De Veracruz al mundo
Inicio
A CARA O CRUZ
Elizabeth Serrato Cabrera.
2013-05-30 / 12:01:07
*Reforma educativa (parte 2) y Feria de Coatepec
Continuando con la situacin del cambio reformativo del trabajador magisterial, y bajo el esquema nefasto manejado por los algunos medios de comunicacin, mencionar algunos puntos que tambin estn polemizando con dicha reforma laboral, porque eso es, y no una Reforma Educativa, que conlleva situaciones con el mapa curricular, revisin de contenidos, el aspecto tcnico- pedaggico y estrategias de enseanza y evaluacin, que tendran que ir ms acorde con una Reforma estructural educativa. En esta reforma disfrazada, al parecer va en miras de arrancar del sistema educativo, muchos vicios de antao, que en vez de hacer propicio el aprendizaje, lo que ha hecho es hacer crecer una nmina que ha sido costosa para el gobierno, y que para nada se ve reflejada en un avance significativo de los educandos.

Sin duda, esto ha generado controversia, por un lado est el sindicato que se ha mantenido en el poder desde hace ya varios aos, colocando e imponiendo sus formas de trabajo al sistema educativo. Y por el otro, los diversos gobiernos que tambin siendo cmplice de este, que ha estado utilizando al sistema como parte de su estrategia poltica y su gran voto corporativo, que por supuesto tambin ha tenido; y lo sigui trabajando en este proceso electoral. Y que ahora parecen olvidar. Todo ello se ha combinado para hacer de este medio educativo, un poderoso organismo que va enfocado a trabajar el proceso enseanza-aprendizaje, pero que slo ha sido, como se dice vulgarmente tapar el ojo al macho; pues es sabido por ms de un profesor; que ah llegan a trabajar, en el mejor de los casos, (si es que lo trabaja, porque la mayora son unos viles aviadores de excelencia) muchsima gente, que no sabiendo hacer nada, se empadrona en el sistema para cobrar por cuarenta hora o ms y eso s, hacerla que trabaja mucho; pero es gente del partido o los partidos que han ostentado la presidencia; y cuya funcin es otra, distinta a la que se contratan. Porque es obvio, que la mayora de estos, se van a cubrir sus honorables comisiones. Sern estos tambin candidatos de una evaluacin?

Es claro que bajo este esquema desalentador, se tiene en las escuelas, gente de todo tipo, maestros hijos de maestros, nietos de maestros que tienen la vocacin en la sangre; que jams se niegan a asistir a los cursos, que siempre estn dando a los educandos su mejor esfuerzo, que cubren ms de su tiempo para atender a sus alumnos que no son pocos, que propician el hbito de estudio y su preocupacin primaria es impartir sus clases lo mejor posible. Que, incluso, olvidan las banalidades del ser humano (su arreglo personal), olvidndose a veces hasta de comer. Pero siempre llegan a sus clases, que incluso enfermos asisten a su mayor y altsima labor, transmitir los conocimientos. En esta dinmica, tambin se incorporan, docentes normalistas, que por su capacidad tuvieron la suerte de que les tocar una plaza, y la fueron a trabajar en el lugar ms inhspito e insospechado. No, no heredaron, pero quisieron y pudieron. Pero hay otros que tambin estn ah, en el sistema, que no heredaron, ni recogieron, ni solicitaron, ni estudiaron para tal cosa, pero ah estn cobrando y sper cobrando, pero su cualidad es haberse sabido relacionar. Llegan a las escuelas a ambicionar ms clases, ms plazas, horas o lo que sea. Y lo peor del caso es que lo consiguen, bajo diversas artimaas. Qu se puede esperar de estos, seudo profesores, que no tienen ni la vocacin, ni el mayor apego a la educacin, esas situaciones son las que se deben primero revisar, pues no se vale que quieran limpiar, a un medio, el educativo, si no empiezan a conocer los casos muy concretos que son los que siempre han hecho dao a la educacin. Pero como son gente muy ampliamente recomendada son los primeros que deben estar frente a grupo, no importa cunto tengan que faltar. Si los alumnos tienen clases o no, eso no es primordial. Por ltimo, los casos ms peculiares que se dan, los profesores que llegan slo con ese nombramiento, pues en el hecho, y aun habiendo heredado una plaza, no tienen el valor civil de decir, yo no sirvo para esto, pero de facto, se les nota hasta en la forma de caminar, llegan porque tienen que llegar, pero no pueden, no saben y no quieren; el peor de los casos, estar frente a un grupo. Y claro la pregunta es Qu hacen ah? Estos son los otros casos que se deben revisar.

Finalmente concluy la feria del caf Coatepec. En sta se pudo observar que ms que feria del caf, fue una feria de eventos artsticos, juegos y toda actividad que le gusta a la gente pueblerina disfrutar, pero que se diga fue una feria donde se resalta la labor de los diversos productores de caf y se pudiera exhibir y disfrutar la bebida y sus derivados, parece que no lo fue. Poco caf y s mucha basura, negocios por todos lados, los cuales por cierto, quin sabe si tiene permisos todos estos vecinos que con la mano en la cintura colocan sus changarros y lo que es peor se aduean de las banquetas que estn frente a sus hogares-negocios, y la autoridad ni siquiera una llamada de atencin; pero bueno ni hablar, falta mucha imaginacin en las autoridades para hacer de esta feria un verdadero evento de renombre que pueda llamar la atencin y se pueda presumir del maravilloso aromtico que se produce en esta hermosa tierra. Haber para la siguiente administracin se pone las pilas, para colocar esta feria a un nivel alto que traiga beneficios a esta comunidad; dado que esta feria lleva muchos aos y no se ve el avance en materia de mercadotecnia ni nada que se le parezca.

Nos interesa tu opinión

   Más entradas
ver todas las entradas
> Directorio     > Quiénes somos
® Gobernantes.com Derechos Reservados 2010