El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
DESDE EL CAFÉ
Bernardo Gutiérrez Parra
2016-03-22 / 21:07:46
Marzo y sus fechas casi olvidadas
No cabe duda que los tiempos cambian; ya ni la primavera es como antes.

Como bien recordarás lector, antes la primavera llegaba con puntualidad inglesa el 21 de marzo y esta fecha se empataba con el natalicio de Benito Juárez. Además, la primavera era la primavera, esto es, llegaban las golondrinas, los campos comenzaban a reverdecer, crecían las flores y se escribían poemitas cursis.

Ahora se adelantó y llegó el sábado 19 por la noche, a hurtadillas, como los ladrones. Para colmo hizo un frío de todos los demonios en la mitad del país y pocos se acordaron de festejarla.

A Benito Juárez tampoco le fue muy bien que digamos; su natalicio fue recordado nomás por puro compromiso. Aquí en Veracruz ni el gobernador se dignó pararse por el parque Juárez a montar una guardia de honor. Y eso que el parque está a un costado de Palacio de Gobierno.

Pero la festividad a la que le fue de la patada fue al 18 de marzo. Casi nadie se acordó que fue el 78 aniversario de la expropiación petrolera.

Yo tendría unos ocho o nueve años cuando me llevaron de Tuxpan a Poza Rica como parte sustantiva de los festejos de la expropiación petrolera.

Ya he comentado en este espacio que no sé por qué los maestros me agarraban de su buey para que declamara poemas alusivos a lo que fuera y esa vez me tocó chutarme uno relativo al día de la Expropiación Petrolera.

Las fiestas del 18 de marzo tuvieron su esplendor en los años 50, 60 y 70 del siglo anterior en casi todos los rincones del país, pero en Poza Rica eran todo un espectáculo. Había desfile de carros alegóricos, bandas, confeti, serpentinas y su reina del petróleo.

En aquella ocasión asistieron al evento además del Presidente, varios gobernadores, alcaldes, diputados y senadores. También estuvieron todos los líderes obreros con Fidel Velázquez a la cabeza y Joaquín Hernández Galicia “La Quina”.

Después de mi poema vinieron los discursos de varios oradores. El común denominador era el énfasis que ponían en el petróleo como “nuestra” propiedad: “El petróleo es nuestro y primero muertos antes que entregarlo a las trasnacionales”.

Una frase que dijo la Quina y con la que se acostumbró a rematar sus discursos fue: “¡En la defensa de nuestro petróleo ni un paso atrás, compañeros!, ¡Ni un paso atrás!”.

Pero tras la borrachera de los festejos vino la cruda inevitable. Ernesto Zedillo le bajó dos rayitas a la conmemoración que ya no fue multitudinaria sino en Los Pinos y con los cuates. Y es que la clase obrera comenzaba a salirse del huacal. Había muerto Fidel Velázquez, la Quina estaba en el bote y los tiempos cambiaban.

También cambió el discurso, ya no se hablaba tanto de la expropiación y era poco lo que se decía de Lázaro Cárdenas.

Con Fox y Calderón los festejos llegaron a su mínima expresión. Sólo el hijo del Tata, Cuauhtémoc Cárdenas, siguió fiel a la costumbre de hacer una guardia de honor en la tumba de su padre con un grupo cada vez más reducido de personas.

Con la Reforma Energética aprobada por el Congreso el año anterior, me pregunté qué iría a decir el Presidente el 18 de marzo del 2016.

¿Y qué dijo el presidente?

Este 18 de marzo Enrique Peña Nieto dijo que Petróleos Mexicanos demostrará su capacidad de convertirse en un referente de la industria energética mundial y será una empresa de vanguardia, fuerte y exitosa, “símbolo de una nación que se atrevió a cambiar”.

Ni media palabra sobre la expropiación y menos sobre Lázaro Cárdenas.

Conclusión, 78 años después de aquel discurso desde el balcón central de Palacio Nacional, la expropiación petrolera murió de inanición y le estamos dando la bienvenida a los dueños de las firmas petroleras extranjeras, a los mismos que corrió Lázaro Cárdenas hace casi ocho décadas.

bernardogup@hotmail.com

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Pasquines veracruzanos en estado de coma 2016-12-05
• Tarek, Silva, Erik, Mota y Édgar, en riesgo inminente 2016-12-04
• Nadie se cimbró, pero sí hubo nota 2016-12-01
• Clementina Guerrero y la zozobra del aguinaldo 2016-11-30
• Entre cimbraderas y presuntas aprehensiones 2016-11-29
• Gina Domínguez está triste… pobre 2016-11-28
• ¿Que se murió Fidel? 2016-11-27
• Justicia por propia mano 2016-04-03
• Gómez Pelegrín, el mártir del sexenio 2016-03-31
• Los tuits de Duarte y la mano de Alberto Silva 2016-03-30
• Otra vez los policías 2016-03-29
• Lauro Hugo López, el dolor de cabeza del OPLE 2016-03-28
• Vaya poder que tiene Javier Duarte 2016-03-28
• Pésimo legado 2016-03-23
• De machos y mujeriegos, a los más cornudos del planeta 2016-03-21
• A Javier Duarte que se lo lleve el diablo 2016-03-20
• Duarte en su zona de confort; Pelegrín rumbo a la canonización 2016-03-17
• La lista del PRI ya está, pero ¿quién la palomeó? 2016-03-16
• Mis vicisitudes con la quincena 2016-03-15
• Ni las multitudes ni las encuestas 2016-03-14
• Duarte y Héctor; ¿reuniones subrepticias? 2016-03-13
• Primero que pague y luego que se largue a donde quiera 2016-03-10
• Genaro Ruiz ¿una opción para Héctor Yunes y para Tuxpan? 2016-03-09
• La bronca Duarte-UV explicada con palitos y bolitas 2016-03-09
• Las quejas de los jubilados y la falta de papel higiénico en la CEDH 2016-03-07
• Feliz cumpleaños viejo fullero, bribón y corrupto 2016-03-06
• El resultado número 31 de Duarte, simplemente genial 2016-03-03
• No es que Duarte sea un cínico; no está bien de sus emociones 2016-03-02
• La gris precampaña de Héctor Yunes 2016-03-01
• El discurso de un gobernador que está en otro canal 2016-02-29
• Así de veleidosa es la fama, señor Gobernador 2016-02-28
• Con la pena, pero ahí sigue 2016-02-25
• ¿Qué fue lo que pasó? 2016-02-24
• ¿Como a qué horas se va, señor gobernador? 2016-02-23
• A nosotros, qué rayos nos importa la delincuencia en Morelos 2016-02-22
• La carta de los diputados y el descontón de Graco Ramírez a JDO 2016-02-21
• Urge que el PRI se purgue 2016-02-18
• Sevicia infinita contra las mujeres 2016-02-17
• ¿Quién es el siguiente que va a denunciar? 2016-02-16
• Lo que nunca sabremos 2016-02-15
• Antes de que se vaya levante su tiradero, señor gobernador 2016-02-14
• El calendario de pagos, una tramposa jugarreta 2016-02-11
• Aquel tiempo de frutsis y pingüinos 2016-02-10
• En Veracruz todos tenemos miedo 2016-02-09
• Javier y Sara, divorcio inevitable 2016-02-08
• Ni Duarte ni Amadeo en el arranque de Héctor Yunes 2016-02-07
• Así es Gerardo Buganza; así son todos 2016-02-04
• El gabinete de Duarte perdido en su laberinto 2016-02-03
• Adolfo, Erick, Jorge y Tarek; cuatro diputados en capilla 2016-02-02
• Si Duarte no apoya a Héctor… que Dios lo ampare 2016-02-01
• El abrigo de Namiko 2016-01-31
• ¿Duartistas y fidelistas con Héctor Yunes? 2016-01-28
• Los amigos de Anilú 2016-01-28
• La verdad sobre los secuestros, hasta el próximo gobierno 2016-01-27
• Como chamacos jodidos en fiesta de niños popis 2016-01-25
• Los diputados, el aborto y la Biblia 2016-01-24
• Que se rasque con sus uñas 2016-01-21
• Las 99 cosas buenas y los zapatos de Javier Duarte 2016-01-20
• No es posible que se los haya tragado la tierra 2016-01-19
• Nunca he tratado a NamikoMatzumoto pero… 2016-01-18
• Peña Nieto engañó a Duarte como se engaña a un niño 2016-01-17
• Propuesta de JDO, mala idea contra el alcoholismo juvenil 2015-06-30
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010