El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
EROS ORTEGA RAMOS
.
2016-07-02 / 10:14:29
México; de la desinformación legitimada al periodismo chacotero
“Cuando la labor de informar pasa a ser un mero espectáculo de entretenimiento”
Con la expansión de las tecnologías de la información, las opiniones públicas, influenciadas de manera inevitable por interpretaciones subjetivas de la realidad por parte de sus emisores, pueden ser expuestas, esparcidas y debatidas por un sinfín de sectores sociales en internet. A toda hora y en cualquier parte del planeta, cada vez más personas tienen acceso a dichas tecnologías que día con día revolucionan las formas mediante las cuales la población mundial se comunica. Las famosas redes sociales fungen como mares de información en los que, para desgracia de muchos líderes de opinión, los internautas de todo tipo exponen sus puntos de vista con un mínimo de limitaciones, cosa que antes de la era digital que trajo consigo el internet resultaba casi imposible. Los medios de comunicación se han “democratizado” a tal punto que toda persona puede desempeñar el rol de periodista desde cualquier parte del globo. Basta con conectar un dispositivo electrónico a la web que sea capaz de transmitir información en vivo desde el portal de Facebook, o llenar de hashtags una publicación compartida en Twitter, o simplemente grabarse y subir un video al portal de Youtube, si es que se carece del respaldo de alguna cadena televisiva nacional o internacional.

Ahora, desde mi interpretación, el conflicto aparece cuando dicha democratización denigra la labor del periodista profesional, al reducirla a mero análisis personal, carente de sustentos fehacientes, empíricos y comprobables. En otras palabras, el problema se hace presente cuando se confunde al periodismo crítico con opiniones emitidas por parte de los cada vez más elocuentes “blogueros”, o por cualquier persona que exprese sus puntos de vista propios y en consecuencia personales, haciéndose llamar precursores de la opinión pública, muchas veces desinformada y hambrienta de entretenimiento. Con este punto de vista es importante aclarar que no pretendo generalizar respecto a todos los que se dedican a esta forma de expresión, ya que siempre habrá gente informada que desee transmitir su pensamiento, pero de igual forma, no faltarán aquellos que, en busca de popularidad y publicidad, emitan opiniones, juicios y aseveraciones carentes de fuentes confiables.

Respecto a los llamados blogueros, de acuerdo a las cifras expuestas por el estudio “State of the Blogosphere”, publicado en Technorati.com, más del 60% consideran a esta actividad como un pasatiempo, el 40% de ellos se componen de mujeres y una tercera parte son mayores de 40 años. Por otra parte, una de las razones más importantes que incita a las personas a convertirse en blogueros es el factor económico. Al momento de que en un blog se abre el espacio para la publicidad, es posible empezar a cotizar ingresos, mediante la propaganda, intercambio de información (de todo tipo) y venta de productos. De hecho, se han dado casos en los que algunos blogs han tenido tanto éxito que son contactados por distintas empresas para publicitar en dicho medio, como por ejemplo “Werevertumorro”, “LuisitoRey” o “Wereverwero”. En otros casos, la influencia de dichas personas es tanta sobre la audiencia, que de manera insospechada se vuelven referentes primordiales en temas políticos, económicos y sociales, tal es el caso de “El Pulso De La República” y el cada vez más afamado y polémico “Callodehacha”, lo que hace plantearnos algunas preguntas respecto al periodismo crítico y al crecimiento de este tipo de personajes: ¿Realmente estamos hablando de periodistas profesionales? ¿Será que el nacimiento de periodistas profesionales cada vez es más escaso debido a la censura, las amenazas y las desapariciones? Las respuestas quedan al criterio personal del lector.

Vivimos en un mundo en el que la información verídica, imparcial y libre cada vez es más escasa, al menos en nuestro país. De igual manera, vivimos en un mundo en el que el morbo, la burla, la especulación, la difamación y la ridiculización, se han vuelto componentes indispensables de esta misma información (sea cual sea). El espectáculo ha reemplazado de sobremanera al análisis serio. Porque no tiene nada de malo buscar y consumir diversión en la web, el problema viene cuando dicha diversión pasa a confundirse con información, una información que poco a poco forja la opinión del que la procesa. De ahí la preocupación de muchos intelectuales respecto al voraz crecimiento y expansión de la desinformación legitimada. ¿Pero por qué se le dice “legitimada”? Porque para que llegue a ojos y oídos de los receptores, tiene que ser procesada y validada por aquellos precursores de la opinión pública (muchas veces coludidos con el sistema), o si se les prefiere llamar: “Dueños de la palabra”, y por millones de personas que forjan su opinión con la misma. Una opinión que muchas veces es víctima de tergiversaciones intencionadas, que tienen como trasfondo perversos intereses políticos y económicos.

Se ha llegado a tal punto que, aunque alguna información sea falsa, errónea o difamadora, la web se encarga de esparcirla a cualquier rincón del planeta. Basta con que el internauta abra un navegador y teclee todo aquello a lo cual se desea tener acceso. Pero lo peor no es cuando el internauta tiene acceso a una información errónea, sino cuando dicha información propicia la creación de un paradigma o punto de vista erróneo. Este es un tema sumamente complejo ya que todo punto de vista está sumamente cargado de subjetividad por parte de su autor, por lo tanto, no me enfrascaré en tipologías u otros análisis detallados respecto a esta misma subjetividad. Lo que quiero recalcar aquí es que cada vez se pierde más la labor del investigador y periodista profesional, que al verse reemplazada por la democratización de la opinión pública, sucumbe ante la incesante aparición de blogueros y demás personas que muchas veces, “muy a la ligera”, exponen juicios de valor equivocados que, en manos de la vox populi, se vuelven inquebrantables juicios de hecho.

Esto nos mueve a replantearnos la necesidad de un periodismo de calidad, que se adapte a las nuevas tecnologías de la información, en este caso principalmente con el uso del internet. Porque aclaro, la democratización de la información y su propagación por parte de cualquier persona no debe de limitarse y mucho menos de censurarse, en este caso hablo de nueva cuenta de los blogueros y demás personas que optan por grabarse al momento de ejercer opiniones, más bien, lo que se tiene que hacer es apoyar al periodista instruido, salvaguardando su integridad, para que haga lo que sabe y debe de hacer: informar al espectador de una manera profesional y responsable. Pero no sólo eso, se debe de reforzar el derecho a la libre expresión para toda aquella persona que quiera hacer uso de la misma, no solamente en lo que a periodistas se refiere. Y por último, se debe de invitar al espectador a consultar diversas fuentes que traten sobre un mismo tema, porque la opinión y el criterio del que comunica, inevitablemente se verá envuelto en interpretaciones propias y subjetivas de cualquier hecho social convertido en noticia. Pero para llegar a esto, primeramente se tiene que cumplir con los dos requisitos previos anteriormente mencionados y ese, es el reto de los nuevos comunicadores de hoy y de los que están por venir.



Gracias por su lectura.

*Eros Ortega Ramos es licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
• Las promesas de AMLO 2017-02-19
• Ricardo Anaya; de la demagogia a la aspiración presidencial 2017-02-11
• El hundimiento de Televisa ante las nuevas formas de entretenimiento 2017-01-29
• Desde Trump como presidente de los EEUU, hasta el tiroteo en Monterrey; se avecinan tiempos difíciles 2017-01-22
• Desde Trump como presidente de los EEUU, hasta el tiroteo en Monterrey; se avecinan tiempos difíciles 2017-01-22
• El “Peligro para México” lidera las preferencias electorales rumbo a las elecciones presidenciales del 2018 2017-01-16
• El gasolinazo y su vandalismo como muestra de descomposición social 2017-01-07
• El PRI y sus “gasolinazos” interminables 2017-01-02
• El PRI y sus “gasolinazos” interminables 2017-01-01
• La construcción de una cultura vial y de participación política 2016-11-26
• La normalización del trabajo no remunerado y la nueva esclavitud 2016-11-19
• Donald John Trump: el Presidente No. 45 de los Estados Unidos de América 2016-11-13
• El surgimiento del llamado “Justiciero anónimo” 2016-11-05
• La inseguridad en el transporte público de la Zona Metropolitana del Valle de México 2016-10-29
• El feminicidio en México y en América Latina 2016-10-22
• La renuncia de Javier Duarte a la gubernatura de Veracruz 2016-10-15
• Eruviel Ávila Villegas y Pablo Bedolla López; los dos rostros del poder en el Estado de México 2016-10-08
• Rogers Waters y la polémica de su protesta social 2016-10-02
• El Mexicable en Ecatepec; polémica y disgustos 2016-09-28
• El Mexicable en Ecatepec; polémica y disgustos 2016-09-25
ver todas las entradas
• El matrimonio igualitario, la hipocresía de la Iglesia y la pederastia en el Vaticano 2016-09-18
• El MAES y la exclusión de miles de aspirantes a la EducaciónSuperior 2016-09-11
• La reunión Peña/Trump; cuando es el propio presidente quien se vuelve cliente frecuente de la crítica social 2016-09-03
• Enrique Peña Nieto y la minimización de su robo intelectual 2016-08-27
• AMLO y su burlona “3de3” 2016-08-20
• La burla de México y su fracaso en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016-08-13
• La ex primera dama, Margarita Zavala y la necesidad de hacer memoria 2016-08-06
• El fenómeno “Pokémon GO” 2016-07-31
• La importancia de la organización interna en la lucha social 2016-07-23
• . 2016-07-15
• La Universidad Autónoma Metropolitana y su lucha contra la incipiente privatización de la educación superior 2016-07-09
• La UAM y su lucha contra la incipiente privatización de la educación superior 2016-07-08
• México, la CNTE y su terrorismo de Estado 2016-06-22
• Estados Unidos, el terrorismo y su política armamentista 2016-06-15
• Elecciones 2016; México y su mito de la democracia representativa legítima 2016-06-07
• Miguel Ángel Mancera y su “silbato anti-acoso” 2016-05-29
• Y sigue el “Hoy no circula”; un panorama general del Estado de México 2016-05-22
• ¿La privatización de la educación en México? 2016-05-15
• AMLO: la tercera es la vencida 2016-05-09
• AMLO: la tercera es la vencida 2016-05-08
• El fenómeno de las “Ladies” en México: cuando las pifias ajenas se convierten en un espectáculo público 2016-04-30
• La violencia sexual en México: una grave problemática social 2016-04-23
• The Panama Papers: la corrupción que impera en el sistema financiero mundial 2016-04-16
• Las muertas de Ecatepec: una mirada al municipio más peligroso para ser mujer en el país 2016-03-31
• Donald John Trump: el candidato incómodo de la política estadunidense 2016-03-24
• El “jefe” Diego y la ignominia de sus 75 primaveras 2016-03-16
• Día internacional de la mujer: ¿Hay razones para celebrar? 2016-03-12
• El hembrismo y la tergiversación de la lucha feminista 2016-02-28
• El Papa Francisco en Ecatepec 2016-02-21
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010