El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
DESDE EL CAFÉ
Bernardo Gutiérrez Parra
2016-03-15 / 20:57:24
Mis vicisitudes con la quincena
En esta ocasión iba a hablar sobre los nombres de los candidatos del PRI a las diputaciones locales, pero como la lista estará hasta el fin de semana el tema queda en stand by.
En esta ocasión iba a hablar sobre los nombres de los candidatos del PRI a las diputaciones locales, pero como la lista estará hasta el fin de semana el tema queda en stand by.

Si me permites lector, en lugar de eso hablaré de algo de mucha actualidad pero que cada día se demerita más: la quincena.

No sé tu, pero de unos años a la fecha no recuerdo un día, uno sólo, en que me haya hecho feliz recibir mi quincena. Antes de que me la entreguen ya la repartí y el problema es que nunca cubro ni la mitad de mis deudas.

Literalmente tengo que hacer malabares para pagar un poquito aquí, otro poquito allá y otro poquito acullá y siempre quedo debiendo, siempre ando en la quinta chilla. Por aquí la estoy recibiendo y por acá la estoy pagando al grado que en cuestión de horas no traigo ni un clavo en la bolsa.

La víspera de la quincena que debería ser motivo de alegría, se ha convertido en la más grande de mis angustias. Hay días en amanezco peor que crudo haciendo cuentas y más cuentas y sopesando mis deudas más apremiantes.

Si pago la renta, no pagaré la letra del auto; pero si pago la letra del auto de sopetón, no alcanzaré a cubrir la colegiatura de mis hijos. Y si no pago la colegiatura, en menos de 24 horas me los ponen de patitas en la calle.

Y ahí me tienes, rogando a Dios que me ilumine con sus luces; que me brinde la oportunidad de pegarle a la Lotería, al Melate o ya de perdis a la rifa de cinco mil varos que hicieron en la oficina y de la que compré diez números.

Pero nada, ni la Lotería, ni el Melate ni la rifa.

Y cada quince días es la misma desazón y zozobra.

Ay Dios, qué hare.

Y luego las tarjetas. En mala hora me fui a embarcar con las condenadas tarjetas de crédito. Tengo tantas que parecen mazo de barajas y todas están hasta el gorro de sobregiradas y yo hasta el full de sobreendeudado. Para colmo ya subieron medio punto de interés.

Conforme el banco me autorizaba una, pagaba con ese crédito parte del adeudo de las otras y así me fui ensartando yo solito.

Si antes me ofrecían las bondades de las tarjetas, ahora me están ofreciendo un viajecito al reclusorio si no pago mínimo los intereses de los intereses.

Hay días en que añoro la época de mis abuelos. Cómo me hubiera gustado vivir en los tiempos de Chava Flores donde con dos pesos se arreglaban los asuntos de la casa y todavía le alcanzaba a su esposa doña Bartola para comprarle su alipus.

Aunque para un fregado, fregado y medio.

La verdad es que no sé cómo carambas le hará el titular de la Sefiplan, don Antonio Gómez Pelegrín al que cada quincena le caen los aboneros en la persona de campesinos, empresarios, maestros, hoteleros, constructores, jubilados, la Universidad Veracruzana y demás fauna de acreedores exigiendo a gritos su dinero.

El sí que es un deudor moroso, para que veas, lector.

Esta vez se le pusieron al brinco sus propios empleados a los que no se les pagó el estímulo mensual. En respuesta, cerraron los accesos a la dependencia y no dejaron entrar ni salir a nadie.

-No se vale que este señor nos quiera esquilmar el estímulo, es una lanita extra que nos ganamos a ley y nos sirve de mucho apoyo porque la quincena ya no alcanza- dijo uno de los empleados.

Y en efecto, lo quincena ya no alcanza. Tiene años que viene sucediendo así.

bernardogup@hotmail.com



Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Una de chapulines y chaqueteros 2017-02-23
• Torpes pleitos de verdulería 2017-02-22
• El valor agregado de Yunes Linares 2017-02-21
• La frase de Karime 2017-02-20
• La autopsia dirá si el PRI tenía salvación 2017-02-19
• La traición sí paga… y paga muy bien 2017-02-16
• Veracruz; un gigantesco aeropuerto 2017-02-15
• ¿A quién no se transó Javier Duarte? 2017-02-14
• La tranquilidad vuelve a coquetear con Tuxpan 2017-02-14
• Rémoras del erario 2017-02-12
• Déjense de lamentos y voten por el PRI 2017-02-09
• Atraco en Martínez de la Torre 2017-02-08
• Aquí nomás, manteniendo zánganos 2017-02-07
• Bermúdez Zurita prepara maletas 2017-02-06
• Renato Alarcón y el alcoholismo del PRI 2017-02-05
• ¿Engañaron a MAYL o él mintió por su cuenta? 2017-02-02
• El escape de la banda 2017-02-02
• Ese líder justiciero llamado César del Ángel 2017-01-31
• Por aquí llega la ayuda y por acá les dejan a los muertos 2017-01-31
• Más desangelado, imposible 2017-01-29
• Una charla con Ezequiel Castañeda en nuestro viejo barrio 2017-01-26
• Un lacónico y apremiante “Pélate” 2017-01-25
• ¿Javier Duarte muerto? Ni lo quiera Dios 2017-01-24
• ¿Y lo demás, don Fidel? 2017-01-23
• ¡Hijos de Barcelona, vosotros me habéis pedido! 2017-01-22
• Como que va siendo hora de gritar ¡Ya basta! 2017-01-19
• La sociedad podrida en la que vivió Federico 2017-01-18
• Mala entraña 2017-01-17
• Elecciones municipales, negro panorama para el PRI 2017-01-16
• Yunes Linares tiene a tiro de piedra a Alberto Silva 2017-01-15
• Piscacha insignificante 2017-01-12
• Ni aunque exhiban a Duarte en la plaza Lerdo 2017-01-11
• Américo para el PRI; no hay más 2017-01-10
• Esta vez va en serio; ya no vamos a robar 2017-01-09
• Sería cuestión de preguntarle a Javier Duarte 2017-01-08
• El barco se hunde y el capitán se está peinando 2017-01-05
• Se nos puso comprensivo el Presidente 2017-01-04
• Feliz Año Nuevo; están despedidos 2017-01-03
• Eso sí hubiera cimbrado al país, señor Yunes Linares 2017-01-02
• El espíritu navideño valió para dos cosas 2017-01-01
• Ah chingá… ¿Y nosotros por qué? 2016-12-15
• Víboras en la curul del señor diputado 2016-12-14
• Javier y Karime ¿perseguidos políticos? 2016-12-13
• Ese es su problema, señor gobernador 2016-12-12
• Aquel 12 de diciembre de hace cinco años 2016-12-11
• ¿Dónde estabas cuando mataron a John Lennon? 2016-12-08
• ¿Perdonarán y olvidarán a Adolfo Mota? 2016-12-07
• Un juicio justo para Javier Duarte 2016-12-06
• Pasquines veracruzanos en estado de coma 2016-12-05
• Tarek, Silva, Erik, Mota y Édgar, en riesgo inminente 2016-12-04
• Nadie se cimbró, pero sí hubo nota 2016-12-01
• Clementina Guerrero y la zozobra del aguinaldo 2016-11-30
• Entre cimbraderas y presuntas aprehensiones 2016-11-29
• Gina Domínguez está triste… pobre 2016-11-28
• ¿Que se murió Fidel? 2016-11-27
• Justicia por propia mano 2016-04-03
• Gómez Pelegrín, el mártir del sexenio 2016-03-31
• Los tuits de Duarte y la mano de Alberto Silva 2016-03-30
• Otra vez los policías 2016-03-29
• Lauro Hugo López, el dolor de cabeza del OPLE 2016-03-28
• Vaya poder que tiene Javier Duarte 2016-03-28
• Pésimo legado 2016-03-23
• Marzo y sus fechas casi olvidadas 2016-03-22
• De machos y mujeriegos, a los más cornudos del planeta 2016-03-21
• A Javier Duarte que se lo lleve el diablo 2016-03-20
• Duarte en su zona de confort; Pelegrín rumbo a la canonización 2016-03-17
• La lista del PRI ya está, pero ¿quién la palomeó? 2016-03-16
• Ni las multitudes ni las encuestas 2016-03-14
• Duarte y Héctor; ¿reuniones subrepticias? 2016-03-13
• Primero que pague y luego que se largue a donde quiera 2016-03-10
• Genaro Ruiz ¿una opción para Héctor Yunes y para Tuxpan? 2016-03-09
• La bronca Duarte-UV explicada con palitos y bolitas 2016-03-09
• Las quejas de los jubilados y la falta de papel higiénico en la CEDH 2016-03-07
• Feliz cumpleaños viejo fullero, bribón y corrupto 2016-03-06
• El resultado número 31 de Duarte, simplemente genial 2016-03-03
• No es que Duarte sea un cínico; no está bien de sus emociones 2016-03-02
• La gris precampaña de Héctor Yunes 2016-03-01
• El discurso de un gobernador que está en otro canal 2016-02-29
• Así de veleidosa es la fama, señor Gobernador 2016-02-28
• Con la pena, pero ahí sigue 2016-02-25
• ¿Qué fue lo que pasó? 2016-02-24
• ¿Como a qué horas se va, señor gobernador? 2016-02-23
• A nosotros, qué rayos nos importa la delincuencia en Morelos 2016-02-22
• La carta de los diputados y el descontón de Graco Ramírez a JDO 2016-02-21
• Urge que el PRI se purgue 2016-02-18
• Sevicia infinita contra las mujeres 2016-02-17
• ¿Quién es el siguiente que va a denunciar? 2016-02-16
• Lo que nunca sabremos 2016-02-15
• Antes de que se vaya levante su tiradero, señor gobernador 2016-02-14
• El calendario de pagos, una tramposa jugarreta 2016-02-11
• Aquel tiempo de frutsis y pingüinos 2016-02-10
• En Veracruz todos tenemos miedo 2016-02-09
• Javier y Sara, divorcio inevitable 2016-02-08
• Ni Duarte ni Amadeo en el arranque de Héctor Yunes 2016-02-07
• Así es Gerardo Buganza; así son todos 2016-02-04
• El gabinete de Duarte perdido en su laberinto 2016-02-03
• Adolfo, Erick, Jorge y Tarek; cuatro diputados en capilla 2016-02-02
• Si Duarte no apoya a Héctor… que Dios lo ampare 2016-02-01
• El abrigo de Namiko 2016-01-31
• ¿Duartistas y fidelistas con Héctor Yunes? 2016-01-28
• Los amigos de Anilú 2016-01-28
• La verdad sobre los secuestros, hasta el próximo gobierno 2016-01-27
• Como chamacos jodidos en fiesta de niños popis 2016-01-25
• Los diputados, el aborto y la Biblia 2016-01-24
• Que se rasque con sus uñas 2016-01-21
• Las 99 cosas buenas y los zapatos de Javier Duarte 2016-01-20
• No es posible que se los haya tragado la tierra 2016-01-19
• Nunca he tratado a NamikoMatzumoto pero… 2016-01-18
• Peña Nieto engañó a Duarte como se engaña a un niño 2016-01-17
• Propuesta de JDO, mala idea contra el alcoholismo juvenil 2015-06-30
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010