De Veracruz al mundo
CAMALEÓN
AlfredoBielma
2014-05-21 / 23:06:38
La ciudadanía y el poder
El Maestro Marcelo Ramírez, Rector del Centro Regional de Educación Superior “Paulo Freire”, presentó un extraordinario libro de su autoría: “Ética y Praxis Política” que se suma al caudal de su rica producción cultural y literaria. A continuación me permito transcribir algunas reflexiones que me produjo la lectura de este texto que versa sobre el efecto que producen los valores en la política.

Lo siguiente es una Ética y Praxis Política es un libro que despierta muchas reflexiones por cuanto a la riqueza de su contenido pues aborda diversos temas entre los que subyace un elemento, que me parece es el que unifica a los variados temas que en él se incluyen, para mí es el enfoque, la perspectiva de un filósofo y pedagogo que incursionó con éxito en la política y transitó responsablemente por los pasillos de la administración pública en los que sin duda tuvo oportunidad de contrastar hasta dónde el conocimiento teórico riñe con una realidad que poco aparece en las líneas impresas de los libros de manera tan descarnada. Conocer, ver de cerca e incluso protagonizar en los intestinos del poder, otorgan al estudioso de las ciencias políticas una visión muy distinta de aquella que aprendemos en los cubículos de la academia. La visión del poder desde el ángulo de la educación, que bien conoce Marcelo Ramírez, autor de Praxis Política, enriquece sustancialmente el contenido de este valioso texto.

Ya en alguna ocasión escribí sobre este libro afirmando que empieza su análisis por el principio, desde donde debe partir todo estudio sobre política que se precie de científico, pues en política nada transita sin el concurso, así sea pasivo, del ciudadano y de las relaciones de éste con el poder. Ética y Praxis Política comienza analizando la construcción de la ciudadanía, un concepto nacido con la Revolución Francesa, pero que no obstante en nuestro país aún no trasciende de su fase incipiente, meramente electoral, motivo por el que padece todos los defectos del subdesarrollo, lo cual es debido a la deficiente participación del ciudadano en la construcción de la voluntad general.

Este fenómeno se explica con claridad en el libro en comento pues con precisión metódica Marcelo Ramírez ubica el vínculo que debe existir entre una Reforma Educativa y la correspondiente transformación política”. Y es que no está por demás recordar que cuando un pueblo permanece lejos de los libros y ajeno a lo que acontece en su entorno social se acondiciona para ser presa fácil y cómoda de los gobernantes. Aunque no está presente en el espíritu que anima al libro que aquí comentamos, ni existe la intención de adoptar una posición respecto de las reformas iniciadas por el gobierno federal, su contenido se actualiza de manera premonitoria al unísono de la reforma político electoral que ha sido tema de disensos y acuerdos en la agenda actual del Congreso de la Unión.

Marcelo Ramírez está consciente de la necesidad del cambio, de esto encontramos constancia en donde escribe sobre “la necesidad de impulsar la educación para la ciudadanía plena, a fin de darle a los gobierno federal, estatal y municipal, el soporte indispensable para el éxito de las políticas públicas, asegurando de esta manera el aprovechamiento óptimo de los recursos invertidos, pero asimismo, para evitar que los gobiernos actúen solos, sin sentirse obligados a la rendición de cuentas. La formación cívica y política, escribe el autor, tiene como objetivo esencial transformar a los ciudadanos en el verdadero sujeto de la democracia, actualmente subordinada a la perspectiva más estrecha de los partidos y las autoridades de gobierno”.

Y aquí me interno en ese precioso diálogo entre Mauricio Viroli y Norberto Bobbio que nuestro autor describe en su libro: “En este diálogo se define Bobbio, en materia política como un realista; eso significa que, sea monárquica o republicana, la política es lucha por el poder”. Esta definición tan severa y tajanteme produjo cierto desaliento porque minimiza una de las acciones más sublimes del hombre, ya que la política implica la intención de hacer el bien, o al menos el intento por buscarlo en beneficio de los más. Pero Viroli me reconcilia cuando expresa que “el problema radica más bien en la calidad de la elite política, es decir una cumbre de ciudadanos trabajando no por intereses de grupos sino por lo que lleva el bien a lo colectivo. “Bien entendida, nos dice Marcelo Ramírez, una élite es,como lo fue la generación de la Reforma en México, el cerebro y la voluntad que movilizan las energías de la comunidad nacional en pos de fines identificados con el bien público”.

Este pensamiento expresa con meridiana claridad lo que actualmente ocurre en nuestro país, en donde la partidocracia se ha erigido como un factor de decisión que mediatiza la voluntad general. Dice el autor: “Debido a la falta de cultura política y la sistemática manipulación de los procesos políticos, una mayoría considerable de ciudadanos, ni participan responsablemente (cuando lo hacen) en la construcción de la voluntad general, ni poseen los hábitos de acatamiento y respeto a la ley. La pobreza, la marginación, la falta de empleos y de oportunidades para lograr legítimos ascensos en la escala social exhiben la fragilidad de nuestras instituciones, ineficaces para hacer efectivos los derechos económicos, sociales y culturales constitucionalmente reconocidos.” P. 24

Este aserto ratifica lo que para nadie es un secreto respecto a la forma en cómo se ganan las elecciones en México, y muy particularmente en el Estado de Veracruz, sin ninguna consideración a los deseos de la voluntad general; también es verdad que los políticos, integrados en “clase” política, están divorciados del interés general ya que obedecen a intereses creados, de tal manera que una vez posicionados en la función pública sus actitudes manifiestan indiferencia al compromiso social y son ajenos a vínculos solidarios con la población que con su voto les otorgó el cargo. De esta manera, ante el divorcio de esa “clase” política con la sociedad no es gratuito suponer una deficiente rendición de cuentas, pues la transparencia cuando no va acompañada del crédito ciudadano se esconde en la opacidad. No está por demás insistir que en cuanto prevalezca una ciudadanía consciente de sus deberes y de sus obligaciones, más de estas que de las primeras,que se muestre participativa e interesada en el quehacer de sus gobernantes, estos adoptarán una actitud diferente, porque asumiéndose vigilada, procurará transparentar sus acciones a través de una depurada rendición de cuentas.

Todas estas consideraciones nos llevan al planteamiento central del libro en donde postulaque los valores deben acompañar al hombre como ser social; sin esa consistencia en la actividad cotidiana del hombre público sería imposible obtener un resultado satisfactorio para la comunidad, algo semejante a poner el carruaje delante de los caballos. Este es el cimiento angular en la obra de Marcelo Ramírez y coincido plenamente porque en política toda actividad que no guarda estrecha relación con los valores sociales es susceptible de sufrir torceduras. Este planteamiento de Ética y Praxis Política me recuerda al dilema planteado por Platón en la Grecia clásica acerca de la prevalencia de los valores sobre otras consideraciones en toda actividad humana, principalmente en política.

La actuación histórica del hombre ha dejado constancia plena de un debate existencial entre la primacía de los valores sobre la tesis que postula la valía del fin útil, es decir, conseguir el objetivo a costa de lo que sea, vil pragmatismo para el que sólo es verdad lo que es útil. No sin cierto pesimismo, y en esto coincidimos con Bobbio,en estas instancias de la civilización habría que preguntarnos acerca de qué camino seguir ¿Escogemos la ruta recomendada por Platón en la que los valores morales se anteponen a cualquier otra consideración, o seguimos el derrotero que hizo de Maquiavelo un paradigma de cinismo al privilegiar la eficacia de los medios para conseguir el fin a cualquier costo?

E aquí el meollo de la trama de este libro, en el que para afirmar su muy concientizada reflexión Marcelo trae a escena casos paradigmáticos, como el esfuerzo noble y titánico de Bartolomé de las Casas para salvar de la extinción a los indígenas del nuevo mundo debido a la brutalidad con la que actuaban los hombres “civilizados” de la conquista; el patricio católico intentó convencer al monarca español para que los aborígenes fueran salvados de los embates de la avaricia que obnubilaba a los invasores. Para consolidar su intento el defensor de los indígenas del nuevo mundo redactó XX recomendaciones, todas precedidas por la concepción humanística de que el aborigen era también criatura divina y que por lo mismo merecía respeto y dignidad.

En el libro se destaca la convicción lascasiana por defender al desamparado contra quien daba trato de bestias de carga a los naturales de estas tierras, en demérito de su condición humana. Nada fácil en su tiempo, pues pudiendo hacer caso omiso de estas crueldades Las Casas prefiere exponerse a un castigo que dejar en la indefensión a los vencidos por el rigor de la conquista.

No habla Marcelo en abstracto cuando postula la necesidad, el imperio de hoy y siempre, de transformar al ciudadano mediante la educación, me temo sin embargo que estamos lejos del “Estado Ético“ de Bobbio, “en donde el individuo no tiene derechos, sólo deberes” y muy cerca “del realismo político de tintes pesimistas” del propio Bobbio. Bienvenido el libro del Maestro Marcelo Ramírez, que aquí referimos, porque arroja luz sobre las relaciones entre ciudadanía y poder, de subrayada importancia para el desarrollo de nuestro sistema político.

alfredobielmav@hotmail.com sociedadtrespuntocero.com

22-de mayo-2014.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
• Relámpagos del cambio 2018-12-14
• Y ¿si el ganso se cansa? 2018-12-09
• Del “sí se pudo” al “me canso ganso” 2018-12-05
• Los dolores del parto 2018-11-30
• México, su disyuntiva histórica 2018-11-23
• Un primer balance del gobierno yunista 2018-11-15
• Entre el Ocaso y la Alborada 2018-11-09
• Nada para asombrarse 2018-11-04
• El Movimiento, ¿llegó para quedarse? 2018-10-28
• El Traje Ibáñez 2018-10-23
• Entre la arrogancia y el nerviosismo 2018-10-19
• MORENA, la “nueva” clase política 2018-10-13
• Punto y Aparte 2018-10-05
• Causas y efectos de la cuarta transformación 2018-09-28
• Reconstrucción Partidista 2018-09-22
• La vorágine noticiosa 2018-09-19
• El juicio de la historia 2018-09-15
• Cambio de régimen, cambio de hombres 2018-09-05
• ¿Nueva Era? 2018-08-31
• La cuarta transformación del PRI 2018-08-10
• Un mes después 2018-08-03
• El Istmo de Tehuantepec 2018-07-27
• ¿Hacia la Cuarta Transformación? 2018-07-20
• PRI, Quo vadis 2018-07-13
• El Movimiento Ciudadano 2018-07-06
• ¿Quién perdió? 2018-07-02
• Su majestad: el Voto 2018-06-22
• Ramos Gurrión, un político guerrero 2018-06-19
• La suerte está echada 2018-06-16
• Las encuestas también militan 2018-06-09
• La cuenta regresiva 2018-06-01
• De la percepción al mito 2018-05-26
• Fuerzas Políticas 2018-05-12
• Polarización política 2018-05-05
• La experiencia electoral mexicana 2018-04-28
• Democracia y Dictadura 2018-04-20
• Duarte, el anti Cid 2018-04-14
• Equilibrio de Poderes 2018-04-06
• Cruzado el Rubicón, ya no hay retorno 2018-03-31
• Entre el Movientismo y la partidocracia 2018-03-23
• Elección entre tres 2018-03-16
• Elección fundante 2018-03-09
• No es predicción 2018-02-23
• La generación perdida 2018-02-16
• ¿Corrupción, o involución política? 2018-02-09
• Un balance de “precampaña” 2018-02-04
• Campañas, escuela ciudadana 2018-01-27
• Morena, asimilada por La Mafia 2018-01-24
• De la Ideología al Pragmatismo 2018-01-20
• Tres Frentes, Tres candidatos 2018-01-13
• Los motivos del lobo 2018-01-07
• Los once meses 2017-12-29
• Gobernadores 2017-12-27
• El PRI ¿semillero de México? 2017-12-20
• Ya no hay reversa, la moneda está en el aire 2017-12-16
• Pepe o Héctor 2017-12-13
• La coyuntura mexicana 2017-12-10
• La coyuntura mexicana 2017-12-09
• Agendas Políticas 2017-12-02
• Inseguridad Pública, el reto del Estado 2017-11-25
• Rendición de cuentas 2017-11-18
• Evaluación 2017-11-11
• Acayucan, sin cabecera distrital 2017-11-08
• De la muerte y el alma. 2017-11-04
• Entre la democracia y la corrupción. 2017-10-28
• Los políticos y la pobreza. 2017-10-21
• El Frente y la segunda vuelta 2017-10-14
• El frente de partidos en quiebra 2017-10-08
• El saldo de la crisis 2017-09-30
• Las crisis enseñan. 2017-09-23
• Democracia y partidos políticos. 2017-09-09
• Sara y sus circunstancias 2017-09-03
• Ricardo Monreal ¿el bumerang? 2017-08-30
• Las “culpas” del PRI 2017-08-26
• Nota de infamia 2017-08-20
• En esta esquina… 2017-08-12
• ¿Ya tocamos fondo? 2017-08-05
• Sistema Nacional Anticorrupción 2017-07-29
• Duarte, culpable esférico. 2017-07-22
• ¡Volveré! Duarte de Ochoa 2017-07-16
• La política como empresa “democrática” 2017-07-08
• Palabra sin crédito. 2017-07-01
• Alternativa correcta 2017-06-17
• La Odisea priista 2017-06-10
• ¿Yunes a la presidencia? 2017-05-31
• El PRI y sus circunstancias 2017-05-27
• Sinopsis electoral 2017-05-20
• Odebrecht: la presa y los presos. 2017-05-13
• El decoro político 2017-05-06
• Es una burla. 2017-04-23
• Política y naturaleza humana 2017-04-16
• Inseguridad y corrupción 2017-04-08
• ¿La percepción vota? 2017-04-01
• La tertulia 2017-03-29
• “Ilógica, absurda y contradictoria.” 2017-03-25
• El recuento 2017-03-18
• El debate enaltece 2017-03-11
• ¿Este es el cambio? 2017-03-04
• Sobrevivencia política. 2017-02-25
• Hasta la victoria ¿Siempre? 2017-02-22
• El México que viene 2017-02-19
• Gobierno de expectativas 2017-02-11
• Clonados y Sida 2017-02-04
• Escenario Veracruzano 2017-01-28
• Salud enfermiza 2017-01-21
• Con la salud no se juega 2017-01-17
• El Avatar priista 2017-01-14
• Los años del PAN 2017-01-12
• Los años del PAN (primera parte) 2017-01-10
• El despeñadero 2017-01-07
• Año cuesta arriba 2017-01-01
• La cloaca de Pandora 2016-12-17
• El que vendrá 2016-12-10
• Nueva élite política. 2016-12-03
• Veracruz, ¿Ínsula Barataria? 2016-11-26
• Nuevo Régimen 2016-11-19
• Murillo Vidal: el Político 2016-11-16
• Nos volvieron a saquear 2016-11-12
• Avatares en crisis 2016-11-05
• El arte de lo posible y la negociación. 2016-11-02
• Patología social y política 2016-10-28
• Tragicomedia. 2016-10-24
• Los síntomas de la intolerancia y la represión 2016-10-20
• Transición en buenos términos. 2016-10-17
• Culpas son del tiempo 2016-10-15
• El Poder: ¿gozo o sacrificio? 2016-10-08
• Vientos del cambio. 2016-10-05
• Los cambios y las diferencias 2016-10-01
• Avatares políticos de Veracruz 2016-09-29
• Final estrepitoso. 2016-09-24
• El Peso del Poder y la Sociedad 2016-09-17
• Entre la culpa y la impunidad 2016-09-11
• Como Diógenes. 2016-09-07
• El túnel del tiempo 2016-09-03
• El largo brazo de la justicia 2016-08-28
• El estilo es el hombre 2016-08-24
• De lo inédito a lo insólito 2016-08-19
• Audacia es el juego 2016-08-12
• Alternancia auténtica 2016-08-05
• La fuerza de las instituciones. 2016-07-29
• La Tercera llamada (III), concluye. 2016-07-26
• La evaluación. 2016-07-23
• La Tercera llamada (II) 2016-07-18
• El rincón de lo insólito 2016-07-15
• Tercera llamada (I) 2016-07-12
• La Historia ¿Crea o copia? 2016-07-08
• La vorágine finisexenal 2016-07-01
• Renovarse o relegarse 2016-06-25
• Némesis 2016-06-17
• Mensaje del subconsciente colectivo para el cambio 2016-06-11
• Democracia y alternancia. 2016-06-07
• La impunidad y La Corrupción 2016-06-03
• Numerario electoral. 2016-05-28
• Cuitláhuac, ¿Yo, por qué? 2016-05-25
• La comedia y la política 2016-05-21
• Poder y Traición 2016-05-18
• ¿Prueba superada? 2016-05-13
• El avatar veracruzano del PRI. 2016-05-11
• Las elecciones son del tiempo. 2016-05-07
• Una elección sin futuro esperanzador 2016-04-29
• El Hombre o sus Circunstancias 2016-04-22
• El costo y el beneficio 2016-04-15
• ¿Quién va a ganar? 2016-04-08
• Shakespeare en Veracruz 2016-04-01
• La escalera del poder 2016-03-28
• La Postrimería sexenal 2016-03-18
• El Lastre 2016-03-11
• Encuestas 2016-03-04
• Usted no está solo. 2016-03-01
• ¿El Político Miente? 2016-02-27
• La fruición del poder y el festín 2016-02-24
• Datos Duros 2016-02-19
• 2004, un proceso electoral competido 2016-02-17
• Las cuitas de un gobierno 2016-02-12
• Sector Salud en la inopia 2016-02-10
• La alternancia y la transición 2016-01-30
• “No hay mal que dure cien años” 2016-01-30
• El Veracruz Inédito 2016-01-24
• Duarte, el PRI, Veracruz. 2016-01-17
• Sucesión: Gobernadores, invitados de palo 2016-01-09
• Para cambiar Veracruz 2016-01-03
• La política, el poder y los políticos 2015-12-26
• Las bases del optimismo continuista. 2015-12-19
• La última palabra 2015-12-12
• Entre la decisión y la responsabilidad 2015-12-05
• Política y Poder. 2015-11-28
• Veracruz en el cambio 2015-11-21
• ¿Discurso rupturista o Complaciente? 2015-11-14
• El Plan de Acayucan 2015-11-11
• Ya ni Kafka 2015-11-08
• La herencia 2015-11-06
• ¿Y ahora? 2015-11-01
• Del PNR de 1929 al PRI de 2015 2015-10-29
• Tiempos de cambio 2015-10-25
• Prestidigitación Financiera 2015-10-23
• “La Víspera del Trueno”. 2015-10-18
• Boncomanía, versión jarocha 2015-10-07
• En veracruz, la corrupción somos todos 2015-10-04
• Ética y Política. 2015-09-30
• Odebrech en la discordia 2015-09-27
• La alternancia y la corrupción. 2015-09-20
• Por los caminos de Veracruz 2015-09-13
• El drama de Veracruz 2015-09-06
• Sociedad y gobierno catatónicos 2015-09-01
• Rumorología y Futurismo Políticos 2015-08-30
• Los Broncos, doble Broncos y Bronquitos. 2015-08-23
• Veracruz entre la simulacion y la pobreza 2015-08-16
• Veracruz entre la simulacion y la pobreza 2015-08-16
• Entre la transición y la alternancia 2015-08-09
• Tiempos de recoger varas 2015-08-02
• El Piso parejo y la paradoja política. 2015-07-26
• Tomás Ruiz, sin plataforma de despegue 2015-07-19
• Buganza ¿en la estrategia priista? 2015-07-15
• Nuevas empresas en Veracruz 2015-07-12
• Minutas y bloqueos 2015-07-05
• La Gaya Ciencia 2015-07-01
• Medicina tradicional 2015-06-28
• La sucesión 2016 2015-06-19
• Cada elección, una lección 2015-06-13
• Bursatilización Municipal 2015-06-09
• “Enojo social”, “Hartazgo”, el “Gran” Houdini, Rezago Social 2015-06-04
• Deuda y Bursatilización 2015-05-31
• Termina un proceso, otro comienza 2015-05-29
• Génesis de la Deuda Pública Veracruzana 2015-05-25
• Apever 2015-05-22
• Campañas sin ángel en elección intermedia 2015-05-18
• La apología de una ficción de Gobierno. 2015-05-10
• Guillermo Zúñiga Martínez 2015-04-26
• La verdad "histórica" 2015-04-20
• Las raíces del problema 2015-04-12
• Veracruz, es más grande e importante que sus gobernantes. 2015-04-09
• Los factores del poder 2015-03-29
• Antaño y hogaño 2015-03-22
• ¿Qué ocurre en Veracruz? 2015-03-18
• Rubén Pabello Rojas: Memorias De Mis Tiempos 2015-03-15
• La superación por Decreto 2015-03-08
• Movilización ciudadana 2015-03-01
• Arenas Movedizas 2015-02-23
• Así estamos hoy 2015-02-18
• Elección intermedia 2015-02-15
• Cirugía electoral 2015-02-13
• La democracia ¿por quién votar? 2015-02-08
• Transfuguismo, chapulines, trapecio político 2015-02-01
• La disidencia es provocada por el contexto social 2015-01-25
• La elección intermedia 2015-01-19
• Un escenario muy complicado 2015-01-12
• ¿No hay quinto malo? 2015-01-05
• ¿La misma historia? 2014-12-21
• Realidad y ficción 2014-12-14
• Perspectivas diferentes 2014-12-07
• Crisis de partidos, reflejos del sistema 2014-11-30
• El Traje Ibáñez 2014-11-26
• La opinión dixit 2014-11-23
• Gobernador de dos, de tres, de cuatro, de cinco… 2014-11-17
• Los Juegos de nuestro tiempo 2014-11-10
• Con la salud no se juega 2014-11-06
• La verdad no peca 2014-11-02
• La odisea de Guerrero 2014-10-27
• La soledad del poder. 2014-10-19
• El micro universo de una epidemia 2014-10-13
• Pesimismo enterado 2014-10-05
• Un precedente contagioso 2014-10-01
• Un político de carrera, no un político hecho a la carrera 2014-09-28
• 75 años del PAN 2014-09-21
• La parábola del poder 2014-09-14
• La sucesión en México 2014-09-10
• sucesión y reflección 2014-09-07
• Peña Nieto y Veracruz 2014-08-31
• El remanente de los juegos 2014-08-22
• Karma institucional 2014-08-18
• Infantilidad política 2014-08-13
• Breve crónica de los Juegos Centroamericanos 2014-08-08
• “Estados fallidos”. 2014-08-04
• Némesis político y jurídico 2014-07-28
• El quinto sísifo 2014-07-23
• ¿Predominan las circunstancias? 2014-07-20
• Diagnóstico erróneo 2014-07-13
• ¿Un tramite indecoroso? 2014-07-08
• El Estado de Derecho vs Mireles 2014-07-06
• Homologar elecciones 2014-06-29
• ¿Por qué el ruido? 2014-06-20
• Translación al 2016 2014-06-16
• Diálogos pedagógicos y políticos
(Parte dos) 2014-06-12
• Coincidencias y Casualidad 2014-06-10
• Diálogos pedagógicos y políticos 2014-06-04
• Rendición de cuentas y transparencia 2014-05-28
• Pederastia y celibato 2014-05-23
• El PAN en la encrucijada 2014-05-19
• Yuribia, la presa en discordia 2014-05-13
• El cambio 2014-05-12
• El proyecto y la realidad 2014-05-06
• Agustín Acosta Lagunes 2014-05-03
• Desfile de protestas 2014-05-01
• Veracruz, un dilema. 2014-04-27
• Un pasado con sabor a historia 2014-04-21
• Los rincones de la historia 2014-04-18
• Tránsito ¿Estado o Municipio? 2014-04-13
• “Clase” política 2014-04-11
• Obra pública en opacidad 2014-04-07
• La pepena y la politica 2014-04-05
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010