El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
DESDE EL CAFÉ
Bernardo Gutiérrez Parra
2016-04-03 / 21:48:03
Justicia por propia mano
En los años ochenta del siglo anterior una joven recién egresada de la facultad de medicina de la UNAM fue violada por un trío de sujetos, entre ellos su ex novio.
En los años ochenta del siglo anterior una joven recién egresada de la facultad de medicina de la UNAM fue violada por un trío de sujetos, entre ellos su ex novio.

Sabiendo cómo se cuecen las habas con la justicia mexicana, la agraviada decidió hacerse justicia por su propia mano. Y literalmente lo consiguió.

Fingiendo que la violación le había gustado, invitó a los tres gañanes a su departamento a repetir el numerito, les ofreció unas copas, los durmió y los castró.

Dos de los sujetos eran hijos de “familias pudientes” que se encargaron de meterla a la cárcel. Esto originó un escándalo entre estudiantes de todas las universidades, grupos feministas y organizaciones civiles que salieron a protestar por lo que consideraron una injusticia para la chica.

Como sucede en estos casos los hijos de papi tuvieron una excelente defensa, pero la joven tuvo una mejor y resultó absuelta.

A raíz de ese escándalo se conformaron grupos de defensa de las mujeres en casi todo el territorio nacional y tiempo después el gobierno federal inventó la Fiscalía Especializada en ese tipo de delitos. Pero aún así las mujeres de todas las edades y condiciones sociales son vulnerables y lo que es peor, siguen desprotegidas.

En varias entidades del país la justicia para una mujer atacada sexualmente es lenta, muy lenta, tanto que a veces no llega.

Esto lo comento porque si el padre de la menor Daphne Fernández, violada en Boca del Río el año anterior, no hubiera dado a conocer el drama que vive su hija, la acusación que pesa sobre los cuatro mozalbetes que abusaron de ella seguiría archivada en la Fiscalía General del Estado.

Tuvo que escribir una carta abierta y subir un video a las redes sociales donde los juniors piden disculpas a su víctima, para que la justicia se desperezara de su modorra y comenzara a moverse.

Pero aún no se ha movido lo suficiente.

Un año tiene que ocurrió el ataque y es la hora en que ninguno de los cuatro presuntos responsables ha sido citado a declarar ante la Fiscalía Especializada.

Esto es simplemente inconcebible.

¿Cómo creer así en la justicia para una joven violada?

El abogado de los cuatro presuntos violadores está haciendo su chamba alargando el proceso y pidiendo pruebas periciales. ¿Por qué la Fiscalía no hace la suya? Y si la está haciendo, ¿por qué actúa con tanta lentitud?

A la menor Daphne Fernández no sólo la atacaron sexualmente sino que también la están atacando moral y mediáticamente por lo que es múltiple agraviada.

¿Qué dice a eso la Fiscalía?

Alguna vez una mujer cuya hija fue agredida sexualmente por su padrastro, me dijo llorando que ésta había sido violada una vez por un gañán, pero varias veces por la justicia. Y es que el caso se enredó de tal manera que ambas corrían el riesgo de ir a la cárcel porque el padrastro las había contrademandado.

En aquella ocasión la mujer lanzó una frase llena de impotencia pero brutal: “Ojalá los castren a todos”. En referencia al abogado defensor de su ex esposo, a éste y al Ministerio Público que estaba convirtiendo a su hija de agraviada en agresora.

Cuando se ve la lentitud en un proceso judicial como en el caso de Daphne, estoy seguro que nadie aplaude que una mujer haya dejado imposibilitados sexualmente y para toda su vida, a tres sujetos que la atacaron con todas las agravantes. Pero tampoco nadie reprueba que la joven se haya hecho justicia por su propia mano.

Respetado y aguantador lector:

Voy por unos cigarros, luego regreso.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• ¿Dónde estabas cuando mataron a John Lennon? 2016-12-08
• ¿Perdonarán y olvidarán a Adolfo Mota? 2016-12-07
• Un juicio justo para Javier Duarte 2016-12-06
• Pasquines veracruzanos en estado de coma 2016-12-05
• Tarek, Silva, Erik, Mota y Édgar, en riesgo inminente 2016-12-04
• Nadie se cimbró, pero sí hubo nota 2016-12-01
• Clementina Guerrero y la zozobra del aguinaldo 2016-11-30
• Entre cimbraderas y presuntas aprehensiones 2016-11-29
• Gina Domínguez está triste… pobre 2016-11-28
• ¿Que se murió Fidel? 2016-11-27
• Gómez Pelegrín, el mártir del sexenio 2016-03-31
• Los tuits de Duarte y la mano de Alberto Silva 2016-03-30
• Otra vez los policías 2016-03-29
• Lauro Hugo López, el dolor de cabeza del OPLE 2016-03-28
• Vaya poder que tiene Javier Duarte 2016-03-28
• Pésimo legado 2016-03-23
• Marzo y sus fechas casi olvidadas 2016-03-22
• De machos y mujeriegos, a los más cornudos del planeta 2016-03-21
• A Javier Duarte que se lo lleve el diablo 2016-03-20
• Duarte en su zona de confort; Pelegrín rumbo a la canonización 2016-03-17
• La lista del PRI ya está, pero ¿quién la palomeó? 2016-03-16
• Mis vicisitudes con la quincena 2016-03-15
• Ni las multitudes ni las encuestas 2016-03-14
• Duarte y Héctor; ¿reuniones subrepticias? 2016-03-13
• Primero que pague y luego que se largue a donde quiera 2016-03-10
• Genaro Ruiz ¿una opción para Héctor Yunes y para Tuxpan? 2016-03-09
• La bronca Duarte-UV explicada con palitos y bolitas 2016-03-09
• Las quejas de los jubilados y la falta de papel higiénico en la CEDH 2016-03-07
• Feliz cumpleaños viejo fullero, bribón y corrupto 2016-03-06
• El resultado número 31 de Duarte, simplemente genial 2016-03-03
• No es que Duarte sea un cínico; no está bien de sus emociones 2016-03-02
• La gris precampaña de Héctor Yunes 2016-03-01
• El discurso de un gobernador que está en otro canal 2016-02-29
• Así de veleidosa es la fama, señor Gobernador 2016-02-28
• Con la pena, pero ahí sigue 2016-02-25
• ¿Qué fue lo que pasó? 2016-02-24
• ¿Como a qué horas se va, señor gobernador? 2016-02-23
• A nosotros, qué rayos nos importa la delincuencia en Morelos 2016-02-22
• La carta de los diputados y el descontón de Graco Ramírez a JDO 2016-02-21
• Urge que el PRI se purgue 2016-02-18
• Sevicia infinita contra las mujeres 2016-02-17
• ¿Quién es el siguiente que va a denunciar? 2016-02-16
• Lo que nunca sabremos 2016-02-15
• Antes de que se vaya levante su tiradero, señor gobernador 2016-02-14
• El calendario de pagos, una tramposa jugarreta 2016-02-11
• Aquel tiempo de frutsis y pingüinos 2016-02-10
• En Veracruz todos tenemos miedo 2016-02-09
• Javier y Sara, divorcio inevitable 2016-02-08
• Ni Duarte ni Amadeo en el arranque de Héctor Yunes 2016-02-07
• Así es Gerardo Buganza; así son todos 2016-02-04
• El gabinete de Duarte perdido en su laberinto 2016-02-03
• Adolfo, Erick, Jorge y Tarek; cuatro diputados en capilla 2016-02-02
• Si Duarte no apoya a Héctor… que Dios lo ampare 2016-02-01
• El abrigo de Namiko 2016-01-31
• ¿Duartistas y fidelistas con Héctor Yunes? 2016-01-28
• Los amigos de Anilú 2016-01-28
• La verdad sobre los secuestros, hasta el próximo gobierno 2016-01-27
• Como chamacos jodidos en fiesta de niños popis 2016-01-25
• Los diputados, el aborto y la Biblia 2016-01-24
• Que se rasque con sus uñas 2016-01-21
• Las 99 cosas buenas y los zapatos de Javier Duarte 2016-01-20
• No es posible que se los haya tragado la tierra 2016-01-19
• Nunca he tratado a NamikoMatzumoto pero… 2016-01-18
• Peña Nieto engañó a Duarte como se engaña a un niño 2016-01-17
• Propuesta de JDO, mala idea contra el alcoholismo juvenil 2015-06-30
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010