De Veracruz al mundo
Inicio
EL REPORTE
Fabián Antonio Santiago Hernández
2013-09-10 / 22:38:13
Ante la Contraloría del Estado Acusan a Delegado y a Perito de Tránsito
Por varias los hechos en el accidente provocado por el AVI Raymundo Prior Reyes, quien se impactó contra la camioneta del empresario Abel Vázquez González.
Acayucan, Ver.- Fueron acusados ante la contraloría general del Estado, el delegado de Tránsito Martín Ceballos de la Cruz y el perito Vidal Aculteco Tepach, luego de que para favorecer a agente de la AVI variaron los hechos en el que Raymundo Prior Reyes causara un accidente al impactarse en la camioneta del empresario Abel Vázquez González.

En el escrito en el que el agraviado interpone su queja ante la contraloría general del Estado, dice que los funcionarios antes mencionados han mostrado una conducta impropia de acuerdo a sus actividades como funcionarios públicos.

Abel Vázquez González, expone como antecedente que originan la enérgica queja, que el día sábado treinta y uno de Agosto, circulaba a bordo de una camioneta tipo pick-up, marca Toyota tipo Hillux, placas de circulación XW 75079 sobre la carretera Transístimica en la carretera de Sayula – Acayucan, proveniente del municipio de San Evangelista y con dirección hacia el rumbo del Cbtis 48 de esta ciudad de Acayucan, Veracruz, siendo alrededor de las once de la mañana.

Cuando antes de llegar al entronque de entrada y salida del municipio de Oluta; Veracruz, que esta exactamente frente al rancho conocido como el mangal, salió intempestivamente un coche color gris, marca Chevrolet proveniente del municipio de Oluta, Veracruz, el cual de manera temeraria y sin hacer alto total, como debió hacerlo, al intentar incorporarse a la carretera federal con dirección hacia el municipio de Sayula de Alemán, se impactó sobre la llanta trasera del lado derecho de la unidad.

“Siendo imposible esquivarlo, haciendo que momentáneamente perdiera el control de la unidad que manejaba, sin embargo aproximadamente a 40 metros de donde se produjo el impacto, al controlar la misma volví al punto del impacto para ver cómo se encontraban los tripulantes de la otra unidad y al llegar al lugar donde estaba el vehículo que me había impactado me encuentro que se trataba del señor Raymundo Elmer Prior Reyes, quien hace unos años se desempeñaba como comandante de la policía ministerial de esta ciudad, y fiel a su costumbre se portó de manera prepotente y grosera, gritando que yo había tenido la culpa y que andaba en estado de ebriedad, que yo venía zigzagueando y que había invadido carril, por eso se había dado el accidente, cuando en realidad él buscaba incorporarse a la vía federal por un entronque y a todas luces es evidente su responsabilidad”, dijo el quejoso.

Prosigue: “Cuando llegaron los elementos de tránsito, desde un principio marcaron parcialidad de actuación en favor del causante del accidente, puesto que no se quiso identificar con ellos, gritándoles que ya lo conocían, posteriormente empezaron a platicar entre ellos alejándose de donde yo estaba, después de un intercambio de claves entre los elementos de tránsito, un elemento me dijo “lo invito a que vayamos por favor a la delegación para firmar los papeles del acuerdo del accidente allá”, a lo que por supuesto accedí rápidamente con la seguridad de que el suscrito estaba haciendo lo correcto y porque en ningún momento cometí infracción alguna, trasladándome yo manejando la camioneta hasta la Delegación de tránsito.

Sin embargo, ya estando en la delegación, donde supuestamente íbamos a firmar los papeles del parte de tránsito me pide el mismo oficial que me pidió de favor que fuéramos a la delegación que me siente, lo que hice respetuosamente, advirtiendo en ese momento que el señor Prior Reyes no se encontraba presente en la delegación, situación que se me hizo por demás rara, acentuándose esto, cuando se me acerca una persona desconocida, sin uniforme oficial y sin decir nada, mucho menos identificarse con el suscrito, abre una especie de maletín y empieza a sacar unos instrumentos médicos, por lo que le pregunte qué es lo que iba a ser y solo se limitó a contestar “es para revisarte”, y acto seguido le dije que me disculpara pero que no me iba a dejar revisar nada y ante el temor fundado de que estos “servidores públicos” cometieran alguna arbitrariedad contra mi persona, decidí retirarme de la delegación de tránsito sin que nadie me manifestara que no podía retirarme de dichas instalaciones en la misma unidad que yo conducía y en la que me traslade hasta la delegación”.

Vázquez González agrega: “Y mi queja precisamente se basa en que al día siguiente me entero por un periódico regional que yo había sido denunciado como causante del accidente, por lo que extrañado me apersoné en la delegación de tránsito y solicité una copia del parte que el perito había consignado al Ministerio Público, encontrándome con un documento perfeccionado para favorecer al causante del accidente, es decir al señor Raymundo Elmer Prior Reyes, resultando falsos todos los datos que el perito y el delegado de tránsito aducen en el mismo.

Primeramente porque increíblemente me consignan como el causante del accidente, violentando con ello las más elementales reglas y lineamientos de orden vial, puesto que como expongo, yo circulaba por la arteria Federal y el señor Prior Reyes al intentar incorporarse a la misma, proveniente del acceso, me impacta en la llanta trasera del vehículo que yo manejaba y es de explorado derecho que antes de incorporarte a una arteria principal, debes hacer alto total, lo que no hizo el responsable y en consecuencia provoca el accidente, sin embargo el perito hace caso omiso a tal principio y únicamente se limita a repetir literalmente lo que gritaba en el lugar de los hechos el señor Prior Reyes, al exponer en su parte que el suscrito iba en estado de ebriedad, que iba invadiendo carril y que fui el causante del accidente, lo que me hace presumir que con tráfico de influencias o por medios que desconozco, el señor Prior Reyes logró "convencer" a las autoridades viales de variar los hechos que relato, haciendo uso seguramente de manera indebida de su posición como agente ministerial, logrando que el perito de tránsito falseara los hechos, siendo falso de toda falsedad el vehículo en que yo transitaba no portaba placas cuando en realidad dicha unidad se encuentra debidamente emplacada, como lo demuestro con las documentales y gráficas respectivas que exhibiré, además de que yo en ningún momento me identifique como alcalde electo ante nadie, y por supuesto jamás me di a la fuga de ningún lado ni existe certificado médico alguno respecto de mi persona, situación que también aduce la autoridad vial de la que ahora me quejo y que como ya manifesté en ningún momento acontecieron.

Todo lo anterior, es lo que me obliga a presentar esta QUEJA, ante el proceder tan deleznable de estas “autoridades viales”, máxime que en todo momento mostraron una conducta imparcial y lo corroboran con el parte que rinden al Ministerio Público del fuero común, falseando todos los datos, reservándome el derecho de acudir ante la fiscalía especializada en delitos cometidos por servidores públicos, para interponer la denuncia correspondiente por los hechos que expongo y que sin duda son constitutivos de delito”, concluye el quejoso.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010