El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio
ROBERTO BADILLO MARTÍNEZ
Roberto Badillo Martínez
2013-06-25 / 10:49:28
Las mentiras de la historia oficial: 5 de Mayo de 1862.
En mi “Libro Verde de las Fuerzas Armadas, los presidentes de México y los Militares”, menciono que nuestro país ha vivido en la mentira oficial, desde la ficción de la Guerra de Independencia hasta nuestros días.

Hoy voy a mencionar una más de las mentiras oficiales que tenemos; se trata de la heroica participación de los Zacapoaxtlas, en la batalla del cinco de mayo de 1862. Que ahora me hace dudar de esa participación.

Cuando fui comandante militar en Tlaxcala, tuve la satisfacción de que el Secretario de la Defensa Nacional, a los pocos meses, me incluyera en esa Zona Militar que es muy pequeña, a la Sierra Norte de Puebla. Es una parte hermosísima de nuestra República Mexicana, no solo por las etnias, diversas y de muy variadas costumbres, pueblos que pegadito con Veracruz habitan, sino también por sus productos de montaña y por la geografía física de esa parte de Puebla.

Casi todas sus colindancias son con Veracruz e Hidalgo. Al recorrer la zona poblana llegué a muchos pueblos muy hermosos, Me voy a referir a dos de ellos: a Xochiapulco y a Zacapoaxtla.

Zacapoaxtla tiene mucha ayuda federal y el centro histórico está muy bien cuidado. Hay muchos turistas nacionales y algunos extranjeros.

Como se sabe, el cinco de mayo es una fecha histórica nacional. Se celebra la batalla del cinco de mayo de 1862 contra los franceses, en los cerros de Loreto y Guadalupe de la ciudad de Puebla. La historia oficial hace que en esa batalla la participación de los Zacapoaxtlas sea heroica; incluso se la hace aparecer como casi decisiva de la batalla. Hasta se llega a decir que los mejores soldados del mundo, triunfadores de múltiples batallas en Europa, se sorprendieron al ver a los indígenas zacapoaxtlas con tremendos machetes.

Entonces, uno de los primeros lugares a los que llegué siendo comandante de la zona de Tlaxcala, fue a conocer Zacapoaxtla por la participación de sus antepasados en dicha batalla,

Me llevé tremenda sorpresa al pedir al presidente municipal de aquel entonces, testimonios de la participación Zacapoaxtla en la batalla. No supo decirme partes históricas ni darme testimonios, de participación de esa ciudad; a través de investigar más, me di cuenta de lo que pasó.

En aquel tiempo, recuérdese que teníamos cincuenta y dos años de independencia, que en realidad habían sido cincuenta y dos años de revueltas, de golpes y contragolpes, de luchas intestinas por el poder, escenificados por masones yorquinos y masones escoceses, peleando contra los reaccionarios católicos o luchando entre sí; la Federación, que así se llamaba desde las provincias al gobierno federal, era muy inestable, y para casos de la defensa de la nación, pedía a los gobiernos estatales, burocráticamente, cuotas de soldados para defender a México.

Seguramente el gobierno poblano de aquel entonces, también burocráticamente, lo único que hacía era transcribir el oficio de la federación a los municipios, y estos también burocráticamente, a las comunidades esparcidas por su territorio.

En aquel tiempo, 1862, Zacapoaxtla era un municipio del estado de Puebla, y Xochiapulco no era municipio; era una comunidad que formaba parte del municipio de Zacapoaxtla. Así fue con seguridad lo que pasó en aquel entonces, aunque no me pudieron facilitar en la presidencia municipal ningún documento.

Hoy Xochiapulco es municipio poblano, por lo tanto autónomo respecto a Zacapoaxtla.

Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional para el desfile militar del 16 de septiembre de cada año invita a los dos municipios.

Por tal motivo, se les prepara militarmente con un adiestramiento incipiente para el citado desfile. Entonces me trasladé a los dos municipios; al llegar con la presidenta municipal de Xochiapulco, muy atenta y preparada, lo primero que me dijo es que los Zacapoaxtlas no participaron en la batalla; que eso lo sabía por información boca a boca, y de generación en generación; y que los únicos del municipio poblano que participaron fueron los de Xochiapulco. Dijo varias frases para reforzar su dicho, pero la más fuerte es que Zacapoaxtla, más bien se había aprovechado de esa información histórica errónea para agenciarse apoyos de los gobiernos estatal y federal, desde entonces y solo para la municipalidad.

Para demostrar lo anterior, o sea la participación de Xochiapulco, me llevó a la presidencia municipal, efectivamente muy humilde en comparación con la de Zacapoaxtla, y me enseñó varias armas y dos pequeños cañones capturados a los franceses, así como huesos de franceses de los soldados capturados por sus ancestros. Eso me dijo era la demostración de la participación de Xochiapulco y que no tienen los de Zacapoaxtla,

Estas armas y restos humanos pertenecen desde entonces al municipio, y son según la presidenta de aquel entonces la demostración de que sus ancestros participaron.

El tema ha mantenido divididos a estos pueblos vecinos hasta nuestros días,

Y esa división la comprobé ya en la instrucción para el desfile militar del 16 de septiembre en la ciudad de México.

Nunca quisieron adiestrarse juntos; no quisieron viajar juntos a la ciudad de México, hacia el Campo Militar No 1.

Hago las siguientes consideraciones:



Lo más seguro es que los dos pueblos pertenezcan a la misma etnia, y que efectivamente en aquel tiempo la comunidad que respondió con hombres armados para defender al país fuera la de Xochiapulco, desde el punto de vista de que formaba parte de Zacapoaxtla.

Toda la sierra poblana es muy hermosa, y de una gran productividad; hay no solo culturas tradicionales, que han mantenido sus costumbres de generación en generación, sino un clima templado, que propicia productos como manzanas, peras, duraznos, ciruelas; lo anterior complementa la dieta de sus habitantes, con productos tropicales que se cosechan perfectamente bien.

Por otra parte pude comprobar que el hermoso palacio municipal de Zacapoaxtla es de años antes a la batalla del cinco de mayo de 1862.

De manera que mientras no se demuestre lo contrario, cada vez que asistamos una celebración del cinco de mayo debemos tomar en cuenta que el pueblo que verdaderamente participó fue el de Xochiapulco, y no el de Zacapoaxtla, que en aquel tiempo ya era municipio. Le prometí a la presidencia municipal de Xochiapulco que algún día daría a conocer lo que ella me dijo acerca del municipio de Xochiapulco y su participación en la batalla del cinco de mayo en Puebla.

Hoy cumplo esa promesa.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010