• AMLO y su burlona “3de3” 2016-08-20
• La burla de México y su fracaso en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016-08-13
ver todas las entradas
• La ex primera dama, Margarita Zavala y la necesidad de hacer memoria 2016-08-06
• El fenómeno “Pokémon GO” 2016-07-31
• La importancia de la organización interna en la lucha social 2016-07-23
• . 2016-07-15
• La Universidad Autónoma Metropolitana y su lucha contra la incipiente privatización de la educación superior 2016-07-09
• La UAM y su lucha contra la incipiente privatización de la educación superior 2016-07-08
• México; de la desinformación legitimada al periodismo chacotero 2016-07-02
• México, la CNTE y su terrorismo de Estado 2016-06-22
• Estados Unidos, el terrorismo y su política armamentista 2016-06-15
• Elecciones 2016; México y su mito de la democracia representativa legítima 2016-06-07
• Miguel Ángel Mancera y su “silbato anti-acoso” 2016-05-29
• Y sigue el “Hoy no circula”; un panorama general del Estado de México 2016-05-22
• ¿La privatización de la educación en México? 2016-05-15
• AMLO: la tercera es la vencida 2016-05-09
• AMLO: la tercera es la vencida 2016-05-08
• El fenómeno de las “Ladies” en México: cuando las pifias ajenas se convierten en un espectáculo público 2016-04-30
• La violencia sexual en México: una grave problemática social 2016-04-23
• The Panama Papers: la corrupción que impera en el sistema financiero mundial 2016-04-16
• Las muertas de Ecatepec: una mirada al municipio más peligroso para ser mujer en el país 2016-03-31
• Donald John Trump: el candidato incómodo de la política estadunidense 2016-03-24
• El “jefe” Diego y la ignominia de sus 75 primaveras 2016-03-16
• Día internacional de la mujer: ¿Hay razones para celebrar? 2016-03-12
• El hembrismo y la tergiversación de la lucha feminista 2016-02-28
• El Papa Francisco en Ecatepec 2016-02-21
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010