El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
DESDE EL CAFÉ
Bernardo Gutiérrez Parra
2016-03-31 / 21:06:09
Gómez Pelegrín, el mártir del sexenio
Ayer por la mañana, cuando el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación llegó al Congreso local a entregar la Cuenta Pública 2015, los reporteros le cayeron con jauría; se le fueron encima como avispas a un pedazo de piloncillo.
Ayer por la mañana, cuando el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación llegó al Congreso local a entregar la Cuenta Pública 2015, los reporteros le cayeron con jauría; se le fueron encima como avispas a un pedazo de piloncillo.

Si había turistas en el Congreso, seguro pensaron que se trataba de algún rock star. Pero no, era don Antonio Gómez Pelegrín rodeado de cámaras y micrófonos y tratando de capotear el vendaval de preguntas.

“Sí, sí, el gobierno estatal pagará hasta el último centavo de sus adeudos. No, no; nadie se quedará sin cobrar. Sí, sí, hay mucha gente que reclama su dinero. No, no; no nos estamos escondiendo de nadie. Sí, sí, vamos caminando bien y cumpliremos a todos en términos de Ley” respondió el hombre.

Sólo se le cuatrapearon las velocidades cuando los reporteros le preguntaron sobre la deuda con la Universidad Veracruzana y por el Impuesto Sobre la Renta de la misma Universidad que el gobierno no ha pagado: “Miren ustedes, yo nada más vengo a entregar la Cuenta Pública. Con permiso, ya me voy”.

Pobre hombre.

Si cuando recibió su título de Licenciado en Derecho por la UNAM, alguien le hubiera dicho que en algún punto de su vida se encargaría de las finanzas de un estado quebrado y con una deuda descomunal, seguramente habría soltado la carcajada: “Se equivoca usted, yo no soy economista, soy Licenciado en Derecho” habría sido su respuesta.

Pero ahí está, como titular de la Sefiplan. El sexto de una lista que comenzó en 2010 con Tomás Ruíz González y siguió con Salvador Manzur, Carlos Aguirre, Fernando Charleston y Mauricio Audirac que nomás duró ocho meses en el cargo y aventó el arpa.

Cuando salió Audirac la Sefiplan le fue ofrecida a varios expertos en economía que dijeron que ni drogados aceptarían esa papa caliente.

Y fue así como en marzo del 2015 don Antonio tomó la protesta de rigor y desde entonces lo único que ha hecho es lidiar con los acreedores, darles largas, abonar un poquito (pero muy poquito) por aquí, otro poquito por allá y ahí se la ha ido llevando.

Pero cada día son más los inconformes que reclaman a grito pelado el pago de sus servicios.

Ayer tocó el turno a los músicos y sonideros que hicieron un plantón en la plaza Lerdo para exigir el pago de 11 millones de pesos por no sé cuántas tocadas que les debe el gobierno estatal desde hace tres años.

Mañana llegarán a la plaza los campesinos, o los contratistas, o los hoteleros, o los jubilados, o la enorme cauda de deudores que esta administración ha acumulado por más de cinco años.

Y a todos los recibirá don Antonio, a todos los apuntará en su lista de espera, a todos les dará una fecha para su pago y a todos les mentirá porque no hay recursos y no habrá hasta febrero o marzo del 2017.

Como dato curioso y como si él fuera el deudor, es el señor Gómez Pelegrín y no el gobierno estatal el receptor de todas las mentadas. Y el hombre aguanta estoico a pesar de ser el menos responsable del adeudo impagable.

Lo dije hace unos días y lo repito ahora. Si existe la justicia divina, que yo creo que sí, este hombre debe ser beatificado, canonizado y elevado a los altares como santo. Algo así como San Antonio de Veracruz, el mártir del sexenio duartista.

bernardogup@hotmail.com

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Una de chapulines y chaqueteros 2017-02-23
• Torpes pleitos de verdulería 2017-02-22
• El valor agregado de Yunes Linares 2017-02-21
• La frase de Karime 2017-02-20
• La autopsia dirá si el PRI tenía salvación 2017-02-19
• La traición sí paga… y paga muy bien 2017-02-16
• Veracruz; un gigantesco aeropuerto 2017-02-15
• ¿A quién no se transó Javier Duarte? 2017-02-14
• La tranquilidad vuelve a coquetear con Tuxpan 2017-02-14
• Rémoras del erario 2017-02-12
• Déjense de lamentos y voten por el PRI 2017-02-09
• Atraco en Martínez de la Torre 2017-02-08
• Aquí nomás, manteniendo zánganos 2017-02-07
• Bermúdez Zurita prepara maletas 2017-02-06
• Renato Alarcón y el alcoholismo del PRI 2017-02-05
• ¿Engañaron a MAYL o él mintió por su cuenta? 2017-02-02
• El escape de la banda 2017-02-02
• Ese líder justiciero llamado César del Ángel 2017-01-31
• Por aquí llega la ayuda y por acá les dejan a los muertos 2017-01-31
• Más desangelado, imposible 2017-01-29
• Una charla con Ezequiel Castañeda en nuestro viejo barrio 2017-01-26
• Un lacónico y apremiante “Pélate” 2017-01-25
• ¿Javier Duarte muerto? Ni lo quiera Dios 2017-01-24
• ¿Y lo demás, don Fidel? 2017-01-23
• ¡Hijos de Barcelona, vosotros me habéis pedido! 2017-01-22
• Como que va siendo hora de gritar ¡Ya basta! 2017-01-19
• La sociedad podrida en la que vivió Federico 2017-01-18
• Mala entraña 2017-01-17
• Elecciones municipales, negro panorama para el PRI 2017-01-16
• Yunes Linares tiene a tiro de piedra a Alberto Silva 2017-01-15
• Piscacha insignificante 2017-01-12
• Ni aunque exhiban a Duarte en la plaza Lerdo 2017-01-11
• Américo para el PRI; no hay más 2017-01-10
• Esta vez va en serio; ya no vamos a robar 2017-01-09
• Sería cuestión de preguntarle a Javier Duarte 2017-01-08
• El barco se hunde y el capitán se está peinando 2017-01-05
• Se nos puso comprensivo el Presidente 2017-01-04
• Feliz Año Nuevo; están despedidos 2017-01-03
• Eso sí hubiera cimbrado al país, señor Yunes Linares 2017-01-02
• El espíritu navideño valió para dos cosas 2017-01-01
• Ah chingá… ¿Y nosotros por qué? 2016-12-15
• Víboras en la curul del señor diputado 2016-12-14
• Javier y Karime ¿perseguidos políticos? 2016-12-13
• Ese es su problema, señor gobernador 2016-12-12
• Aquel 12 de diciembre de hace cinco años 2016-12-11
• ¿Dónde estabas cuando mataron a John Lennon? 2016-12-08
• ¿Perdonarán y olvidarán a Adolfo Mota? 2016-12-07
• Un juicio justo para Javier Duarte 2016-12-06
• Pasquines veracruzanos en estado de coma 2016-12-05
• Tarek, Silva, Erik, Mota y Édgar, en riesgo inminente 2016-12-04
• Nadie se cimbró, pero sí hubo nota 2016-12-01
• Clementina Guerrero y la zozobra del aguinaldo 2016-11-30
• Entre cimbraderas y presuntas aprehensiones 2016-11-29
• Gina Domínguez está triste… pobre 2016-11-28
• ¿Que se murió Fidel? 2016-11-27
• Justicia por propia mano 2016-04-03
• Los tuits de Duarte y la mano de Alberto Silva 2016-03-30
• Otra vez los policías 2016-03-29
• Lauro Hugo López, el dolor de cabeza del OPLE 2016-03-28
• Vaya poder que tiene Javier Duarte 2016-03-28
• Pésimo legado 2016-03-23
• Marzo y sus fechas casi olvidadas 2016-03-22
• De machos y mujeriegos, a los más cornudos del planeta 2016-03-21
• A Javier Duarte que se lo lleve el diablo 2016-03-20
• Duarte en su zona de confort; Pelegrín rumbo a la canonización 2016-03-17
• La lista del PRI ya está, pero ¿quién la palomeó? 2016-03-16
• Mis vicisitudes con la quincena 2016-03-15
• Ni las multitudes ni las encuestas 2016-03-14
• Duarte y Héctor; ¿reuniones subrepticias? 2016-03-13
• Primero que pague y luego que se largue a donde quiera 2016-03-10
• Genaro Ruiz ¿una opción para Héctor Yunes y para Tuxpan? 2016-03-09
• La bronca Duarte-UV explicada con palitos y bolitas 2016-03-09
• Las quejas de los jubilados y la falta de papel higiénico en la CEDH 2016-03-07
• Feliz cumpleaños viejo fullero, bribón y corrupto 2016-03-06
• El resultado número 31 de Duarte, simplemente genial 2016-03-03
• No es que Duarte sea un cínico; no está bien de sus emociones 2016-03-02
• La gris precampaña de Héctor Yunes 2016-03-01
• El discurso de un gobernador que está en otro canal 2016-02-29
• Así de veleidosa es la fama, señor Gobernador 2016-02-28
• Con la pena, pero ahí sigue 2016-02-25
• ¿Qué fue lo que pasó? 2016-02-24
• ¿Como a qué horas se va, señor gobernador? 2016-02-23
• A nosotros, qué rayos nos importa la delincuencia en Morelos 2016-02-22
• La carta de los diputados y el descontón de Graco Ramírez a JDO 2016-02-21
• Urge que el PRI se purgue 2016-02-18
• Sevicia infinita contra las mujeres 2016-02-17
• ¿Quién es el siguiente que va a denunciar? 2016-02-16
• Lo que nunca sabremos 2016-02-15
• Antes de que se vaya levante su tiradero, señor gobernador 2016-02-14
• El calendario de pagos, una tramposa jugarreta 2016-02-11
• Aquel tiempo de frutsis y pingüinos 2016-02-10
• En Veracruz todos tenemos miedo 2016-02-09
• Javier y Sara, divorcio inevitable 2016-02-08
• Ni Duarte ni Amadeo en el arranque de Héctor Yunes 2016-02-07
• Así es Gerardo Buganza; así son todos 2016-02-04
• El gabinete de Duarte perdido en su laberinto 2016-02-03
• Adolfo, Erick, Jorge y Tarek; cuatro diputados en capilla 2016-02-02
• Si Duarte no apoya a Héctor… que Dios lo ampare 2016-02-01
• El abrigo de Namiko 2016-01-31
• ¿Duartistas y fidelistas con Héctor Yunes? 2016-01-28
• Los amigos de Anilú 2016-01-28
• La verdad sobre los secuestros, hasta el próximo gobierno 2016-01-27
• Como chamacos jodidos en fiesta de niños popis 2016-01-25
• Los diputados, el aborto y la Biblia 2016-01-24
• Que se rasque con sus uñas 2016-01-21
• Las 99 cosas buenas y los zapatos de Javier Duarte 2016-01-20
• No es posible que se los haya tragado la tierra 2016-01-19
• Nunca he tratado a NamikoMatzumoto pero… 2016-01-18
• Peña Nieto engañó a Duarte como se engaña a un niño 2016-01-17
• Propuesta de JDO, mala idea contra el alcoholismo juvenil 2015-06-30
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010