De Veracruz al mundo
Inicio
PALABRAS AL AIRE
Orlando Vázquez Bello.
2015-08-15 / 09:13:38
¿Qué les queda por probar a los jóvenes en este mundo de paciencia y asco?
¿Qué les queda por probar a los jóvenes en este mundo de paciencia y asco?
¿Sólo grafitti? ¿Rock? ¿Escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros… (Mario Benedetti)
Hace dos días con motivo del día internacional de la juventud el títere impuesto por las televisoras, Enrique Peña Nieto al hacer entrega del Premio Nacional de la Juventud se refirió a Tito, un joven que seguramente es familiar de algún priista o le ofrecieron algún trabajo o vaya uno a saber cómo lo convencieron para utilizarlo como referente de los jóvenes. Tito según medios de comunicación presentes se entrevistó con Enrique para obsequiarle uno de los tres libros que se le ocurrió nombrar al ahora presidente en aquella inolvidable FIL en Guadalajara en que como candidato a la presidencia no supo nombrar los libros que habían marcado su vida, una biblia fue el regalo del joven violinista. Tito Quiroz Ángulo, premiado en la categoría de labor social y quien, al concluir su mensaje, oró por la guía de los gobernantes y de los sueños de todos. Tito fue aquella tarde perfecto para lo que el gobierno fallido quiere escuchar, incluso tuvo la osadía -o cinismo- de decirle al presidente que no hiciera caso a las críticas “lea lo que le estoy entregando y encontrará una razón para siempre servir’.

A dos días de esa conmemoración, lejos de los reflectores, la demagogia, los escenarios armados y las felicitaciones esta es la realidad para los jóvenes en México: A agosto de dos mil doce, había veintinueve punto siete millones de jóvenes de dieciocho a veintinueve años, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Aproximadamente, veintiuno punto nueve millones de jóvenes en México no estudian ni trabajan, de acuerdo con el documento Trabajo decente y Juventud dos mil trece, según datos de CNN el cincuenta y uno punto tres del total de jóvenes que habitan el país se encuentran estudiando, ocho de cada diez usan redes sociales, cinco de cada diez consideran que su ciudad es insegura y un porcentaje muy elevado piensan que la policía es corrupta.



El veintiséis de septiembre del año pasado cuarenta y tres jóvenes mexicanos y futuros maestros fueron desaparecidos, uno más, deportista fue acribillado por policías municipales, los mismos que se llevaron a los normalistas de Ayotzinapa. Ayotzinapa es una deuda enorme que el gobierno tiene aun con los jóvenes consientes, los que no adulan, los que piensan y luchan, es una herida abierta que a diario supura y duele.

Los jóvenes también son utilizados como carne de cañón por candidatos, previo a las elecciones fundan grupos juveniles, los usan y los desechan, después del sufragio no sirven más. Los que estudian, pocos consiguen un buen empleo, pero la gran mayoría son alistados desde la secundaria o el bachillerato para servir a las transnacionales que acaparan mano de obra barata y eficaz.

Pero también están los más; los inconformes, los que protestan, los que leen más de dos libros al año, los que se organizan, los artistas y con ellos si hay que aliarse. Es tiempo de que los jóvenes tomen de una buena vez el timón de este país que se nos hunde.

Acá en el norte del estado como en muchos lugares del país los jóvenes no cuentan con los espacios adecuados y suficientes para expresarse, es tarea para los gobiernos brindarles espacios e impulsarlos para que entre todos hagamos de ese lugar un mejor lugar para vivir.

Besos y abrazos para todas y todos.

Para cualquier comentario sugerencia o invitación me pueden encontrar en Facebook como Orlando Vazquez Bello.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010